BIENVENIDOS

¿Es la primera vez que visita nuestro blog? Entonces ¡Sea usted muy bienvenido! Este es un blog netamente religioso, dónde publicamos todas las actividades de Nuestra Sociedad Religiosa y algunas noticias de la Iglesia en general.

Is it this the first time visiting our blog? You are very Welcome! This is a religious blog in where we publish all our Religious Society activities and some news from the Church in general.

lunes, 1 de agosto de 2011

ESCRITOS DE UN PROFETA CONTEMPORÁNEO

REFLEXIONES DE UN RECLUSO

Padre Castellani. Combate Nº 104, 8 de Diciembre de 1961.

1. El peor mal que hay en el país es la falsificación. Al diablo hoy día no le interesa tanto destruir como falsificar. Y cuando la adulteración toca a la religión, es extremado mal: falsificación del remedio mismo.

2. La falsificación contamina todos los estratos del país, desde la estructura política llamada por gala “democracia”, hasta el comercio de loza, vino o heladeras; sobre todo la llamada “cultura”, la oficial al menos, que es puro camelote y mogiganga. Los famosos premios a la producción literaria, etcétera, son un mero tirar dinero cuando no una estafa: experto crede Ruperto, yo los he mirado muy de cerca. Es uno de tantos malbaratamientos absurdos y aun dañinos del Estado Liberal; que en tiempos de penuria como los nuestros, es casi sacrilegio.

3. La rebelión de los valores medios contra los sumos es peor que la de los ínfimos. Ejemplo, la de los nobles franceses la noche del 4 de agosto. Aquí los que valen algo hacen rancho aparte y se ponen a la cima, no solamente menospreciando a los que valen más, sino pretendiendo sigan detrás dellos. Los vicios de envidia y vanidad tienen que ver con eso. Esto fue la ruina del llamado movimiento nacionalista.

4. Nadie resiste aquí a las falsificaciones. Las instituciones que fueron hechas para eso,”columna et firmamento veritatis”, están mano sobre mano, si es que no las meten en el desorden.

5. No resisten al desorden de la Argentina ni se recatan dél. “Aquí hay gusanera, bueno aprovechemos la gusanera. No somos hermitaños. Debemos actuar en el mundo”. Esto dirían con clarividencia: pero no ven claro, y así no lo dicen. Pero lo hacen.

6. Contribuyen al peor mal que hay aquí, la adulteración del vino en veneno.

7. Leí en la “Vanguardia española” una noticia como para alegrar a ”La Vanguardia” nuestra: ¡se ha hecho en Madrid un homenaje al “escritor católico argentino-uruguayo” (más bien uruguayo, diría yo) Constancio Vigil padre! Estuvo presente un Obispo argentino de turismo por Europa, un obispo español, un jesuita, dos religiosos, algunos falangistas, además de las consabidas “altas autoridades eclesiásticas civiles y militares”. Los españoles no tienen la culpa. El obispo argentino, de cuyo nombre no quiero acordarme, no sabe lo que se pesca. No ha tenido tiempo de enterarse que Vigil cuando escribió “El erial” (donde niega la existencia del infierno y la divinidad de Cristo) era protestante y espiritista, cuando escribió los “Cuentos para niños” era bobo (aunque no para la platita) y cuando murió estaba demente paranoico desde hacía tiempo: fundó una nueva religión que era, según él, una prolongación del cristianismo pero perfeccionado; le dio una cantidad de francos suizos a un suizo para que escribiese su “Vida” dél, junto con la expresión del “Vigilismo” la nueva religión; libro que distribuyó aquí en castellano la editorial Atlántida. En 1949 la Santa Sede (los “canónigos de Letrán”) condecoró como “gran escritor católico” a este punto –el cual ya había promulgado su libro- al mismo tiempo que perseguían desde allí a muerte al único (o casi) escritor religioso que había en el país.

8. Borges es un “bluff-femo”. Las revistas “católicas” de aquí lo citan y aducen con gran ceremonia y revirando los ojos en alto. “Nec nominetur in vobis”.

