Reflexión

INDISPENSABLE REFLEXIÓN

Sobre el Sedevacantismo se ha dicho lo que se ha querido, muchos han opinado sobre esta posición teológica y canónica católica sin conocer en profundidad sus verdaderos orígenes y desarrollo, sus verdaderos protagonistas --eclesiásticos de la mayor relevancia jerárquica como intelectual--, sus verdaderos y graves fundamentos dogmáticos, su imperiosa razón de defender a los católicos de la grave apostasía y cisma en el que ahora viven y malviven. Paradójica y curiosamente sus máximos enemigos y detractores han sido aquellos que se dicen "defensores de la tradición católica", estos son los falsos tradicionalistas, todos ellos ex miembros de la FSSPX a la cual hoy día calumnian y difaman con un diabólico resentimiento; dirigidos por una élite infiltrada con psudosteólogos que inventaron laberínticas "tesis" rabínicas-dominicas-jesuíticas, y de una gran malicia al servicio del complot judeo-masónico, y secundados por la complicidad y servilismo de una mayoría de incautos que movidos siempre por la ingenuidad de una cómoda negligencia se alimentan de las "teologías" y de los "teólogos" del facebook o de los blog de la internet. Frente a todos estos paracaidístas devenidos en estos últimos meses al "sedevacantismo" los hay de muchos colores, entre ellos contamos a los desilucionados por el coqueteo de Jorge Bergoglio con los Protestantes, Judíos y Musulmanes, como si Ratzinger, Wojtila y Montini no lo hubiesen hecho antes, estos nuevos "sedevacantistas" creen que solo Bergoglio es hereje formal y material y por lo tanto no es papa, pero los muy incautos "ignorantes en la cuestión" aceptan la misa nueva y los sacramentos dados con el nuevo ritual inválido e ilegítimo de Paulo VI. Los Católicos fieles creemos firmemente que el último Papa de la Iglesia Católica Apostólica Romana fue S.S Pío XII y que de allí por defecto y consecuencia de la Grana Apostasía ha cesado la institución del cónclave y cualquier iniciativa al respecto, solo será una delirante intentona.

sábado, 29 de marzo de 2014

HÁGASE TU VOLUNTAD




Sumo, Misericordioso y 

Glorioso Dios, 

ilumina las tinieblas de mi 

corazón 

y dame fe recta, 


esperanza cierta 


y caridad perfecta; 


sentido y conocimiento, Señor, 

para que cumpla tus Santos

Mandamiento y así agradarte en 

todo. 


Amén.

miércoles, 26 de marzo de 2014

GLOSARIO O BREVE DICCIONARIO DE TÉRMINOS Y PRINCIPIOS ... Esperamos que este glosario de términos y principios sirva de ayuda a quienes no están familiarizados con algunos conceptos o principios que son discutidos frecuentemente. Porque creemos es más útil, este glosario se ha organizado por orden temático y no por orden alfabético

Papado: es el oficio de un Papa, sucesor de San Pedro, el cual fue fundado sobre San Pedro como cabeza de la Iglesia cristiana por nuestro Señor Jesucristo (Mat. 16, 18-20; Juan 21, 15-17). Los obispos de Roma son los sucesores de San Pedro. Ellos poseen la misma primacía en la Iglesia cristiana que San Pedro ostentó en la Iglesia apostólica.

Magisterio: es la enseñanza con autoridad de la Iglesia Católica, ejercida por un Papa, sea por el magisterio ordinario y universal o por solemne juicio (los pronunciamientos ex cathedra). No todos los pronunciamientos de un Papa verdadero son enseñanzas del magisterio. Un Papa habla magisterialmente cuando cumple ciertas condiciones (que fueron definidas en el Concilio Vaticano I). Son fieles al magisterio quienes son fieles a todo lo que magisterialmente han enseñado los Papas a través de la historia, tal como la Iglesia Católica siempre lo ha mantenido.

