BIENVENIDOS

¿Es la primera vez que visita nuestro blog? Entonces ¡Sea usted muy bienvenido! Este es un blog netamente religioso, dónde publicamos todas las actividades de Nuestra Sociedad Religiosa y algunas noticias de la Iglesia en general.

Is it this the first time visiting our blog? You are very Welcome! This is a religious blog in where we publish all our Religious Society activities and some news from the Church in general.

sábado, 25 de marzo de 2017

PARA REFLEXIONAR CATÓLICAMENTE



Jorge Mario Bergoglio -alias- "papa" Francisco no tiene la fe católica. Por tanto no es miembro de la Iglesia. Y si no es miembro no puede ser cabeza. Esto lo afirman en forma terminante San Antonino de Florencia, San Roberto Belarmino, San Alfonso María de Ligorio. San Roberto dice: "principio de los más ciertos", "sentencia de todos los antiguos Padres".
El Papa que pierde la fe se autodepone, deja de serlo. No puede ser depuesto por nadie. "Sólo por la Fe puedo ser juzgado" decía el Papa Inocencio III. Pues al no tenerla deja de ser Papa y superior de nadie. Y esta constatación la puede hacer todo cristiano que tenga la Fe.
San Vicente de Lerins se pregunta: "¿cual deberá ser la conducta de un cristiano católico, ante una novedad herética que no esté limitada a un pequeño grupo, sino que amenaza con contagiar a la Iglesia entera?"
"En tal caso el cristiano deberá hacer todo lo posible para adherirse a la antigüedad, la cual no puede evidentemente ser alterada por ninguna mentira".
O sea, "mantener la que ha sido creído en todas partes, siempre y por todos" . Ello implica someterse al régimen tradicional de la Iglesia.
San Vicente de Lerins no habla a obispos o doctores sino a cualquier cristiano.
San Vicente Ferrer dice que es muy peligroso para el alma cristiana adherirse como a Papa al que no lo es; el falso Papa es como "un dios extranjero en este mundo, un ídolo, una estatua, una imagen ficticia de Cristo". La responsabilidad es mayor para el que tiene autoridad o ciencia, pero alcanza a todo cristiano.
Jorge Mario Bergoglio -alias- "papa" Francisco, en la medida en que no nos transmite la fe de sus predecesores, ya no es el sucesor de Pedro.
San Roberto Belarmino, con todos los canonistas católicos, enseña que el Papa que cayera en herejía notoria y pública, "AÚN ANTES DELA SENTENCIA DECLARATORIA DE LA IGLESIA, QUEDA PRIVADO DE SU POTESTAD DE JURISDICCIÓN..." (De Romano Pontifice, I, II. cap. 30)
O sea que si un Papa legítimo cae en desviación de la Fe, por herejía y apostasía "reniega de Cristo y de la Iglesia verdadera" volviéndose cismático; como consecuencia INMEDIATA o sea "ipso facto", él mismo reniega de su cargo y se priva de la jurisdicción del mismo como enseñan el Card. Torquemada, Santo Tomás de Aquino, el Card. Billot, Wernz Vidal, Melchor Cano, Sylvius, Juan Driego, Pedro Ballerini, ... sostienen que SON NULOS los actos jurisdiccionales de quien cayó en herejía notoria. Y esto, que vale para cualquier fiel, vale aún más para un Papa, Obispo, Párroco, etc., que siendo legítimo se desvía de la Fe. SU CARGO QUEDA "IPSO FACTO" VACANTE.
El Card. Billot enseña que "Dios puede permitir que a veces la vacancia de la Sede Apostólica se prolongue por mucho tiempo" (Tract. de Eccl. t. I, pp. 612-635)

