Reflexión

INDISPENSABLE REFLEXIÓN

Sobre el Sedevacantismo se ha dicho lo que se ha querido, muchos han opinado sobre esta posición teológica y canónica católica sin conocer en profundidad sus verdaderos orígenes y desarrollo, sus verdaderos protagonistas --eclesiásticos de la mayor relevancia jerárquica como intelectual--, sus verdaderos y graves fundamentos dogmáticos, su imperiosa razón de defender a los católicos de la grave apostasía y cisma en el que ahora viven y malviven. Paradójica y curiosamente sus máximos enemigos y detractores han sido aquellos que se dicen "defensores de la tradición católica", estos son los falsos tradicionalistas, todos ellos ex miembros de la FSSPX a la cual hoy día calumnian y difaman con un diabólico resentimiento; dirigidos por una élite infiltrada con psudosteólogos que inventaron laberínticas "tesis" rabínicas-dominicas-jesuíticas, y de una gran malicia al servicio del complot judeo-masónico, y secundados por la complicidad y servilismo de una mayoría de incautos que movidos siempre por la ingenuidad de una cómoda negligencia se alimentan de las "teologías" y de los "teólogos" del facebook o de los blog de la internet. Frente a todos estos paracaidístas devenidos en estos últimos meses al "sedevacantismo" los hay de muchos colores, entre ellos contamos a los desilucionados por el coqueteo de Jorge Bergoglio con los Protestantes, Judíos y Musulmanes, como si Ratzinger, Wojtila y Montini no lo hubiesen hecho antes, estos nuevos "sedevacantistas" creen que solo Bergoglio es hereje formal y material y por lo tanto no es papa, pero los muy incautos "ignorantes en la cuestión" aceptan la misa nueva y los sacramentos dados con el nuevo ritual inválido e ilegítimo de Paulo VI. Los Católicos fieles creemos firmemente que el último Papa de la Iglesia Católica Apostólica Romana fue S.S Pío XII y que de allí por defecto y consecuencia de la Grana Apostasía ha cesado la institución del cónclave y cualquier iniciativa al respecto, solo será una delirante intentona.

martes, 25 de junio de 2013

CASA DE FORMACIÓN ECLESIÁSTICA SAN JOSÉ PERTENECIENTE A LA SOCIEDAD RELIGIOSA SAN LUIS REY DE FRANCIA .... PREÁMBULO DE NUESTROS ESTATUTOS -ORACIÓN PARA LA CONSERVACIÓN DE NUESTRA SOCIEDAD RELIGIOSA-




PREAMBULO DE NUESTROS ESTATUTOS 

Artículo primero: La Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia es una corporación de Clérigos, Religiosos y Seglares, unidos entre sí por el vínculo de la caridad y de un ideal común, para promover la Gloria de Dios y la salvación de las almas. 
Artículo segundo: El fin general de esta Sociedad Religiosa, es la mayor y más fácil santificación de sus miembros y el promover con más eficacia mediante la unión de los mismos y la observación de las leyes de la Santa Iglesia Católica, Apostólica, Romana para alcanzar los intereses de la Gloria de Dios.
Artículo tercero: El espíritu, por lo tanto, que debe animar a los integrantes de esta Sociedad Religiosa, aparte del sincero deseo de su mayor santificación, ha de ser el de promover los más convenientes intereses de la Gloria de Dios en los distintos centros de apostolado. 
Artículo cuarto: Los objetos especiales de la máxima Gloria de Dios que se propone esta Sociedad Religiosa son: La conservación de la Sacrosanta Fe Católica, Apostólica, Romana; fiel al Magisterio Infalible de los Santos Padres, los Papas. La restauración de la Tradición en materia dogmática, moral y litúrgica de la Santa Religión Católica, Apostólica, Romana a través de la administración de los Sacramentos de acuerdo al rito codificado por el Papa (de feliz memoria) San Pío V y la predicación de la doctrina definida por el Sacrosanto Concilio de Trento. El fomento, sostenimiento y cuidado de las vocaciones sacerdotales y religiosas. El espíritu de la confianza y el abandono en la Divina Providencia tal como lo practicaran todos los Santos y de manera especial nuestro Santo Patrón Luis IX Rey de Francia. Será práctica espiritual, el rezo diario del Santo Rosario de María, la Oración por la propagación y conservación de nuestra Sociedad Religiosa. 
Artículo quinto: Los Patronos y Protectores de nuestra Sociedad Religiosa serán, aparte de San Luis Rey de Francia, el Sagrado Corazón de Jesús, el Inmaculado Corazón de María, el Glorioso Patriarca San José, San Antonio de Padua y los Santos Angeles Custodios. 
Artículo sexto: Serán recibidos en la Sociedad los Sacerdotes, Clérigos, Religiosos y Seglares, cuyas cualidades físicas, morales e intelectuales den fundada esperanzas de aprovechar para los fines de la Sociedad. Los candidatos serán admitidos por medio del voto de los miembros de la Sociedad Religiosa. 
Artículo séptimo: Los integrantes de la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia se dedicarán con interés a la oración, vida interior, humildad y abnegación de sí mismos, como también se ocuparán en las tareas apostólicas correspondientes a sus deberes de estado. 
Artículo octavo: Todos los miembros de esta Sociedad, deberán hacer profesión de Fe Católica y el Juramento Antimodernista mandado por el Papa San Pío X; este Juramento se renovará todos los 25 de Agosto, Solemnidad de nuestro Santo Patrón Luis noveno Rey de Francia.