Ex cathedra: quiere decir “desde la Silla” (o cátedra) en latín. Esto se refiere a cuando un Papa habla infaliblemente desde la Cátedra de San Pedro, siempre y cuando se cumplan las condiciones para que sea un pronunciamiento infalible. Puesto que tal pronunciamiento es irreformable (inmutable) ―porque constituye un dogma que Cristo reveló a la Iglesia―, todo aquel que niega o rechace un pronunciamiento ex cathedra de un Papa comete herejía y pecado mortal.

Papa Pío IX, Concilio Vaticano I, 1870, sesión 4, cap. 4: “… el Romano Pontífice, cuando habla ex cathedra―esto es, cuando cumpliendo su cargo de pastor y doctor de todos los cristianos, define por su suprema autoridad apostólica que una doctrina sobre la fe y costumbres debe ser sostenida por toda la Iglesia universal―, por la asistencia divina que fue prometida en la persona del bienaventurado Pedro, goza de aquella infalibilidad de que el Redentor divino quiso que estuviera provista su Iglesia en la definición de la doctrina sobre la fe y las costumbres; y, por tanto, que las definiciones del Romano Pontífice son irreformables por sí mismas y no por el consentimiento de la Iglesia”[1].

Revelación Divina/Dogma: Las enseñanzas de la revelación divina son las verdades que enseñó Jesucristo. La Iglesia Católica enseña que las dos fuentes de la revelación divina son la Sagrada Escritura y la santa Tradición; su contenido verdadero está expresado en el magisterio de la Iglesia Católica. La revelación divina terminó con la muerte del último apóstol. El dogma es inmutable. Cuando un Papa define un dogma, no significa que a partir de ese momento él hace que sea verdadero, sino más bien define solemnemente, sin errar, aquello que siempre ha sido considerado verdadero desde la muerte del último apóstol. Los dogmas deben ser creídos tal como la Iglesia “una vez declaró”, sin apartarse de ese sentido bajo pretexto de “una más alta inteligencia”.

Papa Pío IX, Primer Concilio Vaticano, sesión 3, cap. 2 sobre la Revelación, 1870, ex cathedra: “De ahí que también hay que mantener perpetuamente aquel sentido de los sagrados dogmas que una vez declaró la santa madre Iglesia y jamás hay que apartarse de ese sentido so pretexto y nombre de una más alta inteligencia”[2].

Papa Pío IX, Primer Concilio Vaticano, sesión 3, cap. 4, canon 3: “Si alguno dijere que puede suceder que,según el progreso de la ciencia, haya que atribuir alguna vez a los dogmas propuestos por la Iglesia un sentido distinto del que entendió y entiende la misma Iglesia, sea anatema”[3].

Hereje: persona bautizada que rechaza un dogma de la Iglesia Católica. Los herejes, por haber rechazado una enseñanza obligatoria de la fe, quedan excomulgados automáticamente (ipso facto) de la Iglesia, sin ninguna declaración.

Papa León XIII, Satis cognitum, #9, 29 de junio de 1896: “De que alguno diga que no cree en esos errores (esto es, las herejías que acaba de enumerar), no se sigue que deba creerse y decirse cristiano católico. Pues puede haber y pueden surgir otras herejías que no están mencionadas en esta obra, y cualquiera que abrazase una sola de ellas cesaría de ser cristiano católico”[4].

Papa San Pío X, Editae saepe, #43, 26 de mayo de 1910: “Es un hecho cierto y bien establecido que no hay ningún otro crimen que ofenda a Dios tan gravemente, ni que provoque su gran ira, como es el vicio de la herejía”[5].

Cismático: persona bautizada que niega estar en comunión con el Papa verdadero o con los verdaderos católicos. Casi siempre los cismáticos son herejes. Los cismáticos también incurren en excomunión automáticamente.

Apóstata: persona bautizada que no solamente niega una o más verdades de la fe católica, sino que además, abandona por completo la fe cristiana. Los apóstatas también incurren en excomunión automáticamente.

Antipapa: es quien pretende falsamente ser el Papa (es decir, es un reclamante falso que pretende ser el obispo de Roma). Ha habido más de cuarenta antipapas en la historia de la Iglesia, algunos de ellos reinaron en Roma. La revolución del Vaticano II fue realizada por hombres que son y fueron antipapas que se hicieron pasar falsamente como Papas verdaderos.