¿Puede un hereje ser un Papa válido de la Iglesia Católica y Romana?
No. La Bula Cum ex apostolatus officio del Papa Paulo IV enseña que: si alguien era un hereje antes de la elección Papal, no puede ser un Papa válido, aún si es elegido en forma unánime por los Cardenales (aunque esta Bula no corresponde para Jorge Bergoglio, ya que él no es sacerdote, ni obispo de la Iglesia Católica). Cánon 188. 4 (1917 Código de Ley Canónica) enseña que: si un clérigo (Papa, Obispo, etc.) se vuelve un hereje, pierde su oficio sin alguna declaración por ley operacional. San Roberto Bellarmino, San Antonio, San Francisco de Sales, San Alfonso Ligorio, y muchos otros teólogos, todos enseñan que un hereje no puede ser Papa: "Sin embargo, si Dios llegara a permitir que un Papa se convirtiese en hereje notorio, dejaría por tal hecho de ser Papa, y la silla de Pedro estaría vacante". (San Alfonsus Ligorio, Doctor de la Iglesia: Verita bella Fede. Pt. III, Ch.VIII, 9-10).

domingo, 19 de marzo de 2017

3º DOMINGO DE CUARESMA, STA. MISA Y BAUTISMO


Evangelio según San Lucas
Jesús estaba expulsando un demonio que era mudo; sucedió que, cuando salió el demonio, rompió a hablar el mudo, y las gentes se admiraron. Pero algunos de ellos dijeron: Por Beelzebul, Príncipe de los demonios, expulsa los demonios. Otros, para ponerle a prueba, le pedían una señal del cielo. Pero Él, conociendo sus pensamientos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo queda asolado, y casa contra casa, cae. Si, pues, también Satanás está dividido contra sí mismo, ¿cómo va a subsistir su reino? Porque decís que yo expulso los demonios por Beelzebul. Si yo expulso los demonios por Beelzebul, ¿por quién los expulsan vuestros hijos? Por eso, ellos serán vuestros jueces. Pero si por el dedo de Dios expulso yo los demonios, es que ha llegado a vosotros el Reino de Dios. Cuando el fuerte y bien armado custodia su palacio, sus bienes están en seguro. Pero cuando llega uno más fuerte que él y le vence, le quita las armas en las que estaba confiado y reparte sus despojos. 
El que no está conmigo, está contra mí, y el que no recoge conmigo, desparrama. Cuando el espíritu inmundo sale de un hombre, anda vagando por lugares áridos, en busca de reposo; y, al no encontrarlo, dice: “Me volveré a mi casa, de donde salí.” Y al llegar la encuentra barrida y en orden. Entonces va y toma consigo otros siete espíritus peores que él; entran y se instalan allí. Y el final de aquel hombre viene a ser peor que el principio. Sucedió que, estando él diciendo estas cosas, alzó la voz una mujer de entre la gente, y dijo: ¡Dichoso el seno que te llevó y los pechos que te amamantaron! Pero él dijo: Dichosos más bien los que oyen la Palabra de Dios y la guardan.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

SANTO BAUTISMO
Al finalizar la Santa Misa del Tercer Domingo de Cuaresma, el P. Mauricio administró el sacramento del sto. Bautismo a la niña Abigail Suarez, hija del Sr. Diego Alberto Suarez y de la Sra. María Laura Ovando, fungiendo como padrino el sr. Lorenzo Darío Ovnado y como madrina la sra. María Inés Manassero.
El santo Bautismo es el fundamento de toda la vida cristiana, el pórtico de la vida en el espíritu ("vitae spiritualis ianua") y la puerta que abre el acceso a los otros sacramentos. Por el Bautismo somos liberados del pecado y regenerados como hijos de Dios, llegamos a ser miembros de Cristo y somos incorporados a la Iglesia y hechos partícipes de su misión (cf Concilio de Florencia): Baptismus est sacramentum regenerationis per aquam in verbo" ("El bautismo es el sacramento del nuevo nacimiento por el agua y la palabra": Catecismo Romano 2,2,5).


jueves, 16 de marzo de 2017

MARZO, MES DEDICADO A San José, patrono de la Iglesia Universal ... BONUM SANE ET SALUTARE Motu Proprio de BENEDICTO XV Sobre las solemnidades del 50º aniversario de la declaración de San José como Patrono de la Iglesia Católica Del 25 de julio de 1920


