Reflexión

INDISPENSABLE REFLEXIÓN

Sobre el Sedevacantismo se ha dicho lo que se ha querido, muchos han opinado sobre esta posición teológica y canónica católica sin conocer en profundidad sus verdaderos orígenes y desarrollo, sus verdaderos protagonistas --eclesiásticos de la mayor relevancia jerárquica como intelectual--, sus verdaderos y graves fundamentos dogmáticos, su imperiosa razón de defender a los católicos de la grave apostasía y cisma en el que ahora viven y malviven. Paradójica y curiosamente sus máximos enemigos y detractores han sido aquellos que se dicen "defensores de la tradición católica", estos son los falsos tradicionalistas, todos ellos ex miembros de la FSSPX a la cual hoy día calumnian y difaman con un diabólico resentimiento; dirigidos por una élite infiltrada con psudosteólogos que inventaron laberínticas "tesis" rabínicas-dominicas-jesuíticas, y de una gran malicia al servicio del complot judeo-masónico, y secundados por la complicidad y servilismo de una mayoría de incautos que movidos siempre por la ingenuidad de una cómoda negligencia se alimentan de las "teologías" y de los "teólogos" del facebook o de los blog de la internet. Frente a todos estos paracaidístas devenidos en estos últimos meses al "sedevacantismo" los hay de muchos colores, entre ellos contamos a los desilucionados por el coqueteo de Jorge Bergoglio con los Protestantes, Judíos y Musulmanes, como si Ratzinger, Wojtila y Montini no lo hubiesen hecho antes, estos nuevos "sedevacantistas" creen que solo Bergoglio es hereje formal y material y por lo tanto no es papa, pero los muy incautos "ignorantes en la cuestión" aceptan la misa nueva y los sacramentos dados con el nuevo ritual inválido e ilegítimo de Paulo VI. Los Católicos fieles creemos firmemente que el último Papa de la Iglesia Católica Apostólica Romana fue S.S Pío XII y que de allí por defecto y consecuencia de la Grana Apostasía ha cesado la institución del cónclave y cualquier iniciativa al respecto, solo será una delirante intentona.

jueves, 11 de febrero de 2016

OUR LADY OF LOURDES (1858) -NUESTRA SEÑORA DE LOURDES-


The first of the eighteen apparitions of the Blessed Virgin Mary to the humble Bernadette Soubirous took place at Lourdes on February 11, 1858. On March 25th, when Bernadette asked the beautiful Lady Her name, She replied: I am the Immaculate Conception. The Church for long centuries had believed in Her Immaculate Conception, Her exemption from every trace of the original sin which through Adam, our first and common father, separated man from his God. It was never proclaimed a dogma, however, until 1854. Mary Herself, in 1830, had asked of a Vincentian Sister at the Rue du Bac in Paris, that a medal be struck bearing Her likeness and the inscription: O Mary, conceived without sin, pray for us who have recourse to Thee.
Our Lady by Her apparitions at Lourdes in 1858 seems to convey Her appreciation for the formal proclamation of Her great privilege, by Pius IX, in 1854. Countless and magnificent miracles of healing have occurred at Lourdes, confirmed by physicians and recorded in the Lourdes shrine Book of Life. To name but one: a doctor wrote a book describing the great miracle he had witnessed for a dying girl, whom he had observed on the train that was carrying handicapped persons from Paris to Lourdes. He had not expected her to survive and return home from the sanctuary.
Through the Lourdes Apparitions, the devotion of persons in all parts of the world to the Immaculate Mother of God has been wonderfully spread, and countless miracles have been wrought everywhere through Her intercession. The Virgin Mother of God is truly the chosen Messenger of God to these latter times, which are entrusted to Her, the chosen vessel of the unique privilege of exemption from original sin. Only with Her assistance will the dangers of the present world situation be averted. As She has done since 1858 in many places, at Lourdes, too, She gave us Her peace plan for the world, through Saint Bernadette: Prayer and Penance, to save souls.

3 comentarios:

  1. ¡OH MARÍA SIN PECADO CONCEBIDA,
    ROGAD POR NOSOTROS QUE RECURRIMOS A VOS!

