SS Pío VI



«A todos vosotros católicos… Os exhortamos, en la efusión de Nuestro Corazón, a que recordéis el culto y la fe de vuestros padres, a que seáis fieles puesto que la religión es el mayor de los bienes, porque esta religión, que nos proporciona una eterna felicidad en el Cielo, todavía es en la tierra el único medio de asegurar la salvación de los imperios y la felicidad de la sociedad civil. Guardaos de prestar oídos a los engañosos discursos de los filósofos del siglo que os conducirán a la muerte, alejad de vosotros a todos los usurpadores, bajo cualquier título que se presenten, arzobispos, obispos, párrocos; no tengáis nada en común con ellos, sobre todo en el ejercicio de la religión». Breve Caritas, del 13 de abril de 1791, condenando la Constitución civil del clero de 1790.
SS Pío VI

martes, 19 de mayo de 2015

CLASES DE CATECISMO EN VIDEOS SOBRE LOS SIETE SACRAMENTOS Y LOS SACRAMENTALES, MUY IMPORTANTE TENERLOS A MANO PARA ENSEÑAR A LOS NIÑOS, A NUESTROS JÓVENES Y TAMBIÉN PARA REFRESCARNOS A LOS ADULTOS LOS MEDIOS QUE JESUCRISTO NUESTRO SEÑOR, DIOS Y SALVADOR NOS DEJARA Y QUE LA SANTA IGLESIA ADMINISTRA Y NOS LO DISPENSA PARA PODER ENTRAR EN EL CIELO


LOS SACRAMENTOS DEL BAUTISMO Y DE LA CONFIRMACIÓN


Haga clic sobre el enlace de abajo, para ver la clase sobre el Sacramento de la Penitencia y sobre el Purgatorio


Haga clic sobre el enlace de abajo, para ver la clase sobre el Sacramento de la Eucaristía -la Santa Misa- 



Haga clic sobre el enlace de abajo, para ver la clase sobre el Sacramento del Orden Sagrado


Haga clic sobre el enlace de abajo, para ver la clase sobre el Sacramento del Matrimonio


Haga clic sobre el enlace de abajo, para ver la clase sobre el Sacramento de la Extremaunción


Por último veremos que son los Sacramentales y para que nos sirven


SOBRE LA SANTA MISA - tomado de "LA FLOR DE LA LITURGIA"- del Padre Andrés Azcárate



SS. Pío XII celebrando Misa
1. La participación de los fieles en la Santa Misa. Es un deber y a la vez una dignidad -dice el Papa Pío XII- la participación del fiel cristiano en la Santa Misa. Esta participación no debe ser pasiva y negligente, sino activa y atenta. Aún sin ser los fieles, sacerdotes -pues de ninguna manera lo son-, ellos también ofrecen la Hostia divina de dos modos: primero, uniéndose íntimamente con el sacerdote en ese Sacrificio común, por medio de las ofrendas, por el rezo de las oraciones oficiales, por el cumplimiento de los ritos y por la Comunión sacramental; y segundo, inmolándose a sí mismos como víctimas. A ello nos conduce toda la Liturgia de la Misa y a ello tiende la participación activa en la celebración de la misma.

2. Tres medios principales de participación. El Papa Pío XII señala tres medios principales, que podríamos llamar clásicos, de participación activa en el Sacrificio de la Misa: uso del Misal, con el cual los fieles siguen al celebrante rezando sus mismas oraciones y abundando en los mismos sentimientos; , el canto de la Misa solemne, "la cual goza de una particular dignidad por la majestad de sus ritos y el aparato de sus ceremonias, y reviste el máximum de esplendor cuando asiste a ella, como la Iglesia lo desea, un pueblo numeroso y devoto"; y , la práctica legítima de la "Misa dialogada", sea en su forma normal respondiendo todos ordenadamente a las palabras del celebrante, sea combinando ambas cosas, rezo y canto.
Todos estos modos de participar activamente en la Misa son dignos de loa y de recomendación, cuando se acomodan estrictamente a las prescripciones de la Iglesia y a las normas de los sagrados ritos y se encaminan a unir y no a separar a los fieles con Cristo y su ministro visible, que es el sacerdote. Cualquiera de estas formas de participación en la Misa, en unión con el celebrante, es eficaz para fomentar la solidaridad cristiana en el pueblo; pero, como muy bien advierte el Papa, ninguna de ellas puede reemplazar a la Misa cantada, que es en la que el Sacrificio del altar campea con toda su majestad. Es, por lo tanto, deber de todos restablecer la Misa dominical cantada por el pueblo, sobre todo la .Misa parroquial, que es la de la familia, de la feligresía.