GLORIOSO PATRIARCA SAN JOSÉ ROGAD POR NOSOTROS QUE CONFIAMOS EN VOS

A vos recurrimos en nuestra tribulación, bienaventurado José, y después de haber implorado el auxilio de vuestra santísima Esposa, solicitamos también confiadamente vuestro Patrocinio. Por el afecto que os unió a la Virgen Inmaculada, Madre de Dios; por el amor paternal que profesasteis al Niño Jesús, os suplicamos que volváis benigno los ojos a la herencia que Jesucristo conquistó con su Sangre, y que nos socorráis con vuestro poder en nuestras necesidades. Proteged, prudentísimo Custodio de la Divina Familia, el linaje escogido de Jesucristo. Preservadnos, Padre amantísimo, de todo contagio de error y corrupción; sednos propicio y asistidnos desde el cielo, poderosísimo Protector nuestro, en el combate que al presente libramos contra el poder de las tinieblas. Y del mismo modo que, en otra ocasión, librasteis del peligro de la muerte al Niño Jesús, defended ahora a la Santa Iglesia de Dios contra las asechanzas de sus enemigos y contra toda adversidad. Amparad a cada uno de nosotros con vuestro perpetuo patrocinio a fin de que, siguiendo vuestros ejemplos, y sostenidos por vuestros auxilios, podamos vivir santamente, morir piadosamente y obtener la felicidad eterna del cielo. Amén

http://www.mercaba.org/benedicto/bonum_sane_et_salutare.htm

martes, 14 de marzo de 2017

LA RUTINA ANTISEDEVACANTISTA EN TIEMPOS BERGOGLIANOS




Conservadores, Lefebvristas, Materialiter, Resistentes Flácidos, Ecclesia Dei, Una Voce, Summorum y algún devenido "sedevacantista" SUEÑAN VER A Jorge Bergoglio con este disfraz