    ResponderEliminar
  2. “Profecías privadas. Las conocemos, hoy día hay muchas. Siempre las ha habido. Éstas son de índole sobrenatural, cuando no son falsas. De cada cien revelaciones privadas, una sola es auténtica, dijo San Pablo de la Cruz, fundador de los Pasionistas. Muy exagerado, evidentemente ¿no? Demasiado poco. Pero la verdad es que de las modernas, la Iglesia solamente ha aprobado las de Lourdes y de Fátima, y eso indirectamente, y alguna otra que en Bélgica fue aprobada por los obispos diocesanos Estas profecías son proferidas para consolar al pueblo cristiano en una coyuntura dada, o para prevenirlo o para amonestarlo. Son parciales y locales. Si no tienen nada contra la Fe, la Iglesia suele guardar reserva y no pronunciarse.(1) Algunas se revelan como fraudes, tal los escritos de la Madre Raffo que se propagaban mucho cuando yo era muchacho. Otras como engaños subjetivos, tal como los prodigios del Cristo de Limpias en España, otras de dudosa autenticidad como las profecías de los Papas de San Malaquías, otras caen pronto en el olvido sin pena y sin gloria tal como La Saleta, tan ruidosa en su tiempo (2). Nadie está obligado a creer en una revelación privada, aunque estemos obligados a no despreciarlas. ‘No despreciéis las profecías’ como dice San Pablo (3). Y cuando las creemos, las creemos con fe humana, no con fe divina".

    “La Gran Ramera es Roma, dicen triunfantes los protestantes, aunque no todos (4). Porque el Ángel mismo le dice a San Juan que la mujer impía representa a una gran ciudad que está sobre Siete Colinas... como Roma. Pero la cuestión es que el Ángel después le explica al Profeta que las siete colinas representan siete reinos. Anteriormente dije que esta mala mujer representa al Capitalismo, pero no solamente al Capitalismo, sino también una religión falsa y abominable nacida bajo las alas del Capitalismo. Sea una nueva religión, sea el mismo Cristianismo adulterado, como interpreta Lacunza (de la Roma Pagana), y por lo cual prohibieron su libro. Que la Roma pagana, que San Juan tenía antes los ojos, haya sido el modelo de esta pintura, es más que probable. Pero que la pobre Roma actual sea eso, es disparate. Que una Roma futura, potente y corrompida, sea, al fin del siglo, la capital del Anticristo, es cosa que muchos dicen y yo no creo. Me parece que la capital del Anticristo será Jerusalem. ¿De dónde sacamos esto? Está claro en el texto. El profeta describe a la Ramera como un gran emporio comercial, por cierto un puerto de mar, que domina en el mundo entero, que gobierna el comercio internacional, que enriquece a los que la sirven, que se gloría de que ni Dios le puede hacer nada, y que anda borracha de la sangre de los mártires y ofrece a todas las gentes el vino de la ira de su fornicación’, como dice el profeta con una metáfora rara que evidentemente designa una corrupción religiosa.

    ResponderEliminar
  3. Pues en ella se halló la sangre de los mártires y los santos que fueron muertos en la tierra, prosigue el profeta, es decir que ha heredado toda la responsabilidad de todos los que han sido degollados por Cristo. El cardenal Newman dice que puede ser una Roma futura, o también varias grandes ciudades capitalistas como Londres, Nueva York, Roma... y Buenos Aires, puerto de mar. O bien simplemente un símbolo del sistema capitalista, donde quiera que se asiente. El caso es que el profeta la pinta comerciando con toda clase de mercaderías, incluso el trigo, esclavos y almas de hombres, como llamaban los rusos a los esclavos; almas les llamaban. Y enumera toda clase de mercaderías, el profeta, piedras preciosas, cosas de lujos y toda clase de lujos. Y gobernando a los capitanes y dueños de navíos, por eso parece que es un puerto de mar, que ponen el grito en el cielo cuando la ven caer. Y caerá y será incendiada en una hora, dice tres veces el texto, lo cual no era posible antes pero lo es ahora con la bomba atómica. En un lugar dice en un día, y en otras tres partes dice destruida en una hora’.
    (…)
    La solución más probable a este lío es que el Anticristo restaurará el Imperio Romano, que era el último de los siete, y así será octavo y séptimo a la vez; y estaba muerto y revivió. Esa es la opinión común de los santos padres. Como ven, no parece que estemos muy cerca de eso. ¿O sí? Hoy día hay un movimiento muy fuerte, los Oneworlders o mundialistas, que propicia la restauración del imperio de Augusto y Nerón, en forma de una confederación mundial, sin Jesucristo.

    La Profecía y el Fin de los Tiempos
    Conferencias dictadas por el R.P. Dr. Leonardo Castellani, SJ,
    en la Iglesia del Socorro – Buenos Aires, 6 de Junio al 18 de Julio 1969

    ResponderEliminar