Sedevacante/posición sedevacantista: Sede en latín significa “silla”, “sede” o “cátedra”, y vacante en latín significa “vacía”. Un período sedevacante es un período cuando no hay Papa: la Silla, Sede o Cátedra de San Pedro está vacía. Esto ocurre normalmente después de la muerte de un Papa o después de su dimisión como Papa; esto ha ocurrido más de 200 veces en la historia de la Iglesia, y en algunos casos duró varios años. Los doctores de la Iglesia también enseñan que la Sede de Pedro podría quedar vacante si un Papa llegara a convertirse en hereje manifiesto. La posición sedevacantista describe la posición de los católicos que sostienen que la Sede o Cátedra de San Pedro está actualmente vacante porque puede probarse que el hombre que está en Roma es un hereje público, y por tanto, no puede ser un verdadero Papa.

Vaticano II: "concilio" que tuvo lugar entre los años 1962-1965. El conciliábulo Vaticano II pretendió ser un concilio general de la Iglesia Católica, pero en realidad fue un “concilio usurpador”, revolucionario, que enseñó doctrinas condenadas por la Iglesia Católica. El Vaticano II trajo una nueva religión, y fue responsable por los increíbles frutos malísimos y cambios revolucionarios que a posterior sucedieron.

Secta del Vaticano II: esta frase describe a la falsa Iglesia que surgió del conciliábulo Vaticano II, la cual está profetizada en la profecía católica y en la Sagrada Escritura. 

Novus Ordo Missae: es el latín de Nuevo Orden de la Misa; se refiere a la Nueva Misa promulgada por Pablo VI, el 3 de abril de 1969.

Iglesia del Novus Ordo: Es básicamente sinónimo del término “secta del Vaticano II”, que describe la falsa Iglesia del Vaticano II, la Nueva Misa y a todos los que se adhirieren a ella.

Católico tradicionalista: persona que simplemente es un católico que adhiere a la fe católica de todos los tiempos, a todos los dogmas proclamados por los Papas, y a los ritos tradicionales de la Iglesia. Un católico tradicionalista no acepta la falsa religión del Vaticano II ni la Nueva Misa (el Novus Ordo) porque esas novedades están en contradicción con la doctrina católica.

Falso tradicionalista: persona que se adhiere a la fe católica tradicional en ciertas formas (ya sea en la resistencia al ecumenismo o a partes del Vaticano II), pero también sostiene alguna fidelidad hacia la falsa secta del Vaticano II. La lealtad de los “falsos tradicionalistas” a la secta del Vaticano II ocurre normalmente porque ellos aceptan como Papas legítimos a los “Papas” post-Vaticano II, siendo que puede probarse que los “Papas” post-Vaticano II son antipapas.

Ecumenismo: se refiere a las enseñanzas del Vaticano II y de los “Papas” post-Vaticano II que dicen que hay que respetar, unirse, rezar, y estimar a las falsas religiones. El “ecumenismo”, tal como es practicado y enseñado por la secta del Vaticano II, está condenado directamente por la enseñanza católica, por los Papas y por toda la tradición de la Iglesia. Esto es porque este falso ecumenismo coloca a la Religión verdadera en pie de igualdad con las falsas religiones, y coloca al Dios verdadero en igualdad con los falsos dioses. Dicen algunos que, estrictamente hablando, el ecumenismo se refiere a la práctica herética de unirse con las sectas protestantes y cismáticas, y que el diálogo interreligioso se refiere a la práctica con las religiones no católicas. Sin embargo, hoy en día, los dos términos son casi sinónimos.

Fuentes:
[1] Denzinger, El Magisterio de la Iglesia, Editorial Herder, 1963, no. 1839.
[2] Denzinger 1800.
[3] Denzinger 1818.
[4] Claudia Carlen, The Papal Encyclicals [Las Encíclicas Papales], Raleigh: The Pierian Press, 1990, vol. 2 (1878-1903), p. 393.
[5] The Papal Encyclicals, vol. 3 (1903-1939), p. 125.