En los últimos dos años, más o menos, un verdadero aluvión de artículos anti-sedevacantistas han aparecido en publicaciones “on line” y fuera de la Red, tipo “reconocer-y-resistir”, escritos principalmente por autores laicos que han incursionado en varios dominios de la teología católica y de la literatura canónica, pero que no tienen una comprensión genuina de la materia en la que pontifican. Su enfoque de la cuestión de si Francisco es un Papa válido, con frecuencia, no es deductiva (aplicar principios católicos a las evidencias que están a nuestra vista para luego llegar a una conclusión), sino que en vez de ello es inductiva, partiendo de la conclusión deseada de que Francisco es un Papa válido y después intentar llegar a las “pruebas” que parecen llevar a esa conclusión).
A pesar de que estos autores hacen todo lo que pueden para defender la idea de que Jorge Bergoglio es verdaderamente Papa de la Iglesia Católica, al mismo tiempo insisten, sin embargo, en que la validez del papado, no significa nada (que puede no tener ningún efecto práctico en su vida), para no poner en peligro la salud y la salvación del alma. En otras palabras, por lo que a su catolicismo se refiere, bien podría no ser el Papa (de hecho, mejor sería que no lo fuera).
Por analogía, se puede decir que si bien el sedevacantista sostiene que un lobo no puede ser un pastor, precisamente porque es un lobo, la posición de “resistencia” por el contrario afirma que un lobo puede ser un pastor, pero el que sea o no pastor no importa (o más bien, las ovejas tienen la obligación de protegerse del pastor). Adivina cuál de estas dos ideas solo es compatible con la doctrina católica.
San Roberto Belarmino acertó cuando dijo, “sería la más miserable condición de la Iglesia, si estuviera obligada a reconocer al lobo, que está manifiestamente al acecho, como si fuera el pastor” (De Romano Pontífice, Libro II, Cap. 30). Al parecer, este gran santo y doctor de la Iglesia se olvidó de haber proclamado “guárdate del mal pastor” a las ovejas para que se aseguraran de que el lobo no pudiera hacerles mal. Oh, qué bien.
De hecho, parece que la única cosa que supera los esfuerzos gigantescos hechos por los semi-tradicionalistas para defender la reclamación de Francisco al papado, es su incansable labor para reforzar la idea de que este Papa supuestamente válido y auténtico debe ser resistido, ignorado, contradicho, y neutralizado de todas las maneras posibles, para que su enseñanza, sus leyes disciplinarias, sus “santos”, y sus normas de culto no influyan en los fieles de ninguna manera. En otras palabras, él puede y debe ser su “Papa”, pero no se atreven con los hechos a aplicarle cualquiera de las doctrinas católicas sobre el papado. Él es, como el P. Anthony Cekada tan acertadamente lo expresó hace años, un “Papa de cartón -solamente para exhibirlo-” (fuente).
Quienes objetan que Francisco debe ser el Papa, porque de lo contrario tendremos que concluir que la Iglesia ha defeccionado o ha sido abandonada por Dios, deben darse cuenta de que un hereje manifiesto (o apóstata), obviamente, no da ni puede ofrecer ningún tipo de garantía o protección para la Iglesia. Esto, ellos mismos lo admiten tácitamente como se ve por la feroz resistencia al hombre. Obviamente no protege ni garantiza nada y, de hecho, lleva al infierno. (En el futuro cercano, vamos a tener más blogs y podcasts preguntándose si “¿Han prevalecido las puertas del infierno?” Pregunta que se adelanta aquí: El Papa y el Anticristo)
Brevemente, un hombre que no profesa la fe de San Pedro no puede ser el sucesor de San Pedro. Nadie, de hecho, puede incluso ser miembro de la Iglesia Católica si no profesa esa misma fe, y mucho menos ser su cabeza: “En realidad sólo son miembros de la Iglesia los que han sido bautizados y profesan la verdadera fe, y no han tenido la desgracia de separarse de la unidad del Cuerpo, o no han sido excluidos por la autoridad legítima por haber cometido faltas graves “(Pío XII, Encíclica Mystici Corporis, n 22; cursivas añadidas).
Nuestro Señor Jesucristo garantiza la Fe de San Pedro: “Pero yo he rogado por ti, para que tu fe no falle; y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos” (Lc 22:32). La objeción de que San Pedro negó a Cristo tres veces no viene al caso, porque en realidad no fue hecho Papa hasta después de la Resurrección de Cristo. De hecho, el Concilio Vaticano utiliza el pasaje bíblico que acabamos de citar como prueba de que la Santa Sede no puede verse afectada por cualquier error, dejando claro que nuestro Señor concedió el papado de San Pedro después de su resurrección: “Y sólo a Simón Pedro, Jesús después de su resurrección confirió la jurisdicción propia del supremo Pastor y regidor de todo el rebaño, diciendo: “Apacienta mis corderos”, “Apacienta mis ovejas” (Juan 21:15 y ss)…. [L]a Sede de San Pedro siempre ha permanecido libre de cualquier error, según la promesa divina que nuestro Señor el Salvador hizo al jefe de sus discípulos: “Yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos (Lucas 22:32)” (Vaticano I, Constitución dogmática Pastor Aeternus; Denz 1822, 1836; la cursiva es nuestra).
En respuesta a la oleada reciente y muy popular de artículos contra el sedevacantismo por autores como el obispo Richard Williamson, Robert Siscoe, John Salza, Brian McCall y otros, el P. Anthony Cekada ha publicado un vídeo exponiendo los hechos relacionados con la enseñanza católica aplicable a un hereje que dice ser Papa, y refuta paso a paso los distintos errores en que caen los expertos que profesan “reconocer-y-resistir”.
El siguiente texto es un breve resumen e introducción al video, publicado en el blog del P. Cekada Quidlibet):
La elección de Jorge Mario Bergoglio en el cónclave de marzo de 2013 fue un punto de inflexión en la disputa entre los tradicionalistas católicos sobre la cuestión del Papa: ¿Tenemos que “Reconocer” a los papas posconciliares como verdaderos papas, aunque “resistiéndoles? (la posición “R & R” propia de la Sociedad de San Pío X, Mons. Williamson, The Remnant, Catholic Family News y muchos otros) ¿O debemos tratarlos como herejes públicos que no son en absoluto verdaderos papas? (La posición sedevacantista)
Las declaraciones públicas escandalosas de Francisco y sus travesuras alocadas han llevado cada vez a más tradicionalistas a abrazar el sedevacantismo, y muchos más están considerando hacer lo mismo.
Esto ha causado consternación en el campo de R & R, por lo que se han sentido obligados a producir un buen número de críticas al sedevacantismo en los últimos dos años.
He recibido muchas peticiones para que responda a estas críticas, y este video es mi respuesta.
La primera rutina de los R & R es seguir a teólogos equivocados –Francisco Suárez, Cayetano y Juan de Santo Tomás– que mantienen que un Papa hereje tenía que ser llevado a juicio antes de que perdiera su cargo. Pero esta enseñanza:
Fue posteriormente abandonada por los teólogos, que adoptaron en vez de ella la posición de San Roberto Belarmino.
Fue desechada por Pablo IV en su Bula Cum ex Apostolátus Offício.
Lleva a un absurdo, porque en nuestros días, habría que esperar que fueran cardenales heréticos los que juzgaran a un papa herético.
La segunda rutina de los R & R es discutir la cuestión equivocada –pérdida del cargo por un Papa hereje– cuando ahora los sedevacantistas argumentan que Bergoglio no podría haberse convertido en un verdadero Papa ya en el comienzo de su “papado”. Aquí estamos hablando de:
La enseñanza de los canonistas que sobre el hecho de que un hereje público está impedido por la ley divina de llegar a ser un verdadero Papa.
Los R & R confunden el pecado de herejía con el delito canónico de herejía.
Los R & R han creado la figura del “amigo ortodoxo” –usted no puede llegar a ser hereje a menos que alguien se lo advierta.
Herejía material Vs. Herejía Formal; Pío XII en su Encíclica Mystici Córporis Christi de 1943, providencialmente ha cerrado la última vía de escape de R+ R.
Concluimos contestando a seis objeciones comunes de los R & R sobre el “Papa por defecto” y ofrecemos un análisis del problema de fondo que obliga a los católicos a debatir estas cuestiones.

