Reflexión

INDISPENSABLE REFLEXIÓN

Sobre el Sedevacantismo se ha dicho lo que se ha querido, muchos han opinado sobre esta posición teológica y canónica católica sin conocer en profundidad sus verdaderos orígenes y desarrollo, sus verdaderos protagonistas --eclesiásticos de la mayor relevancia jerárquica como intelectual--, sus verdaderos y graves fundamentos dogmáticos, su imperiosa razón de defender a los católicos de la grave apostasía y cisma en el que ahora viven y malviven. Paradójica y curiosamente sus máximos enemigos y detractores han sido aquellos que se dicen "defensores de la tradición católica", estos son los falsos tradicionalistas, todos ellos ex miembros de la FSSPX a la cual hoy día calumnian y difaman con un diabólico resentimiento; dirigidos por una élite infiltrada con psudosteólogos que inventaron laberínticas "tesis" rabínicas-dominicas-jesuíticas, y de una gran malicia al servicio del complot judeo-masónico, y secundados por la complicidad y servilismo de una mayoría de incautos que movidos siempre por la ingenuidad de una cómoda negligencia se alimentan de las "teologías" y de los "teólogos" del facebook o de los blog de la internet. Frente a todos estos paracaidístas devenidos en estos últimos meses al "sedevacantismo" los hay de muchos colores, entre ellos contamos a los desilucionados por el coqueteo de Jorge Bergoglio con los Protestantes, Judíos y Musulmanes, como si Ratzinger, Wojtila y Montini no lo hubiesen hecho antes, estos nuevos "sedevacantistas" creen que solo Bergoglio es hereje formal y material y por lo tanto no es papa, pero los muy incautos "ignorantes en la cuestión" aceptan la misa nueva y los sacramentos dados con el nuevo ritual inválido e ilegítimo de Paulo VI. Los Católicos fieles creemos firmemente que el último Papa de la Iglesia Católica Apostólica Romana fue S.S Pío XII y que de allí por defecto y consecuencia de la Grana Apostasía ha cesado la institución del cónclave y cualquier iniciativa al respecto, solo será una delirante intentona.

martes, 16 de junio de 2015

LA POBREZA, POR LEÓN BLOY


Tomado del: recomendado amigo e inteligente Blog: http://engloriaymajestad.blogspot.com.ar/

“Tendréis siempre pobres entre vosotros”. Desde el abismo de esta Palabra, ningún hombre ha podido jamás decir lo que es la Pobreza.
Los Santos, que se le han desposado con amor y que le han dado numerosos hijos, aseguran que es infinitamente amable. Los que no quieren su compañía mueren a menudo de espanto o de desesperación bajo su beso, y la multitud pasa “de la entraña al sepulcro” sin saber lo que es necesario pensar de ese monstruo.
Cuando se interroga a Dios, responde que es pobre: “Ego sum pauper". Cuando no se le interroga ostenta su magnificencia.
La creación parece ser una flor de la Pobreza infinita; y la suprema obra maestra de Aquel que se llama el Todopoderoso ha sido el hacerse crucificar como un ladrón en la Ignominia absoluta.
Los Angeles se callan y los Demonios temblando se arrancan la lengua para no hablar.
Sólo los idiotas de este último siglo han intentado dilucidar el misterio. Esperando que el abismo los engulla, la Pobreza se pasea tranquilamente con su máscara y su criba.
Cómo le convienen las palabras del Evangelio según San Juan: “Era la verdadera luz que alumbra a todo hombre que viene a este mundo. En el mundo estaba, el mundo por Ella fué hecho y el mundo no la conoció. Vino a lo que era suyo y los suyos no la recibieron''.

¡Los suyos! Sí, sin duda. La humanidad ¿no le pertenece? No hay una bestia más desnuda que el hombre y debería ser un lugar común afirmar que los ricos son malos pobres. Cuando el caos de este mundo caído haya sido desembrollado, cuando las estrellas busquen su pan y el único admitido a reflejar el Esplendor sea el lodo más difamado; cuando se sepa que nada está en su lugar y que la especie racional no vivía sino sobre enigmas y apariencias; bien podrían las torturas de un desgraciado divulgar la miseria de alma de un millonario que correspondía espiritualmente a sus andrajos en el registro misterioso de las reparticiones de la Solidaridad universal....

Nadie sabe su propio nombre ni conoce su propia figura. Todos los rostros y todos los corazones se hallan nublados como la frente del parricida, bajo el impenetrable tejido de las combinaciones de la Penitencia. Se ignora por qué se sufre y se ignora por qué se está en Delicias.
Los ricos tienen horror por la pobreza puesto que tienen el presentimiento oscuro del negocio expiatorio implicado en su presencia. Les espanta como la faz oscura de un acreedor que no conoce el perdón. Les parece, y no sin razón, que la miseria espantosa que disimulan en el fondo déllos mismos, bien podría romper de un golpe sus lazos de oro y sus envolturas de iniquidad, y acudir con lágrimas ante aquella que fue la Compañera elegida del Hijo de Dios.
Al mismo tiempo un instinto venido de lo bajo les advierte del contagio. Estos execrables adivinan que la Pobreza es la Faz misma de Cristo, la Faz escupida que pone en fuga al Príncipe deste mundo y que ante Ella no hay medio de comer el corazón de los miserables al son de flautas o de oboes. Sienten que su vecindad es peligrosa, que las lámparas humean a su proximidad, que las antorchas toman aspectos de cirios fúnebres y que todo placer sucumbe.... Es el contagio de las Tristezas divinas....
Para emplear un lugar común cuya profundidad desconcierta, los pobres traen desgracia, en el mismo sentido que el Rey de los pobres ha declarado que ha venido a “traer la espada''.Una tribulación inminente y en verdad espantosa ocurre al hombre alegre a quien un pobre ha tocado el vestido y ha mirado con los ojos en los ojos.

La Femme Pauvre

1 comentario:

  1. Como siempre da gusto leer a Leon Bloy, gracias por compartir, ya voy a mirar mas detenidamente el blog en Gloria y Majestad

    ResponderEliminar