RELIGIOUS SOCIETY SAN LUIS KING OF FRANCE

PREAMBLE TO OUR CONSTITUTION

First article: The St Luis king of France religious society is a pious comunity of clergy, religious and lay, linked together by the bond of charity and a common ideal, to promote the glory of God and salvation of souls.
Second article: The general purpose of this society, is for the easiest sanctification of its members and promote more effectively through the union of themselves and the observation of the Holy Catholic Church`s laws, to achieve the interests of the Glory of God.
Third article: The spirit, that it should encourage the members of this society, besides the sincere wish of its greater sanctification, is to the  promote the most convenient interests of the Glory of God in different centers of apostolate around the world.
Article four: The biggest ideals proposed by the society are: The preservation of the Catholic faith, faithful to the infallible Magisterium of the Holy fathers. The restoration of the dogmatic, moral and liturgical tradition of the Holy Catholic religion, through the administration of the sacraments according to the rite coded by the Pope (of happy memory) St Pio V and the preaching of the doctrine defined by the Council of Trent. The care (Fisically /spiritually of the society`s priest and seminarirst as well as the its religious) The spirit of trust and abandonment in Divine Providence as all Saints practiced it and especially our Holy Patron Luis IX King of France. It will be a spiritual practice, the daily prayer of the Holy Rosary, the prayer for the propagation and conservation of our religious society.
Fifth article: The patrons and protectors of our religious society will be, apart from Saint Luis, the Sacred Heart of Jesus, The Immaculate Heart of Mary, the glorious St Joseph, Saint Antony of Padua and the Holy Angels.
Article six: The society will receive priests, clergy, religious and lay, whose physical, intellectual and moral qualities once reached hopes can be use for the purposes of the society. Candidates will be admitted through the vote of the members of the religious society.
Article seven: Members of the society of France will go forward for prayer, inner life, humility and conformity of their will to the will of God  (Spiritual direction required), as they will also occupy in the Apostolic tasks corresponding to their duties of State.

Article eight and last: All members of this society,  must make profession of Catholic faith and the Anti modernist (Novus Ordo) oath mandated by Pope Saint Pius X; This oath is renewed every August 25th, on the feast of our Holy Patron Luis IX King of France.

**************************************************************************
NUESTROS IDEALES

“La vitalidad de la Sociedad Religiosa San Luis Re de Francia depende sobre todo de la formación de sus miembros”, en todos sus aspectos: humano y sobrenatural; intelectual y práctico; espiritual, cultural y apostólico.
Nuestra Sociedad Religiosa desea ofrecer a la Iglesia, religiosos y Sacerdotes formados en la excelencia; aptos para responder a las necesidades cambiantes de la sociedad en que deben vivir, como así también poder ir insertando el Evangelio en un mundo que cada día se aparta más de Dios; espíritus que estén a la altura de los grandes ideales a que aspiran; hombres a los que les horrorice la mediocridad y la vulgaridad de alma.
Las humanidades, la filosofía y la teología -cultivadas bajo la guía de los Santos Padres y del Magisterio Eclesiástico-, el latín, e incluso el arte y la música, conforman el riquísimo acervo cultural cristiano del que se nutren -en un prolongado y sólido proceso de formación- los jóvenes que se suman a las filas de nuestra pequeña y humilde Legión.

1º- ¿Dónde está ubicada la Casa de Formación San José de la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia?
En la Ciudad de Vedia Provincia de Bs.As. República Argentina, se ubica sobre el km 312 de la Ruta Nacional 7, a 55 km de la ciudad de Junin.