viernes, 10 de marzo de 2017

UNA MUY ACTUAL CARTA DE Mons. Moises Carmona al Canonigo Justino Salmerón


S.E.R. Mons. Moisés Carmona
Acapulco, Gro., 8 de Julio de 1990
Sr. Canónigo D. Justino Salmerón Chilapa, Gro.

Mi estimado padre Tino:
Sin que yo lo solicitara, me enviaste copia de una carta que allá, por el año X, envié a la antes sagrada Mitra. Comprendo lo que intentas y adivino lo que con ello quieres decirme:
"QUE NO SOY AHORA EL MISMO QUE CUANDO LA ESCRIBI"
Te equivocas, padre Tino, te equivocas. Soy enteramente el mismo y en nada he cambiado. La fe, que antes me impulsaba, es la misma que hoy me alienta, solo que es más ardiente y encendida y antes preferiría caer al suelo hecho pedazos, que permitir que me la arrebataran o perderla. Soy fiel a la IGLESIA, que desde niño me hicieron conocer como la única que Cristo instituyó y, siendo Cristo no sólo verdadero Hombre, sino también verdadero Dios, creo y siempre he creído que ella es perfecta y perfecta, como El la instituyó, debe llegar hasta el fin del mundo. Creo también que, habiendola fundado como "columna y fundamento de la verdad" (I Tim. III,15), ella no está sujeta a los cambios y mudanzas de los tiempos. Mi fe en esta IGLESIA se ha agigantado al conocer las promesas que le hizo su divino FUNDADOR:

