Reflexión

INDISPENSABLE REFLEXIÓN

Sobre el Sedevacantismo se ha dicho lo que se ha querido, muchos han opinado sobre esta posición teológica y canónica católica sin conocer en profundidad sus verdaderos orígenes y desarrollo, sus verdaderos protagonistas --eclesiásticos de la mayor relevancia jerárquica como intelectual--, sus verdaderos y graves fundamentos dogmáticos, su imperiosa razón de defender a los católicos de la grave apostasía y cisma en el que ahora viven y malviven. Paradójica y curiosamente sus máximos enemigos y detractores han sido aquellos que se dicen "defensores de la tradición católica", estos son los falsos tradicionalistas, todos ellos ex miembros de la FSSPX a la cual hoy día calumnian y difaman con un diabólico resentimiento; dirigidos por una élite infiltrada con psudosteólogos que inventaron laberínticas "tesis" rabínicas-dominicas-jesuíticas, y de una gran malicia al servicio del complot judeo-masónico, y secundados por la complicidad y servilismo de una mayoría de incautos que movidos siempre por la ingenuidad de una cómoda negligencia se alimentan de las "teologías" y de los "teólogos" del facebook o de los blog de la internet. Frente a todos estos paracaidístas devenidos en estos últimos meses al "sedevacantismo" los hay de muchos colores, entre ellos contamos a los desilucionados por el coqueteo de Jorge Bergoglio con los Protestantes, Judíos y Musulmanes, como si Ratzinger, Wojtila y Montini no lo hubiesen hecho antes, estos nuevos "sedevacantistas" creen que solo Bergoglio es hereje formal y material y por lo tanto no es papa, pero los muy incautos "ignorantes en la cuestión" aceptan la misa nueva y los sacramentos dados con el nuevo ritual inválido e ilegítimo de Paulo VI. Los Católicos fieles creemos firmemente que el último Papa de la Iglesia Católica Apostólica Romana fue S.S Pío XII y que de allí por defecto y consecuencia de la Grana Apostasía ha cesado la institución del cónclave y cualquier iniciativa al respecto, solo será una delirante intentona.

martes, 12 de julio de 2011

LOS PLANES DE LA PIARA CRISTOFÓBICA

¡A la horca, a la horca!
¡Malditos católicos!

Persigámoslos como siempre, eso sí, teniendo cuidado de no mostrar demasiado que somos unos turros!
Aunque nosotros somos los dueños de la plata, debemos insistir que ellos tienen el Vaticano lleno de oro!
Aunque nosotros seamos los que fomentamos el asesinato del niño dentro de la panza de la madre, debemos acusar a los católicos que ellos son los asesinos!
Hablémosle de paz pero siempre teniendo en cuenta que les haremos la guerra!
Pero ojo.
Hay algo que no podemos dominar:
Nuestro principal problema son los que no se rinden
Nuestro principal problema son los que no se amedrentan
Nuestro principal problema son los que no se intimidan ante nuestros adjetivos.
Nuestro principal problema son los que no tienen complejo de inferioridad
Nuestro principal problema son los que militan
Nuestro principal problema son los que "piensan pugnativamente"
Nuestro principal problema son los que nos quitan la máscara
A esos, digámosle cualquier cosa, pero nunca toquemos las cuestiones de fondo. Si lo hacemos, ¡estamos perdidos! ¡Nos matan si discutimos racionalmente! Al contrario, debemos enlodar la discusión con palabras que no signifiquen nada pero que hagan que Doña Rosa tenga miedo, MIEDO.
CRIMINALICEMOS LA VERDAD

3 comentarios:

  1. LO QUE ESTÁ INTENTANDO HACER EL GOBIERNO MUNDIAL Y QUE YA LO ESTÁ LOGRANDO DESGRACIADAMENTE, ES HACER PASAR COMO FUNDAMENTALISTAS O INTEGRISTAS A TODOS AQUELLOS QUE DEFIENDAN LA VERDAD SIN TÉRMINOS MEDIOS, DESPÚES DE HACERLOS PASAR POR LOCOS LOS ENCERRARAN EN LA CARCEL.
    JUAN CARLOS BRITOS

    ResponderEliminar
  2. Miren en la web de http://panoramacatolico.info/ un video de una marcha atea en Madrid del mes pasado y se darán cuenta a donde vamos a ir a parar si los traidores de los obispos argentino y modernistas en general no hacen nada por mover a los fieles a defender la fe.
    Graciela

    ResponderEliminar
  3. Cuantas verdades y los ataques a la iglesia son cada vez menos solapados, desde hace un tiempo parece quepegarle a la iglesia o a los curas vende, que Dios se apiade de nosotros.
    Fernando

    ResponderEliminar