2º- ¿Qué materias se estudian para ser sacerdote?
- Humanidades: Latín, Historia, Música y espiritualidad.
- Filosofía: Lógica, Cosmología, Psicología, Ética, Metafísica y Teodicea.
- Teología: Teología Dogmática, Teología Moral, Derecho Canónico, Sagrada Liturgia, Sagradas Escrituras, Teología Pastoral, Historia de la Iglesia y Oratoria.

3º- ¿Cuánto tiempo dura la formación para ser ordenado sacerdote?
Eso depende del conocimiento y preparación del candidato, lo normal son cinco años, pero queda bajo el visto de los superiores y del obispo ordenante.

4º- ¿Cómo es la vida durante la formación?
La vida durante la formación, no se diferencia mucho a la de los sacerdotes y religiosos ya que nuestra Sociedad aspira a ser una verdadera familia religiosa por medio de la armonía, paz, oración y estudio.

5º- ¿De quien recibe las órdenes a los candidatos a la vida sacerdotal?
Obispos católicos que estén dispuestos a ayudarnos en esta tarea evangelizadora y de preservación de la Fe Católica.

6º- ¿Qué requisitos se deben cumplir?
- Certificado de egreso del colegio secundario.
- Edad no mayor a 35 años (pueden hacerse excepciones en los casos de candidatos que ya hayan recibido formación en algún otro seminario católico).
- Buena reputación.
- Libre de problemas emocionales y psicológicos.
- Buena salud (se requerirá un certificado médico).
- Libre de deudas 
- Libre de impedimentos canónicos.

7º- ¿Cómo puedo saber si tengo vocación sacerdotal?
La vocación al sacerdocio o a la vida religiosa es simplemente la voluntad de Dios de que seas sacerdote o religioso -Hno.-. El problema está en conocer la voluntad de Dios para tu vida. Las vocaciones usualmente no surgen por visiones o voces interiores, sino más bien mediante signos -signos en tu carácter, piedad, e inspiraciones del Espíritu Santo inclinándote hacia el sacerdocio. Estos son los signos ordinarios de una vocación sacerdotal:
- Una genuina y constante inclinación del espíritu para servir a Dios y al prójimo como sacerdote. Te sientes atraído por la vida del sacerdote, y por los asuntos eclesiásticos. Puedes estar interesado en la liturgia, el dogma, el trabajo misionero. Hay algo en el sacerdocio que te entusiasma.
- Un deseo genuino de promover la gloria de Dios, de Su Iglesia y la salvación de las almas. Este es el verdadero trabajo del sacerdote, y en ciertos momentos demanda grandes sacrificios. Este es el único motivo verdadero por el cual un joven siente ser llamado a la vida religiosa. Sería incorrecto volverse sacerdote por un motivo equivocado, por ejemplo, porque la gente tendría gran respeto por ti.
- Una buena vida moral. Uno de los signos de falta de vocación es la incapacidad para permanecer fuera del estado de pecado mortal durante largo tiempo. Pero este requisito no implica que debas ser un santo si quieres ser sacerdote; significa simplemente que debes ser serio respecto a tu vida espiritual, frecuentar los sacramentos, evitar las ocasiones de pecado y llevar una vida recta.
- Piedad. La vida del sacerdote es una vida de oración, y parte de la vocación al sacerdocio es la inclinación a la oración -oración litúrgica y oración privada.
- Estabilidad emocional. El sacerdote debe ser un padre para todos, y debe cargar con los problemas de todos, y no puede estar él mismo cargado de problemas emocionales y psicológicos.
- Al menos una inteligencia promedio. El sacerdote debe transmitir fielmente la doctrina católica a los fieles, y diagnosticar apropiadamente sus pecados en el confesionario. Por esto, debe tener por lo menos un nivel intelectual promedio, para pasar los cursos del Seminario.
- Buena salud física. El sacerdote debe estar en buena condición física para poder realizar su trabajo. Aquellos que sufren enfermedades crónicas o que están incapacitados no pueden ingresar a la vida religiosa.

8º- ¿Qué debo hacer si un joven está con dudas respecto a su vocación religiosa?
Debe hablar con alguno de los sacerdotes de la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia , y preguntarle qué opina. Pedir que sea su confesor regular, y enterarlo con toda sinceridad sus inquietudes, debilidades y tentaciones, así como de tus cualidades y dones, y confíar en sus consejos. Más importante aun: ruega fervorosa y perseverantemente a Dios para que te ilumine en este asunto.
Si tienes cualquier consulta, puedes escribir a esta dirección:

Casa San José
Calle Buenos Aires 695
6030 Vedia Bs.As. República Argentina
Tel. 02354-421230


