Reflexión

INDISPENSABLE REFLEXIÓN

Sobre el Sedevacantismo se ha dicho lo que se ha querido, muchos han opinado sobre esta posición teológica y canónica católica sin conocer en profundidad sus verdaderos orígenes y desarrollo, sus verdaderos protagonistas --eclesiásticos de la mayor relevancia jerárquica como intelectual--, sus verdaderos y graves fundamentos dogmáticos, su imperiosa razón de defender a los católicos de la grave apostasía y cisma en el que ahora viven y malviven. Paradójica y curiosamente sus máximos enemigos y detractores han sido aquellos que se dicen "defensores de la tradición católica", estos son los falsos tradicionalistas, todos ellos ex miembros de la FSSPX a la cual hoy día calumnian y difaman con un diabólico resentimiento; dirigidos por una élite infiltrada con psudosteólogos que inventaron laberínticas "tesis" rabínicas-dominicas-jesuíticas, y de una gran malicia al servicio del complot judeo-masónico, y secundados por la complicidad y servilismo de una mayoría de incautos que movidos siempre por la ingenuidad de una cómoda negligencia se alimentan de las "teologías" y de los "teólogos" del facebook o de los blog de la internet. Frente a todos estos paracaidístas devenidos en estos últimos meses al "sedevacantismo" los hay de muchos colores, entre ellos contamos a los desilucionados por el coqueteo de Jorge Bergoglio con los Protestantes, Judíos y Musulmanes, como si Ratzinger, Wojtila y Montini no lo hubiesen hecho antes, estos nuevos "sedevacantistas" creen que solo Bergoglio es hereje formal y material y por lo tanto no es papa, pero los muy incautos "ignorantes en la cuestión" aceptan la misa nueva y los sacramentos dados con el nuevo ritual inválido e ilegítimo de Paulo VI. Los Católicos fieles creemos firmemente que el último Papa de la Iglesia Católica Apostólica Romana fue S.S Pío XII y que de allí por defecto y consecuencia de la Grana Apostasía ha cesado la institución del cónclave y cualquier iniciativa al respecto, solo será una delirante intentona.

viernes, 24 de septiembre de 2021

FESTIVIDAD DE NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED, LIBERADORA DE CAUTIVOS




La presencia de las conmemoraciones marianas dentro del calendario cristiano, son continuas. En ellas se muestra la Ternura de la Madre para hacer eficaz el Plan de Dios en el género humano. Por eso cada 24 de Septiembre, por ejemplo, recordamos a Nuestra Señora La Virgen de la Merced. Según relata una vieja tradición, la Virgen se apareció a la vez a Jaime I el Conquistador, a San Raimundo de Peñafort y a San Pedro Nolasco.

También pedirá su colaboración en este designio divino a San Ramón Nonato. En esta manifestación, la Madre de los afligidos encomendó a los tres la misión de liberar a los cautivos que habían caído en poder de los herejes. Esta petición cristaliza en el inicio de la Orden de los Mercedarios, quienes en un principio, su carisma, propiamente dicho es redimir a los esclavos, devolviéndoles la libertad y, por lo tanto, la dignidad de hijos de Dios.

Un objetivo que compartían también los religiosos trinitarios. Posteriormente el carisma se extendió a la pastoral penitenciaria como sucede en esta Orden actualmente. También es el comienzo del culto a esta Advocación Mariana, que encuentra su expansión por toda la Iglesia, especialmente a partir del siglo XVII.

María, refugio de los necesitados, es fiel reflejo de la misericordia de Dios, que, nos invita a liberarnos del pecado, raíz de todos los males. Para ello nos ofrece el amparo de María, madre suya y Madre nuestra. La Virgen de la Merced que se celebra en este día del santoral es la Patrona de los presos e inmigrantes. En España ostenta el Patronazgo de las Instituciones Penitenciarias. También se le llama a esta advocación de la Virgen María, Nuestra Señora de la Misericordia.


Oración

María, Merced de Dios, regalo de Cristo a los hombres. La Trinidad Santa te envió a Barcelona, mensajera de libertad y misericordia, para, por medio de Pedro Nolasco, mostrarte corredentora, mediadora, Madre de todos, ternura de Dios para los pobres.
Madre de la Merced, enséñanos a valorar nuestra fe Católica, haznos capaces de amar con caridad mercedaria, conviértenos en portadores de paz.
Que tus besos derritan la violencia que nos envuelve, hasta que recuperemos, en tu regazo materno, la ilusión de familia, transformado el mundo en un hogar.Te proclama patrona y princesa y Madre nuestra
Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario