Reflexión

INDISPENSABLE REFLEXIÓN

Sobre el Sedevacantismo se ha dicho lo que se ha querido, muchos han opinado sobre esta posición teológica y canónica católica sin conocer en profundidad sus verdaderos orígenes y desarrollo, sus verdaderos protagonistas --eclesiásticos de la mayor relevancia jerárquica como intelectual--, sus verdaderos y graves fundamentos dogmáticos, su imperiosa razón de defender a los católicos de la grave apostasía y cisma en el que ahora viven y malviven. Paradójica y curiosamente sus máximos enemigos y detractores han sido aquellos que se dicen "defensores de la tradición católica", estos son los falsos tradicionalistas, todos ellos ex miembros de la FSSPX a la cual hoy día calumnian y difaman con un diabólico resentimiento; dirigidos por una élite infiltrada con psudosteólogos que inventaron laberínticas "tesis" rabínicas-dominicas-jesuíticas, y de una gran malicia al servicio del complot judeo-masónico, y secundados por la complicidad y servilismo de una mayoría de incautos que movidos siempre por la ingenuidad de una cómoda negligencia se alimentan de las "teologías" y de los "teólogos" del facebook o de los blog de la internet. Frente a todos estos paracaidístas devenidos en estos últimos meses al "sedevacantismo" los hay de muchos colores, entre ellos contamos a los desilucionados por el coqueteo de Jorge Bergoglio con los Protestantes, Judíos y Musulmanes, como si Ratzinger, Wojtila y Montini no lo hubiesen hecho antes, estos nuevos "sedevacantistas" creen que solo Bergoglio es hereje formal y material y por lo tanto no es papa, pero los muy incautos "ignorantes en la cuestión" aceptan la misa nueva y los sacramentos dados con el nuevo ritual inválido e ilegítimo de Paulo VI. Los Católicos fieles creemos firmemente que el último Papa de la Iglesia Católica Apostólica Romana fue S.S Pío XII y que de allí por defecto y consecuencia de la Grana Apostasía ha cesado la institución del cónclave y cualquier iniciativa al respecto, solo será una delirante intentona.

jueves, 26 de septiembre de 2013

FORMACIÓN PARA LA ACCIÓN: LA EXISTENCIA DE DIOS

Por: Eudaldo Forment
Sto. Tomás de Aquino
La creación del mundo en el tiempo no es racionalmente demostrable por razones apodícticas, pero si lo es la contingencia de los entes del mundo. De la contingencia, Santo Tomás da la siguiente definición: «Contingente es lo que puede ser y no ser» (STh I, 86, 4, in c). Lo necesario, en cambio, no puede no ser.
Esta definición de la contigencia, como posibilidad de no ser o de no existir y a la vez la de ser, deriva de la definición clásica de la contingencia ontológica de Aristóteles de lo no necesario ni imposible (Primeros analíticos, I, 32, 47b). Con la exclusión de lo necesario y lo imposible, se afirma que lo contingente se contrapone a lo necesario. Es contingente lo que existe, pero que igualmente podría no existir, lo que por su naturaleza, per se, no es determinado a existir, como, por el contrario, lo es el ser necesario. En los entes, el no existir ha precedido a su existencia y a ella seguirá la no existencia. Lo contingente tiene una duración limitada.
También explica Santo Tomás:
«Lo contingente puede ser considerado de dos maneras. Una en cuanto contingente. Otra, en cuanto que en lo contingente hay cierta necesidad, ya que no hay ente tan contingente que en sí mismo no tenga algo de necesario. Ejemplo: el hecho de que Sócrates corra, en sí mismo es contingente. Pero la relación de la carrera con el movimiento es necesaria, ya que si Sócrates corre, es necesario que se mueva» (STh I, 86, 3 in c.).
Después de una reunión de formación
Siempre hay algo necesario en las cosas, pero se trata de una necesidad por otro, per aliud, por el nexo de las causas. De manera que todos los entes, actualmente existentes, deben su necesidad a algún otro ente.
No se encuentra el ente contingente absoluto. Tampoco una necesidad absoluta, sino entes necesarios relativamente. En esta necesidad relativa se puede distinguir un doble sentido de la necesidad, lo necesario para, o para que sea el ente posible, y lo necesario por, que sea necesario por otro.
Las cuatro causas del ente -material, formal, eficiente y final- son necesarias relativas en estos dos sentidos. Son necesarias para los efectos, porque sin ellas el ente posible no se singulariza (causa material) dentro de una especie (causa formal), como existente (causa eficiente) ni se ordenaría (causa final); y, a su vez, son necesarias por otro.