ORACIÓN POR LA CONSERVACIÓN DE NUESTRA SOCIEDAD RELIGIOSA



Señor Jesucristo, que elegisteis esta pobre Sociedad Religiosa, para mejor servir a tu Nombre, y para fielmente cultivar tu Heredad, dános en este lugar, aquello que el mundo no puede dar, la paz; dános salud de alma y cuerpo, para que sobrios y simples, calmos y unánimes, custodiemos fielmente tus Mandamientos y busquemos mutuamente la Verdad.
Defiende, oh Señor, esta Sociedad de todo pecado de escándalo y ampárala de todas las insidias y perturbaciones del diablo. Amén


ORACIÓN POR LA PROPAGACIÓN DE NUESTRA SOCIEDAD RELIGIOSA

Tú ¡Oh Señor!, que operas en todas las obras y en esta Sociedad, que unificastes en Honor de tu gran Misericordia; haz que muchos sean los miembros en esta viña elegida; que vengan con ánimo de perseverar en la obra iniciada.
Envíanos ¡oh Señor!, tu Santo Ángel del Cielo, que nos proteja, visite y defienda.
Haz que gocemos de verdadera paz y que con ánimo alegre te sirvamos a Ti, a quién servir es reinar.
Inmaculado Corazón de María, San José, San Luis Rey, rogad al Señor de la mies, que envíe operarios a su mies y apaciente a su pueblo, para que todos con Él mismo y con el Padre y con el Espíritu Santo podamos gozar eternamente en el Cielo. Amén

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
PRAYER FOR THE PRESERVATION OF OUR RELIGIOUS SOCIETY

Lord Jesus Christ, that you have chosen this poor religious society, to better serve your name, and faithfully to cultivate your land, give us in this place, that which the world cannot give, peace; give us health of soul and body, to be sober and simple, calm and unanimous, we faithfully guard your commandments and mutually seek the truth. Defend, o Lord, this society from all sin of scandal and have all the dangers and disturbances of the devil. Amen


PRAYER FOR THE PROPAGATION OF RELIGIOUS SOCIETY

O Lord, that knows and work in everything and in this society, that unificastes in Honor of your great mercy; call many members to work in this chosen vineyard;  to come with encouragement to persevere in the work begun. Send O Lord, your Holy Angel of heaven, to protect, visit and defend us. Make us  to enjoy true peace and with cheerful mood serve you, who serve is to reign.

Immaculate Heart of Mary, San Jose, San Louis King of France, pray to the Lord of the harvest to send out workers into his harvest and graze his people, so that everyone with Him and with the Father and the Holy Spirit can enjoy eternally in heaven. Amen

jueves, 13 de junio de 2013

SAN ANTONIO DE PADUA PREDICANDO ANTE EL SANTO PADRE EL PAPA DE SU ÉPOCA


Cómo San Antonio de Padua, predicando ante el papa y los cardenales,
fue entendido por gentes de diversas lenguas.

El admirable vaso del Espíritu Santo, San Antonio de Padua, uno de los discípulos y compañeros predilectos de San Francisco, que le llamaba su obispo, predicó una vez en consistorio delante del papa y de los cardenales; en este consistorio había muchos hombres de diversas naciones: g...riegos, latinos, franceses, alemanes, eslavos, ingleses y de otras diversas lenguas del mundo. Inflamado por el Espíritu Santo, expuso y desarrolló la palabra de Dios con tanta eficacia, profundidad y claridad, que todos los que se hallaban en el consistorio, aunque eran de lenguas tan diversas, entendieron claramente todas sus palabras sin perder una, como si hubiera hablado en el idioma de cada uno de ellos; hasta tal punto, que todos quedaron estupefactos, y les pareció que se había renovado el antiguo milagro de los apóstoles en tiempo de Pentecostés, cuando hablaron en todas las lenguas por la virtud del Espíritu Santo. Y se decían unos a otros con admiración:

-- ¿No es de España este que predica? Pues ¿cómo es que todos nosotros le oímos hablar en la lengua de nuestro país?

Y el mismo papa, lleno de admiración por la profundidad de sus palabras, dijo:

-- A la verdad, éste es arca del Testamento y armario de la divina Escritura.

