Reflexión

INDISPENSABLE REFLEXIÓN

Sobre el Sedevacantismo se ha dicho lo que se ha querido, muchos han opinado sobre esta posición teológica y canónica católica sin conocer en profundidad sus verdaderos orígenes y desarrollo, sus verdaderos protagonistas --eclesiásticos de la mayor relevancia jerárquica como intelectual--, sus verdaderos y graves fundamentos dogmáticos, su imperiosa razón de defender a los católicos de la grave apostasía y cisma en el que ahora viven y malviven. Paradójica y curiosamente sus máximos enemigos y detractores han sido aquellos que se dicen "defensores de la tradición católica", estos son los falsos tradicionalistas, todos ellos ex miembros de la FSSPX a la cual hoy día calumnian y difaman con un diabólico resentimiento; dirigidos por una élite infiltrada con psudosteólogos que inventaron laberínticas "tesis" rabínicas-dominicas-jesuíticas, y de una gran malicia al servicio del complot judeo-masónico, y secundados por la complicidad y servilismo de una mayoría de incautos que movidos siempre por la ingenuidad de una cómoda negligencia se alimentan de las "teologías" y de los "teólogos" del facebook o de los blog de la internet. Frente a todos estos paracaidístas devenidos en estos últimos meses al "sedevacantismo" los hay de muchos colores, entre ellos contamos a los desilucionados por el coqueteo de Jorge Bergoglio con los Protestantes, Judíos y Musulmanes, como si Ratzinger, Wojtila y Montini no lo hubiesen hecho antes, estos nuevos "sedevacantistas" creen que solo Bergoglio es hereje formal y material y por lo tanto no es papa, pero los muy incautos "ignorantes en la cuestión" aceptan la misa nueva y los sacramentos dados con el nuevo ritual inválido e ilegítimo de Paulo VI. Los Católicos fieles creemos firmemente que el último Papa de la Iglesia Católica Apostólica Romana fue S.S Pío XII y que de allí por defecto y consecuencia de la Grana Apostasía ha cesado la institución del cónclave y cualquier iniciativa al respecto, solo será una delirante intentona.

viernes, 15 de mayo de 2015

EN UN NUEVO ANIVERSARIO DE LA MAGISTRAL ENCÍCLICA RERUM NOVARUM DE SU SANTIDAD EL PAPA LEÓN XIII


S.S León XIII
Justo hoy se cumple un nuevo aniversario de su carta encíclica Rerum novarum (latín: «De las cosas nuevas» o «De los cambios políticos») es la primera encíclica social de la Iglesia católica. Fue promulgada por el papa Leon XIII el viernes 15 de mayo de 1891. Fue una carta abierta dirigida a todos los obispos y catedráticos, que versaba sobre las condiciones de las clases trabajadoras. En ella, el papa dejaba patente su apoyo al derecho laboral de «formar uniones o sindicatos», pero también se reafirmaba en su apoyo al derecho de la propiedad privada. Además discutía sobre las relaciones entre el gobierno, las empresas, los trabajadores y la Iglesia, proponiendo una organización socioeconómica que más tarde se llamaría corporativismo.
Aun cuando se ha debatido sobre sus posiciones o declaraciones particulares, es claro que este trabajo fue notable como resumen de muchos asuntos planteados por la revolución industrial, por el creciente problema obrero y las sociedades democráticas modernas. Con esta encíclica la Iglesia pretendió, entre otras cosas, paralizar la «descristianización» de las masas trabajadoras, en un período en el cual la credibilidad de la Iglesia se veía disminuida debido a que los sectores populares de la cristiandad e incluso del clero, se inclinaban por las ideas revolucionarias o que las soluciones vendrían de las acciones conjuntas de la Iglesia, del estado, el patrón y los trabajadores. Precisó los principios para buscar la justicia social en la economía y la industria.


3 comentarios:

  1. Amazing vision of the future, what a great Pope was Leon Xlll when now everyone claim for the equality of classes he did actually acted and wrote an amazing encyclical letter where didn't look for an impossible equality but just the rights that every laborers deserve. Fr Fattore

    ResponderEliminar
  2. El comunismo legitima su violenta actuación a través de la llamada "teoría de la explotación capitalista": la propiedad privada de los medios de producción (del capital) coloca al trabajador en un situación dependiente y sumisa, hasta el punto de que se ve obligado a vender su fuerza trabajo a cambio de un salario. Sin embargo, debido a su especial situación de sumisión, el proletario trabaja más horas de las que realmente cobra, de donde surge la plusvalía capitalista.
    León XIII.León XIII no vio nunca esta falsa relación de dependencia unidireccional. Muy al contrario, entendió que "ni el capital puede subsistir sin el trabajo, ni el trabajo sin el capital". Y es que "los que carecen de propiedad, lo suplen con el trabajo; de modo que cabe afirmar con verdad que el medio universal de procurarse la comida y el vestido está en el trabajo".
    De hecho, prestaba un flaco favor a la sociedad el "suponer que una clase social sea espontáneamente enemiga de la otra, como si la naturaleza hubiera dispuesto a los ricos y a los pobres para combatirse mutuamente".

    ResponderEliminar
  3. Recordemos que el siglo XIX contó con la presencia de los dos grandes ideólogos estrellas del socialismo moderno. Como es de suponer me refiero a Karl Marx, quien murió en el año 1883 y a Federico Engels, contemporáneo del anterior, fallecido sólo cuatro años después de Rerum Novarum. Ambos filósofos alemanes, el primero emigrado a Francia por serias discrepancias con las autoridades prusianas, donde desarrolló su carrera y el segundo trasladado por su padre, un industrial alemán, a Inglaterra para que “aprendiera” el capitalismo como accionista de una compañía alemana en Londres.
    Esto solamente sirvió para exaxcerbar las ideas de Engels ante los abusos que presenció debido a interminables horas de trabajo, a niños incorporados inmisericordemente a trabajos de adultos y a atropellos por parte de algunos patronos, cuadro que posteriormente se vino a llamar “capitalismo salvaje”, causa y pretexto en aquel tiempo -y aún hoy día -, como todos sabemos, de ideas inaplicables y falsos mesías politicos que batallan por un inoperante socialismo para perpetuarse en el poder. Posteriormente Engels se trasladó a París donde mantuvo una estrecha amistad con Carl Marx el resto de su vida. Su obra “maestra” fue el famoso libro “El Capital”.
    Incidentalmente recordemos que, para esa época, era muy activo también el movimiento laboral en los EEUU. Ya en Septiembre del 1878 se celebra en Boston el primer Labor Day, organizado por la Labor Central Union de Nueva York. En Junio de 1894 se desencadena la famosa huelga Pullman (sí los trenes Pullman) donde mueren trabajadores al tratar la autoridad de refrenar la misma.
    Claro, es más bien la situación europea de su tiempo lo que decide a León XIII a definir la doctrina social de la Iglesia pero la basa, como ya dijimos, en la misma enseñanza de Cristo. Cristo es inspiración para la inter-relación justa, racional y juridica entre patrón y obrero, entre empleado y capital, entre pobre y rico, entre dueño y subordinado; relación que no tiene que ser antagónica para ser conveniente para ambas partes.

    ResponderEliminar