"ESTAD CIERTOS DE QUE YO MISMO ESTARE CON VOSOTROS HASTA LA CONSUMACION DE LOS SIGLOS" (S.Mt. XXVIII ,20)
"YO ROGARE A MI PADRE Y OS DARA OTRO ABOGADO Y CONSOLADOR PARA QUE ESTE CON VOSOTROS ETERNAMENTE" (S.Mt. XIV,16)

Tu, como yo, conociste esta misma IGLESIA; tú, como yo, estudiaste el mismo catecismo y en el seminario estudiamos la misma Sagrada Teología. ¿Crees tú que esta IGLESIA, asistida como está por Cristo y por el Espíritu Santo, pudo en un momento desviarse de la VERDAD DIVINA y enseñarnos el error? De haber sido ésto, se sacaría como consecuencia que Cristo no es Dios, porque Dios no miente y es siempre fiel a sus promesas. Si tú crees que Cristo es Dios y que por lo tanto, es veraz ¿Cómo es que te dejaste deslumbrar por los cambios ocurridos? ¿Crees tú que los 262 legítimos sucesores de San Pedro nos estuvieron engañando por los casi veinte siglos? ¡Pobre IGLESIA de Cristo entonces, pobres fieles! ¡En qué densas tinieblas estuvieron sumidos por tan largos años! Oh Baal, ¡qué grande eres! Tus pontífices que como soles fulgurantes aparecieron desde la muerte del último "Papa oscurantista" Pio XII, han disipado las tinieblas en que la IGLESIA nos tuvo sumergidos. ¡Que felicidad! ¡Oh teología de la liberación que nos has liberado del error y nos has traído la verdad! ¡Qué contraste ahora! ¡Qué distinto! El viejo catecismo de Ripalda nos hizo creer que fuera de la IGLESIA CATOLICA no hay salvación; Los profetas de la IGLESIA NUEVA enseñan ahora que no; que todas las religiones son iguales y todas son medios de salvación. Sabiamos que la IGLESIA CATOLICA era la única poseedora de la verdad absoluta; ¡Qué tontería! ni Santo Tomás, ni San Agustín, ni nadie del pasado sabía que la verdad puede partirse y que cada secta religiosa tiene parte de la verdad. Se nos enseño antes que la Misa es la repetición del sacrificio de Cristo en la cruz; los nuevos profetas dicen que no, que es solamente memorial. Se enseñó también que para comulgar era necesario estar en gracia de Dios; ¡qué gracia ni qué gracia! Desde que en el"Congreso Eucarístico de Bogotá" Montini autorizó que se diese la comunión a seis ministros protestantes y él mismo la dió a la rabiosa presbiteriana Barbarina Olzon, sin exigirles no abjuración ni confesión, todos hoy pueden acercarse a comulgar, sin importar que vivan en amasiato o en adulterio. Oh, qué iglesia esplendorosa instituyó Montini y los obispos deslumbrados aceptaron! ¡Qué de luz! ¡qué de belleza! ¡qué de magia! Tienes razón, Padre Tino, de sentirte feliz en esa iglesia; pero ¡HORROR! En el Heraldo de Méjico del 27 de mayo, del año en curso, leí estas palabras que me cayeron como cubetazo de agua helada:
"Las críticas formuladas a la "iglesia católica por los grupos masónicos, lejos de lesionarla la sirven para ayudarla a corregir sus errores" (El subrayado es mío)
¿Quién dijo estas palabras? ¡Admírate, padre Tino, admírate! las dijo nada menos que el GRAN PRIMADO DE MEXICO, en la carpa de cemento, en donde tienen prisionera a nuestra REINA GUADALUPANA y en la misa anual que se dice por los enfermos. ¡Qué desilución! fascinado como estaba por el esplendor de esa nueva iglesia y cuando ya estaba animado a unirme a sus obcecados seguidores, queriendo como ellos sentir el gozo de encontrarme en la verdadera Iglesia, viene el MÁXIMO REPRESENTANTE DE ESA IGLESIA, D. Corripio Ahumada, a confesar publicamente QUE ESA IGLESIA TIENE ERRORES. Y si tiene errores, padre Tino, ella no es la IGLESIA UNA, SANTA, CATÓLICA Y APOSTÓLICA que Cristo instituyó; no es por tanto la IGLESIA VERDADERA, ¡no lo es! ¡no lo es!
Me quedaré entonces, para siempre con la Iglesia de los 262 legítimos sucesores de San Pedro, con la IGLESIA de los grandes Concilios Ecuménicos, con la IGLESIA que es inmutable, como inmutable es su Divino Fundador y que es perpetua e indefectible y que debe subsistir tal como Cristo la fundó, sin ceder en su misión sobrenatural y sin interrupción hasta el fin del mundo. Detesto con toda mi alma a esa falsa iglesia que está conduciendo a los fieles a la APOSTASIA, sin que ellos se den cuenta; detesto a sus obispos que no son ya legítimos pastores, sino mercenarios hechos lobos, que por las bardas se han metido al aprisco para devorar a las ovejas y a los cuales nay que cecir como en Jeremías:
"Ay de los pastores que dispersan y destrozan el rebaño de mi pastizal... Vosotros habéis dispersado mi grey, la habéis descarriado y no haréis cuidado de ella; yo me cuidaré de pediros cuenta vuestra mala conducta".
(Jer. XXIII,1-3)