sábado, 14 de septiembre de 2013

FESTIVIDAD DE LA EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ

Esta mañana durante las clases de catecismo dictadas a los niños que se preparan para recibir el 8 de Diciembre la Primera Comunión en nuestra Capilla, el P. Gustavo conmemoró y explicó esta Festividad que hoy celebra la Sta. Iglesia; entre otras cosas nos decía que: Por el año 320 la Emperatriz Elena de Constantinopla y madre del empreador Constantino encontró la Vera Cruz, la cruz en que murió Nuestro Señor Jesucristo, La Emperatriz y su hijo Constantino hicieron construir en el sitio del descubrimiento la Basílica del Santo Sepulcro, en el que guardaron la reliquia.
Años después, el rey Cosroes II de Persia, en el 614 invadió y conquistó Jerusalén y se llevó la Cruz poniéndola bajo los pies de su trono como signo de su desprecio por el cristianismo. Pero en el 628 el emperador Heraclio logró derrotarlo y recuperó la Cruz y la llevó de nuevo a Jerusalén el 14 de septiembre de ese mismo año. Para ello se realizó una ceremonia en la que la Cruz fuellevada en persona por el emperador a través de la ciudad. Desde entonces, ese día quedó señalado en los calendarios litúrgicos como el de la Exaltación de la Vera Cruz.
El cristianismo es un mensaje de amor. ¿Por qué entonces exaltar la Cruz? Además la Resurrección, más que la Cruz, da sentido a nuestra vida.
La Cruz es fruto de la libertad y amor de Jesús. No era necesaria. Jesús la ha querido para mostrarnos su amor con el dolor humano. Para compartir nuestro dolor y hacerlo redentor.

Jesús no ha venido a suprimir el sufrimiento: el sufrimiento seguirá presente entre nosotros. Tampoco ha venido para explicarlo: seguirá siendo un misterio. Ha venido para acompañarlo con su presencia. En presencia del dolor y muerte de Jesús, el Santo, el Inocente, el Cordero de Dios, no podemos rebelarnos ante nuestro sufrimiento ni ante el sufrimiento de los inocentes, aunque siga siendo un tremendo misterio.
Es por eso que veneramos este Santo Madero de Redención con la práctica del ejercicio del Vía crucis; las que siguen son algunas fotos de las actividades de hoy.

martes, 10 de septiembre de 2013

LETANÍAS DE LA HUMILDAD DEL CARDENAL MERRY DEL VAL ---


Jesús manso y humilde de Corazón, … – Óyeme.
Del deseo de ser lisonjeado, … – Líbrame Jesús
Del deseo de ser alabado, … – Líbrame Jesús
Del deseo de ser honrado, … – Líbrame Jesús
Del deseo de ser aplaudido, … – Líbrame Jesús
Del deseo de ser preferido a otros, … – Líbrame Jesús
Del deseo de ser consultado, … – Líbrame Jesús
Del deseo de ser aceptado,… – Líbrame Jesús
Del temor de ser humillado, … – Líbrame Jesús
Del temor de ser despreciado, … – Líbrame Jesús
Del temor de ser reprendido, … – Líbrame Jesús
Del temor de ser calumniado, … – Líbrame Jesús
Del temor de ser olvidado, … – Líbrame Jesús
Del temor de ser puesto en ridículo, … – Líbrame Jesús
Del temor de ser injuriado, … – Líbrame Jesús
Del temor de ser juzgado con malicia … – Líbrame Jesús
Que otros sean más estimados que yo, … – Jesús dame la gracia de desearlo
Que otros crezcan en la opinión del mundo y yo me eclipse, … – Jesús dame la gracia de desearlo
Que otros sean alabados y de mí no se haga caso, … – Jesús dame la gracia de desearlo
Que otros sean empleados en cargos y a mí se me juzgue inútil, … – Jesús dame la gracia de desearlo
Que otros sean preferidos a mí en todo, … – Jesús dame la gracia de desearlo
Que los demás sean más santos que yo con tal que yo sea todo lo santo que pueda, … –Jesús dame la gracia de desearlo...