3. Otros medios legítimos de participación. Más como quiera que esos tres medios clásicos de participación señalados por el documento pontificio no son siempre ni para todos posibles ni ventajosos, se puede recurrir legítimamente a otras maneras más sencillas, por ejemplo: al rezo del Santo Rosario, a la meditación de los divinos Misterios, o al uso de otras oraciones. Todo esto -dice el Pontífice-, aunque diferente de los sagrados ritos en la forma, concuerda sin embargo con ello por su misma naturaleza.
Es un .error, tratándose de la participación de los fieles en la Liturgia, hacer tanto caso de las circunstancias externas de la misma que se crea que si ellas se descuidan la acción sagrada no puede alcanzar su propio fin. En realidad, lo que importa sobre todo es que los asistentes a la Misa se unan del modo más íntimo posible con el Divino Redentor, que crezca cada día en ellos su grado de santidad y se aumente la gloria del Padre Celestial.

MUY AGRADECIDOS ESTAMOS CON NUESTRO QUERIDO AMIGO EL PADRE JONATHAN DARRINGTON QUE VISITÓ LA PARROQUIA INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA DE TAMPA FLORIDA Y CELEBRÓ LA SANTA MISA






viernes, 15 de mayo de 2015

EN UN NUEVO ANIVERSARIO DE LA MAGISTRAL ENCÍCLICA RERUM NOVARUM DE SU SANTIDAD EL PAPA LEÓN XIII


S.S León XIII
Justo hoy se cumple un nuevo aniversario de su carta encíclica Rerum novarum (latín: «De las cosas nuevas» o «De los cambios políticos») es la primera encíclica social de la Iglesia católica. Fue promulgada por el papa Leon XIII el viernes 15 de mayo de 1891. Fue una carta abierta dirigida a todos los obispos y catedráticos, que versaba sobre las condiciones de las clases trabajadoras. En ella, el papa dejaba patente su apoyo al derecho laboral de «formar uniones o sindicatos», pero también se reafirmaba en su apoyo al derecho de la propiedad privada. Además discutía sobre las relaciones entre el gobierno, las empresas, los trabajadores y la Iglesia, proponiendo una organización socioeconómica que más tarde se llamaría corporativismo.
Aun cuando se ha debatido sobre sus posiciones o declaraciones particulares, es claro que este trabajo fue notable como resumen de muchos asuntos planteados por la revolución industrial, por el creciente problema obrero y las sociedades democráticas modernas. Con esta encíclica la Iglesia pretendió, entre otras cosas, paralizar la «descristianización» de las masas trabajadoras, en un período en el cual la credibilidad de la Iglesia se veía disminuida debido a que los sectores populares de la cristiandad e incluso del clero, se inclinaban por las ideas revolucionarias o que las soluciones vendrían de las acciones conjuntas de la Iglesia, del estado, el patrón y los trabajadores. Precisó los principios para buscar la justicia social en la economía y la industria.


martes, 12 de mayo de 2015

PADRE LEONARDO CASTELLANI, MAESTRO DE LA FE



Por: Jorge Mastroianni (Publicado en “Cabildo” 98, año X, segunda época)