Tomado de: http://www.vaticanocatolico.com/

martes, 18 de marzo de 2014

HORA SANTA, SANTO ROSARIO, ADORACIÓN Y BENDICIÓN CON EL SANTÍSIMO SACRAMENTO


TODOS LOS JUEVES A LAS 18,00 HS. SE REALIZA EN LA CAPILLA DE NUESTRA CASA RELIGIOSA "LA HORA SANTA" ANTE EL SANTÍSIMO SACRAMENTO DEL ALTAR, ALLÍ ADORAMOS Y REZAMOS A JESUCRISTO HOSTIA POR NUESTRAS NECESIDADES ESPIRITUALES Y MATERIALES; DE MANERA PARTICULAR REZAMOS POR NUESTROS BENEFACTORES, FIELES Y AMIGOS.


¡Es verdad que nuestra vida en este valle de lágrimas es difícil la mayoría de las veces! Sentimos a cada instante el peso de los problemas relacionados con nuestra salud, empleo, hijos, malas compañías, drogas, divisiones en la familia, inseguridad, etc....Sin embargo, en medio de las dificultades no nos debemos desanimar. En las horas más difíciles, la Santísima Virgen habla al corazón de cada uno de nosotros: ´´¡Hijo mío, hija mía, rézame, pídeme! Estoy aquí para entenderte.´´ Entonces, usted debe dejarse influenciar y envolver por esta maternal dulzura de Nuestra Señora! Preséntele sus problemas, sus inquietudes, sus necesidades y también sus alegrías. Desahóguese un poco, hable de su día a día.... Tome su Rosario y empiece a rezar. Verá como la solución para muchos problemas se encuentra en estos minutos de oración e intimidades con Jesús y María. Ellos están a la espera de que comience a rezar, para atender sus necesidades espirituales y materiales... ES POR ESO QUE TODOS LOS JUEVES REZAMOS EL ROSARIO DE RODILLAS ANTE JESÚS SACRAMENTADO.

sábado, 15 de marzo de 2014

SOBRE EL AYUNO Y LA ABSTINENCIA DURANTE EL TIEMPO CUARESMAL


Llamamos "ayuno" a la privación voluntaria de comida durante algún tiempo por motivo religioso, como acto de culto ante Dios.
En la Biblia el ayuno puede ser señal de penitencia, expiación de los pecados, oración intensa o voluntad firme de conseguir algo. Otras veces, como en los cuarenta días de Moisés en el monte o de Elías en el desierto o de Jesús antes de empezar su m...isión, subraya la preparación intensa para un acontecimiento importante.
El ayuno es símbolo y expresión de una renuncia a todo aquello que nos impide realizar en nosotros el proyecto de Dios.
Junto con el desierto y la oración, el ayuno parece ser una de las mediaciones privilegiadas de todo tiempo penitencial, de revisión de vida y de búsqueda sincera de Dios. Sin embargo, los profetas Joel e Isaías nos indican el verdadero sentido de esta antigua práctica penitencial:
"Vuelvan a mí de todo corazón, con ayuno, llantos y lamentos. Desgarren su corazón y no sus vestiduras, y vuelvan al Señor, su Dios". (Joel 2, 12-18)
"Este es el ayuno que yo amo, oráculo del Señor: soltar las cadenas injustas, desatar los lazos del yugo, dejar en libertad a los oprimidos y romper todos los yugos; compartir tu pan con el hambriento y albergar a los pobres sin techo; cubrir al que veas desnudo..." (Isaías 58, 6-9)

Ayuno y Abstinencia
- El ayuno consiste en hacer una sola comida al día.
- La abstinencia consiste en no comer carne.
- Son días de abstinencia y ayuno: Miércoles de Ceniza y Viernes Santo.
- Son días de abstinencia de carne solamente sin ayuno, todos los viernes de cuaresma.
- La abstinencia obliga a partir de los 14 años.
- El ayuno de los 18 hasta los 59.
- Con estos sacrificios, se trata de que todo nuestro ser (espíritu, alma y cuerpo) participe en un acto donde reconozcan la necesidad de hacer obras con las que reparemos el daño ocasionado con nuestros pecados y para el bien de la Iglesia.