9. Es tiempo que “Criterio”, “Esquiú”, “Señales” y demás periódicos “católicos” sepan que el “Abbé Pierre”, delicias de Mons. Franceschi (Ver “Criterio” Nº 1.388) es un perturbado sexual, atacado de lo que llaman “satiriasis”, y está actualmente recluido en un sanatorio de Suiza o del sur de Francia, no recuerdo. Es el mismo caso de Miguel de Molina, sólo que ahora no hay Inquisición. Es tiempo que baje del nicho o al menos callen decentemente acerca desa “gloria de la Iglesia”. Lo malo es que el finado Mons. Laffitte lo sabía, y estimaba que hacía a la edificación de los fieles correr velamen sobre el caso.

10. Si la Iglesia argentina produce desorden y confusión en el país, aunque sólo sea en plano cívico (y Dios quiera que no en el religioso también), ¿no pateará el país algún día? Mucho tememos que sí. No se puede tirar siempre de la piolita, que está ya bien estiradita.

11. Estoy inmensamente agradecido a mi patria por la libertad que me da de no ver televisión, no oír radio, no ir al cine, no comprar revistas, no leer diarios, ni escribirlos; son para mí las cinco libertades del Himno. Puede que esto no dure, y bajo Frondizi II o Frondizi III se imponga obligación bajo multa y control policial de escuchar los discursos del Frondizi de turno; así como nos obligan a votarlos. Pero para entonces por suerte yo ya estaré finado.

12. Un amigo mío, crónicamente indignado por el secuestro de Eichman por los israelíes me citaba con espumarajos el dicho de doña Golda Meir, la “Menistra: “Ciertamente violamos las leyes internacionales, pero la justicia estaba de nuestra parte...”. “Con esta ley –exclamaba mi amigo- pueden hacer lo que se les antoje; pueden raptarte a vos o a mí, violar las leyes y la dignidad argentinas, llevarnos a Israel y sentenciarnos a cualquier cosa, porque la justicia está de su parte, y ellos son juez y parte...” “No te aflijas –le respondí- que para refundirnos a mí o a vos, los judíos de acá no necesitan llevarnos a Israel”.

13. Para no acabar en sombrío: La Argentina está en camino de convertirse en un país de mentirosos y ladronzuelos; pero...se va a cortar el camino. Speriamo, como dijo el italiano cuando compró de pichincha tres ataúdes de segunda mano. Acotación de un redactor de “Combate” al punto 12:Para refundirnos a mí, a vos o a nosotros, los judíos no necesitan sensacionales raptos. Les basta la colaboración de muchos “hermanos en la Fe” con vocación de Caínes.

3 comentarios:

  1. EL PADRE CASTELLANI UN MAESTRO CON TODAS LA LETRAS, UN PROFETA INIGUALABLE DE NUESTRA TAN ABOFETEADA PATRIA. GRACIAS POR COMAPARIR SUS ESCRITOS
    JUAN CARLOS

    ResponderEliminar
  2. Como se ve el fariseísmo en la iglesia ya existía antes del concilio vaticano segundo, sobre la patria, menos mal que castellani murió porque si ve lo que esta sucediendo hoy día se moriría de espanto; muy interesante el artículo.
    Germán Idalgo

    ResponderEliminar
  3. Decía el Padre Castellani: En la Argentina no hemos tenido pastores santos, si se exceptúa el bondadoso y un poco corto Mamerto Esquiú. Hemos tenido en cambio pastores malnacidos, pastores cobardes, pastores avarientos, pastores iletrados, pastores simoníacos, pastores embusteros, pastores calumniadores, pastores concubinarios; y los peor de todo, pastores villanos, estúpidos o idiotas. Yo lo pongo en tiempo pasado, S.E. es muy posible que pueda conjugar el tiempo, si, como creo, no pertenece a ninguna de esas categorías. El diablo conoce muy bien aquello de “heriré al pastor y se dispersarán las ovejas” . En nuestro país ha hecho una obra fina; y a consecuencia de ella, la Iglesia Argentina es un montón de ruinas, donde se esconden no pocos bichos, algunos venenosos.

    Carta al nuncio Zanin (1954)

    ResponderEliminar