Reflexión

INDISPENSABLE REFLEXIÓN

Sobre el Sedevacantismo se ha dicho lo que se ha querido, muchos han opinado sobre esta posición teológica y canónica católica sin conocer en profundidad sus verdaderos orígenes y desarrollo, sus verdaderos protagonistas --eclesiásticos de la mayor relevancia jerárquica como intelectual--, sus verdaderos y graves fundamentos dogmáticos, su imperiosa razón de defender a los católicos de la grave apostasía y cisma en el que ahora viven y malviven. Paradójica y curiosamente sus máximos enemigos y detractores han sido aquellos que se dicen "defensores de la tradición católica", estos son los falsos tradicionalistas, todos ellos ex miembros de la FSSPX a la cual hoy día calumnian y difaman con un diabólico resentimiento; dirigidos por una élite infiltrada con psudosteólogos que inventaron laberínticas "tesis" rabínicas-dominicas-jesuíticas, y de una gran malicia al servicio del complot judeo-masónico, y secundados por la complicidad y servilismo de una mayoría de incautos que movidos siempre por la ingenuidad de una cómoda negligencia se alimentan de las "teologías" y de los "teólogos" del facebook o de los blog de la internet. Frente a todos estos paracaidístas devenidos en estos últimos meses al "sedevacantismo" los hay de muchos colores, entre ellos contamos a los desilucionados por el coqueteo de Jorge Bergoglio con los Protestantes, Judíos y Musulmanes, como si Ratzinger, Wojtila y Montini no lo hubiesen hecho antes, estos nuevos "sedevacantistas" creen que solo Bergoglio es hereje formal y material y por lo tanto no es papa, pero los muy incautos "ignorantes en la cuestión" aceptan la misa nueva y los sacramentos dados con el nuevo ritual inválido e ilegítimo de Paulo VI. Los Católicos fieles creemos firmemente que el último Papa de la Iglesia Católica Apostólica Romana fue S.S Pío XII y que de allí por defecto y consecuencia de la Grana Apostasía ha cesado la institución del cónclave y cualquier iniciativa al respecto, solo será una delirante intentona.

domingo, 8 de junio de 2014

PENTECOSTÉS, FIESTA DEL ESPÍRITU SANTO






1 comentario:

  1. Pentecostés y la Infalibilidad De La Iglesia
    Al dejar a sus discípulos para volver al Padre, nuestro Señor Jesucristo les pidió llevar a cabo la difícil tarea de “enseñar a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo , y del Espíritu Santo ” (Mateo ., xxviii, 19) ; pero también les dejó sus magníficas promesas:
    “He aquí, yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” (Mt XXVIII, 20)
    “Recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros” (Acto I. 8)
    ” El Espíritu Santo os enseñará entonces lo que vayáis a decir ” (Lucas XII, 12)
    De este modo, la Iglesia, con la asistencia del Espíritu Santo, se vio protegida de los asaltos de sus enemigos teniendo ella por las promesas de Jesucristo, la seguridad de que iba a durar para siempre, que las puertas del infierno, las herejías, nunca prevalecerian contra Ella.
    Así pues, Pentecostés vio el maravilloso cumplimiento de estas promesas, y después el Espíritu Santo se ha mantenido siempre en la Iglesia (Juan XIV, 16 ). Es el alma y la vida del cuerpo del cual Cristo es la cabeza , y es como la savia de este inmenso árbol. (Mt. XII, 31). Como Principio creativo, motor, dirección, Él da a la Iglesia el movimiento, la fuerza, el orden, el progreso, y la conduce a toda la verdad. (Juan XIV, 26) Es por medio de Él, a través de todo los católicos, por quien se hacen las conversiones, por quien las almas llegan al conocimiento de la verdad y se salvan.
    Es importante hoy en día volver a esta verdad de fe que asegura que el Espíritu Santo por los siglos asiste a la Iglesia y, por tanto ella está inmunizada contra el error .
    Esta verdad de fe, la cual tiene como fundamento las divinas palabras de Nuestro Señor fue enseñada desde hace mucho tiempo por los Padres de la Iglesia.
    San Efrén, el gran doctor de la Iglesia Siria, habla en estos términos celebrando la grandeza de la enseñanza papal:
    ” Salve O sal de la sal de la tierra que nunca puede volverse insípida! Salve ¡oh luz del mundo, que aparece por el Oriente y en todas partes brilla, iluminando a los que se sientan en las sombras y que siempre arde sin ser renovada. Esta luz es Cristo, el candelero es Pedro, la fuente de su aceite es el Espíritu Santo ” (Enconium en Petrum y Paulum y andream, etc.)

    “Ninguna herejía puede contaminar al que está sentado en el trono de Pedro, porque es el Espíritu Santo quien le enseña” (el Papa San León I, Sermón 98)
    “El Espíritu Santo no fue prometido a los sucesores de Pedro a revelar su fuente de inspiración para una nueva doctrina para estar con su ayuda, ellos pudieran guardar y explicar fielmente la revelación transmitida por los Apóstoles, es decir, es decir, el depósito de la fe “. (Constitución Pastor Aeternus )

    ResponderEliminar