Abstenerse de juzgar a otros. Descubre a Cristo que vive en ellos.
Abstenerse de palabras hirientes. Llénate de frases sanadoras.
Abstenerse de descontento. Llénate de gratitud.
Abstenerse de enojos. Llénate de paciencia.
Abstenerse de pesimismo. Llénate de esperanza cristiana.
Abstenerse de preocupaciones. Llénate de confianza en Dios.
Abstenerse de quejarte. Llénate de parecio por la maravilla que es la vida.
Abstenerse de las presiones. Llénate de una oración que no cesa.
Abstenerse de amargura Llénate de perdón.
Abstenerse de darte importancia a ti mismo. Llénate de compasión por los demás.
Abstenerse de ansiedad sobre tus cosas. Comprométete en la propagación del Reino.
Abstenerse de desaliento. Llénate del entusiasmo de la fe.
Abstenerse de pensamientos mundanos. Llénate de las verdades que fundamentan la santidad.
Abstenerse de todo lo que te separe de Jesús. Llénate de todo lo que te acerque a Él.

El ayuno junto con la oración y la caridad, ha sido desde muy antiguo una "practica cuaresmal" como signo de la conversión interior a los valores fundamentales del evangelio de Cristo.

Cuaresma: Tiempo de preparación para la pascua del Señor mediante la oración, el ayuno y la entrega de nuestro prójimo; Tiempo de conversión para volver a Dios Padre misericordioso.

martes, 11 de marzo de 2014

REFUTACIÓN A UNA NOVEDOSA TESIS


Estimados Lectores y Visitantes; traemos a ustedes esta inteligente y nunca contestada refutación que el Dr. Homero Johas hiciera ya hace más de 20 años a la pretendida y novedosa tesis del -Papa Materialiter- inventada por un fraile dominico -Guerard Des Lauriers- antiguo profesor del seminario fundado por Marcel Lefebvre en Econe Suiza y que fue publicada en la revista Roma de la ciudad de Buenos Aires en su número 129 del año 1993. 
Compartimos esto ya que desgraciadamente muchos ex miembros expulsados o salidos de la FSSPX la abrazan, dado que les viene como anillo al dedo, para mantenerse en un término medio entre la posición teológica de dicha congregación y la posición Católica de la Sedevacante.
Cerramos esta pequeña introducción con las palabras de S.E.R. Mons. Carmona, que hacemos nuestra también:
  Finalmente han aparecido otros que, contra el sentir de todos los teólogos católicos, que han enseñado que un PAPA que cae en herejía automaticamente queda fuera de la IGLESIA y no puede más seguir siendo su cabeza visible, dandose aires de mucha inteligencia y de una asombrosa sabiduría, han sacado de sus reservas dos brillantísimos terminajos: MATERIALITER Y FORMALITER, para venir a decirnos que un hereje sí puede ser legítimo Papa pero materialiter no formaliter y pretenden imponer esta formula tan estupendamente por ellos inventada a todos aquellos que ignoran que esta distinción se aplica perfectamente bien al pecado que puede ser éste sí, material o formal en el que lo comete, pero de ninguna manera al PAPADO, en lo que la IGLESIA ha sido siempre clara y terminante: "O SE ES PAPA; o no se es".

La Bula mencionada ( http://www.mercaba.org/MAGISTERIO/cum_ex_apostolatus_officio.htm ) es clara y nos dice que los así promovidos deben evitarse como si fuesen hechiceros, paganos, publicanos o heresiarcas.
Confiamos en Dios y en la Virgen Santísima que sirva esto para esclarecer las mentes honestas y no dejarse seducir por novedosas y anticatólicas doctrinas que al decir de San Jerónimo son el origen de muchas herejías. 
Tomado del blog: http://www.fsanvicenteferrer.org/

Dr. Homero Johas


"Ecclesia non est vera perfectaque societas"
"La Iglesia no es una verdadera y perfecta sociedad"
(Doctrina condenada por la Iglesia: Pio IX DS. 2919)





Disposición de las Materias

Introducción Metafísica
0.1 - Definición Errónea de Materia
0.2 - Concepción Errónea de Ente Accidental
0.3 - La Consideración Mental «Materialiter»
0.4 - El Falso «Carácter Analógico» del «Papa Materialiter»

Primera Parte - La Teología del «Papa Materialiter»
1. 1 - De los Errores Ontológicos a los Teológicos
1.2 - El "PapaMaterialiter" «por Analogía»
1.3- Vacancia Formal por Falta de Intención Oculta
1.4 - La Ocupación ilícito de la Santa Sede
1.5 - La Dependencia de la Declaración de Vacancia
1.6 - El Sentido Camaleónico del «Papa Materialiter»

Segunda Parte - Perversión de la Fe sobre la Iglesia
2.1 - La Extinción del Primado Papal
2.2 - El Orden sin la Jurisdicción Ordinaria
2.3 - Eclipse de la Visibilidad de la Iglesia Conclusión

Continue leyendo en:  http://verdadcatolica.blogspot.com.ar/2014/03/la-novedosa-tesis-del-papa-materialiter.html

domingo, 9 de marzo de 2014

PRIMER DOMINGO DE CUARESMA

Toda la liturgia de este domingo es una exhortación a la confianza plena en Dios. El introito, gradual, ofertorio y comunión, están inspirados en el salmo de confianza "Qui habitat in adjutorio Altíssimi", Salmo que cantado enteramente en el tracto de la Misa, inspirará los responsorios breves y versillos de toda la Cuaresma, dándonos alientos a sostener con valentía el buen combate. Además ¿no es este combate el mismo, la lucha de Jesús que se prolonga continuamente en nosotros? Esto sin duda alguna es lo que la Iglesia quiere darnos a entender, al mostrarnos en el Evangelio de hoy a Jesús luchando denodadamente con Satanás al prepararse para su vida de ministerio público. Es su misión peculiar derrotar al demonio, como nos dirá en el Evangelio del sábado de Pasión; y al mostrarnos la escena presente, quiere que veamos el fundamento en que se ha de basar nuestra confianza en medio de la lucha. Cristo ha triunfado y la Iglesia nos enseña que también nosotros podemos vencer, porque en definitiva, en nosotros y en derredor nuestro, se libra el combate de Cristo, y por lo que se lucha es por la victoria misma de Cristo: nuestro valor es el suyo; pero quiere que en esta obra de salvación todos colaboremos con Él. Emprendamos, pues, llenos de confianza, el buen combate cuyo programa nos traza el Apóstol en la Epístola. Animémonos con el pensamiento de que nuestro progreso en la vida cristiana, es la continuación del triunfo de Cristo en nosotros. El combate que sostenemos para ello, el mismo que Jesús inauguró al comienzo de su vida pública. Verdad es que debiéramos ser siempre delante de Dios cual conviene lo seamos en la fiesta de Pascua; más como esa fortaleza es de pocos, ya que la flaqueza de la carne nos arrastra a que mitiguemos una observancia muy austera, y que las distintas ocupaciones de la vida dividen nuestra solicitud, de ahí que necesariamente el polvo mundanal manche aun a los corazones religiosos. Resulta, pues, utilísima para nuestra salvación esta divina institución de la Cuaresma a fin de que estos ejercicios de cuarenta días nos ayuden a recobrar la pureza de nuestras almas, redimiendo por medio de piadosas obras y de ayunos las culpas cometidas en los otros tiempos del año. Más para no dar a nadie el más leve motívo de descontento o escándalo, procuremos que nuestro modo de obrar no esté en desacuerdo con nuestro ayuno, porque de nada aprovecha cercenar al cuerpo la comida, si es que el alma no se aparta del pecado. "En este tiempo favorable, en estos días de salud", purifiquémonos con la Iglesia (Oración colecta) "por el ayuno, la castidad, la asiduidad en meditar y oir la divina palabra y por una sincera caridad" (Epístola).