Tu amigo como siempre,
(Firma de Mons. Carmona)

miércoles, 1 de marzo de 2017

VÍA CRUCIS Y MISA VESPERTINA DEL MIÉRCOLES DE CENIZAS EN LA CAPILLA VIRGEN DE LUJÁN


Con la imposición de las cenizas nos recuerda que nuestra vida en la tierra es pasajera y que nuestra vida definitiva se encuentra en el Cielo.

La Cuaresma comienza con el Miércoles de Ceniza y es un tiempo de oración, penitencia y ayuno. Cuarenta días que la Iglesia marca para la conversión del corazón.
Las palabras que se usan para la imposición de cenizas, son:
“Concédenos, Señor, el perdón y haznos pasar del pecado a la gracia y de la muerte a la vida”

“Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás"

Origen de la costumbre:
Antiguamente los judíos acostumbraban cubrirse de ceniza cuando hacían algún sacrificio y los ninivitas también usaban la ceniza como signo de su deseo de conversión de su mala vida a una vida con Dios.
En los primeros siglos de la Iglesia, las personas que querían recibir el Sacramento de la Reconciliación el Jueves Santo, se ponían ceniza en la cabeza y se presentaban ante la comunidad vestidos con un "hábito penitencial". Esto representaba su voluntad de convertirse.
En el año 384 d.C., la Cuaresma adquirió un sentido penitencial para todos los cristianos y desde el siglo XI, la Iglesia de Roma acostumbra poner las cenizas al iniciar los 40 días de penitencia y conversión.
Las cenizas que se utilizan se obtienen quemando las palmas usadas el Domingo de Ramos de año anterior. Esto nos recuerda que lo que fue signo de gloria pronto se reduce a nada.
También, fue usado el período de Cuaresma para preparar a los que iban a recibir el Bautismo la noche de Pascua, imitando a Cristo con sus 40 días de ayuno.
La imposición de ceniza es una costumbre que nos recuerda que algún día vamos a morir y que nuestro cuerpo se va a convertir en polvo.Nos enseña que todo lo material que tengamos aquí se acaba. En cambio, todo el bien que tengamos en nuestra alma nos lo vamos a llevar a la eternidad. Al final de nuestra vida, sólo nos llevaremos aquello que hayamos hecho por Dios y por nuestros hermanos los hombres.
Cuando el sacerdote nos pone la ceniza, debemos tener una actitud de querer mejorar, de querer tener amistad con Dios. La ceniza se le impone a los niños y a los adultos.