En alabanza de Cristo. Amén.

jueves, 6 de junio de 2013

LOS LAICOS TAMBIÉN DEBEN PROPAGAR Y DEFENDER LA FE CATÓLICA SIN LA CUAL ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS


S.S. León XIII
«Sin la fe es imposible agradar a Dios» Carta a los Hebreos, 11: 6.
"... Es preciso que cada uno entre en sí mismo, procurando con exquisita vigilancia conservar hondamente arraigada en su corazón la fe, precaviéndose de los peligros, y señaladamente siempre bien armado contra varios sofismas engañosos. Para mejor poner a salvo esta virtud, juzgamos sobremanera útil y por extremo conforme a las circunstancias de los tiempos el esmerado estudio de la doctrina cristiana, según la posibilidad y capacidad de cada cual; empapando su inteligencia con el mayor conocimiento posible de aquellas verdades que atañen a la religión y por la razón pueden alcanzarse. Y como quiera que no sólo se ha de con...servar en todo su vigor pura e incontaminada la fe cristiana, sino que es preciso robustecerla más cada día con mayores aumentos, de aquí la necesidad de acudir frecuentemente a Dios con aquélla humilde y rendida súplica de los Apóstoles: Aumenta en nosotros la fe.

El deber de la profesión y propagación de la doctrina católica
"¿Cómo creerán en Él, si de Él nada han oído hablar?"
Lo primero que ese deber nos impone es profesar abierta y constantemente la doctrina católica y propagarla, cada uno según sus fuerzas. Porque, como repetidas veces se ha dicho, y con muchísima verdad, nada daña tanto a la doctrina cristiana como el no ser conocida; pues, siendo bien entendida, basta ella sola para rechazar todos los errores, y si se propone a un entendimiento sincero y libre de falsos prejuicios, la razón dicta el deber de adherirse a ella. Ahora bien: la virtud de la fe es un gran don de la gracia y bondad divina; pero las cosas a que se ha de dar fe no se conocen de otro modo que oyéndolas. ¿Cómo creerán en Él, si de Él nada han oído hablar? ¿Y cómo oirán hablar de Él si no se les predica?… Así que la fe proviene de oír, y el oír depende de la predicación de la palabra de Cristo. Siendo, pues, la fe necesaria para la salvación, síguese que es enteramente indispensable que se predique la palabra de Cristo.

Sapientiae Christianae, Encíclica de LEÓN XIII, Acerca de las obligaciones de los cristianos. Del 10 de enero de 1890

domingo, 2 de junio de 2013

DOMINGO DENTRO DE LA OCTAVA DEL CORPUS CHRISTI

La solemnidad del Corpus Christi conmemora la institución de la Santa Eucaristía el Jueves Santo con el fin de tributarle a la Eucaristía un culto público y solemne de adoración, amor y gratitud. Por eso se celebraba en la Iglesia Latina el jueves después del domingo de la Santísima Trinidad. En los Estados Unidos y en otros países la solemnidad se celebra el domingo después del domingo de la Santísima Trinidad.
La Solemnidad de Corpus Christi se remonta al siglo XIII.
El Papa Urbano IV, amante de la Eucaristía, publicó la bula “Transiturus” el 8 de septiembre de 1264, en la cual, después de haber ensalzado el amor de nuestro Salvador expresado en la Santa Eucaristía, ordenó que se celebrara la solemnidad de “Corpus Christi” en el día jueves después del domingo de la Santísima Trinidad, al mismo tiempo otorgando muchas indulgencias a todos los fieles que asistieran a la santa misa y al oficio. Este oficio, compuesto por el doctor angélico, Santo Tomás de Aquino, por petición del Papa, es uno de los más hermosos en el breviario Romano y ha sido admirado aun por Protestantes.
La muerte del Papa Urbano IV (el 2 de octubre de 1264), un poco después de la publicación del decreto, obstaculizó que se difundiera la fiesta. La fiesta fue aceptada en Cologne en 1306. El Papa Clemente V tomó el asunto en sus manos y en el concilio general de Viena (1311), ordenó una vez más la adopción de esta fiesta. Publicó un nuevo decreto incorporando el de Urbano IV. Juan XXII, sucesor de Clemente V, instó su observancia.
Procesiones. Ninguno de los decretos habla de la procesión con el Santísimo como un aspecto de la celebración. Sin embargo estas procesiones fueron dotadas de indulgencias por los Papas Martín V y Eugenio IV y se hicieron bastante comunes en a partir del siglo XIV.
El Concilio de Trento declara que muy piadosa y religiosamente fue introducida en la Iglesia de Dios la costumbre, que todos los años, determinado día festivo, se celebre este excelso y venerable sacramento con singular veneración y solemnidad, y reverente y honoríficamente sea llevado en procesión por las calles y lugares públicos. En esto los cristianos atestiguan su gratitud y recuerdo por tan inefable y verdaderamente divino beneficio, por el que se hace nuevamente presente la victoria y triunfo de la muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.
Las que siguen son algunas imágenes tomadas durante la Misa y bendición con el Santísimo Sacramento de esta mañana en la Capilla de Nuestra Casa Religiosa de la ciudad de Vedia Bs.As.