Oración

Oh Jesús que, siendo Dios, te humillaste hasta la muerte, y muerte de cruz, para ser ejemplo perenne que confunda nuestro orgullo y amor propio. Concédenos la gracia de aprender y practicar tu ejemplo, para que humillándonos como corresponde a nuestra miseria aquí en la tierra, podamos ser ensalzados hasta gozar eternamente de ti en el cielo.
Amén.

domingo, 8 de septiembre de 2013

SOLEMNIDAD DE LA NATIVIDAD DE MARÍA SANTÍSIMA



Estimados Fieles, Amigos y Lectores:
Hoy 8 de Septiembre la Santa Iglesia celebra la Solemnidad de la Natividad de la bienaventurada Virgen María, de la estirpe de Abrahán, nacida de la tribu de Judá y de la progenie del rey David, de la cual nació el Hijo de Dios, hecho hombre por obra del Espíritu Santo, para liberar a la humanidad de la antigua servidumbre del pecado.
Un anticipo y anuncio inmediato de la redención obrada por Jesucristo es el nacimiento de su Madre la Virgen María, concebida sin mancha de pecado, llena de gracia y bendita entre todas las mujeres. La Virgen María tuvo privilegios únicos. Ella vino al mundo sin pecado original. María, la elegida para ser Madre de Dios, era pura, santa, con todas las gracias más preciosas. Tenía la gracia santificante, desde su concepción. 
Después del pecado original de Adán y Eva, Dios había prometido enviar al mundo a otra mujer cuya descendencia aplastaría la cabeza de la serpiente. Al nacer la Virgen María comenzó a cumplirse la promesa. 
La vida de la Virgen María nos enseña a alabar a Dios por las gracias que le otorgó y por las bendiciones que por Ella derramó sobre el mundo. Podemos encomendar nuestras necesidades a Ella. 
La fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen María se comenzó a celebrar oficialmente con el Papa San Sergio  que reinó desde el año 687 al año 701, al establecer que se celebraran en Roma cuatro fiestas en honor de Nuestra Señora: la Anunciación el 25 de Marzo, la Asunción el 15 de Agosto, la Natividad  que es hoy la Purificación el 21 de Noviembre.

Desde toda la eternidad, estaba en el plan de Dios es que la Segunda Persona de la Santísima Trinidad se hiciese Hombre. Es por esta razón el nacimiento de la Virgen María, en un momento clave en la historia de la creación.
Todo lo que la Escritura profetizó concerniente a la venida de Jesucristo se puede aplicar igualmente a María. Ella es la sede de la Sabiduría, que es la apertura de los cielos a la tierra, que es el camino hacia la redención y la salvación. Todo lo que Cristo hizo fue posible porque ella colaboró en el plan de Dios. Es cierto que Dios pudo haber escogido algún otro medio para llegar a esta tierra, pero escogió el venir a través de María.
La Iglesia siempre busca que todos los bautizados honremos a esta celestial Señora, es por eso que San Bernardo solía decir: “Nunca es suficiente lo que se pueda decir de María”. Todo lo que veneremos a esta tierna Madre  es dedicado directamente  a su Divino Hijo, imaginemos a un buen hijo que escuche decir de otras personas que su madre es todo bondad, es un ser apreciado y de respeto, esa alabanza no queda solamente en su madre, sino que es espontáneamente un piropo, una alabanza al hijo mismo, pero si en cambio se ridiculiza a la madre y se la deja de lado, es probable que el hijo se sienta ofendido y agredido, esto sucede también con aquellos falsos cristianos que siempre la ridiculizan y rompen sus estampas burlándose de la Virgen 
En fin queridos lectores, no debemos sorprendernos de que los protestantes  y cuantas sectas que andan dando vuelta se escandalicen ó ridiculicen nuestro amor a la Virgen María, no nos debe sorprender porque hemos aprendido desde niños que las falsas religiones y sectas son inventos del demonio y el demonio es el enemigo número uno de la Virgen ya que ésta fue creada por Dios para que aplaste la cabeza  a la antigua serpiente tentadora.
Así como Jesucristo es el nuevo Adán, la Virgen es la nueva Eva, por Eva vino la muerte a la humanidad y por María vino la Redención, es por eso que también llamamos a la Virgen como Corredentora, ya que Nuestro Señor Jesucristo es el Redentor y su Madre Santísima es la Primera y fundamental cooperadora de esa Redención.
En la Virgen María vemos la dignidad verdadera de la  mujer  cristiana, me refiero a la condición de hija, de Madre, de esposa y de discípula, todos tenemos en Ella modelo seguro para llegar a Cristo, porque así como Cristo vino al mundo por medio de la Virgen, nosotros llegamos a El por medio de su Inmaculado Corazón.