Los años transcurridos desde la muerte del Padre Castellani (foto de la izquierda), son posiblemente el lapso en que frecuentamos su trato con mayor asiduidad. Decimos “trato” y no “lectura”, porque un libro de Castellani es una lección dialogada entre autor y lector, un coloquio que va desarrollándose inadvertidamente, hasta que —de pronto— las intuiciones y sentimientos que suscita la lectura irrumpen en forma de diálogo ameno y chispeante. El alma de ese diálogo personal, directo y confiado, consistía en su propósito de cumplir con el oficio que Dios eligiera para él, esto es, enseñar la Fe, poniendo a su servicio los medios más aptos del que él eligiera para cumplirlo: nos referimos a su vocación de sacerdote y su idoneidad de hombre de letras. Porque este escritor singular, profundo, sabio y disciplinado como pocos en su trabajo; este lector de oficio —que ejercía como un deber de estado en que se juegan la vida o muerte eternas— este sacerdote que amó a la Iglesia “a pesar de los pesares” y, sobre todas las cosas, amó a Cristo presente en la Iglesia, era, sobre todas las cosas también, un hombre de Dios, un hombre elegido por Dios. Dice bien Calderón Bouchet en su Estudio Preliminar a “Las Canciones de Militis” (Ed. Dictio, Bs. As., 1974) que “…sin ser dominico, hizo suyo el lema de aquella Orden: Contemplari et contemplata aliis tradere”. Bien dice, porque de esta contemplación y transmisión de lo contemplado, puede afirmarse que fue el primer motor de su obra. Y bien dice, cuando explicitando el concepto, agrega: “…si hay algo que distingue a Castellani de otros doctos en sagradas ciencias, es su idoneidad para hacerse entender y provocar en la inteligencia un movimiento de profundo goce intelectual sostenido por dos estímulos aparentemente antagónicos: el descubrimiento de la verdad y la asombrosa comprobación de la insignificancia de las mentiras que la ocultaban…” (subrayado nuestro). Conocer, en sentido cristiano, es contemplar y luego obrar en orden a lo contemplado. La virtud de la caridad, en este caso, consiste en participar a los demás de la Verdad contemplada: esa “caridad de la Verdad” que debemos al prójimo, antes y mejor que cualquier otro bien material o moral.
“El problema del aeronauta (dice Castellani), no es sólo volar alto, sino volar alto con pasajeros y carga, que de otro modo le puede sacar ventaja cualquier globito de hidrógeno”. Castellani voló alto y dotado de un instrumental de vuelo excepcional: Teología, Filosofía, Lingüística, Psicología, latín y griego, seis idiomas modernos, preceptiva literaria, arte y sensibilidad de poeta. Voló alto hacia Dios, por amor de Dios, llevando en el “anca” de su vuelo a la Patria, que al decir de Verlaine en los inolvidables versos que Castellani tradujera “…ya son un solo amor, ya no son dos”. Y voló alto para salvar su alma y la nuestra en un vuelo del que algunos fueron pasajeros y otros fuimos carga. Dicho en cristiano, unos pocos fueron Cireneos y otros, cruz.
Se ha dicho de él que fue el escritor religioso más original de este tiempo. Es verdad, pero vale la pena detenernos a considerar en qué consistía esa originalidad. Por una parte, originalidad de estilo, innegable, evidente, casi única. Pero por otra, o mejor dicho, subsumiendo aquélla, la originalidad de las almas en gracia, la santa originalidad de los fieles a las mociones de la Gracia.
¡Qué más le daba al Padre una palabra, un giro idiomático más o menos pulido, si expresaba claramente la idea que trataba de enseñarnos, la verdad que defendía, el punto de la Fe en que podíamos vacilar, tropezar o escandalizarnos! Castellani fue un maestro en la más amplia y pura acepción de la palabra, un maestro de la inteligencia, pero también un maestro de los corazones, porque movía la voluntad a la enmienda y a la vida virtuosa: porque edificaba, en suma, poniendo la inteligencia al servicio de la Fe.
Este servicio de la inteligencia en obsequio de la Fe, esta subordinación de grado de la razón a la Providencia, puede parecernos fácil a los que obramos sin mucho miramiento respecto de ambas. Pero en los hombres del talante (y del talento) de Leonardo Castellani, implica un esfuerzo y un vencimiento de valor excepcional: es fácil renunciar a las riquezas que no se tienen, lo tremendamente difícil es renunciar a las que se tienen.
En obsequio de la Fe, Castellani vendió, como el mercader de la parábola, todos sus bienes. Por cultivar el pequeño grano de mostaza, por hallar el tesoro escondido, por adquirir la perla única, gastó su vida, “…al servicio de Dios y de los hombres, en las cosas que miran a Dios” (San Pablo, ad Heb.)
Dice Bloy, parafraseando a San Pablo, precisamente, que la Fe “…es la sustancia de nuestra Esperanza”. Castellani vivió como pocos esa verdad; como pocos nutrió su Esperanza de la Fe y como pocos la esparció generosamente, como la buena semilla del Evangelio. Algunas cayeron sobre el camino, otras a su vera. Algunas fueron asfixiadas por los abrojos, pero alguna cayó en buena tierra. Y germinó, y dio frutos en abundancia. En esta patria enferma, tan melancólica, tan doliente, es preciso volver a ver la patria bella, tan oculta, que solo los ojos de la Fe intrépida, de la Fe que mueve montañas, serán capaces de descubrirla.

domingo, 10 de mayo de 2015

V DOMINGO DE PASCUA Y XII ANIVERSARIO DE ORDENACIÓN DEL PADRE EMILIO FATTORE SRSLRF



Desde Tampa Fl, nos llegan estas imágenes a manera de crónica, de la Sta. Misa del V Domingo de Pascua celebrada por el Padre Emilio que hoy esta celebrando su doce aniversario de ordenación sacerdotal. También en USA como en muchos otros países de hispanoamérica hoy se celebra el día de la madre, por tal motivo al finalizar la última Misa, en el salón parroquial de la iglesia Inmaculado Corazón de María, se compartió entre los parroquianos un  fraterno ágape.

Inculcan durante este tiempo de oración frecuente, a la que ponen en relación con el envío del Espíritu Santa y la plegaria del mismo Cristo por los suyos. Los tres días de rogativas de esta semana insisten todavía mas.
Las palabras de Isaías que leemos en el Introito, contienen una agradable invitación dirigida a todos los pueblos para que celebren la victoria de Jesucristo y nuestro rescate y verdadera libertad, mediante la gracia que nos mereció. En la Colecta confesamos la necesidad de la gracia sobrenatural para que nuestras obras sean meritorias delante de Dios. Por eso rogamos al Señor que nos inspire santos pensamientos, y auxilie nuestras debilidades con su gracia para ponerlas por obra. El Apóstol Santiago nos recuerda en la Epístola una de las más importantes verdades del Cristianismo, a saber: que la fe, sin las buenas obras, no basta para conseguir nuestra salvación. Si nos contentásemos con oír solamente la palabra de Dios, sin ponerla en práctica, ciertamente no podríamos esperar la eterna recompensa. El medio más poderoso y eficaz para obtenerla nos lo indica Jesucristo en el Evangelio. No es otro que la oración. Debemos orar, ya que a ello nos obligan nuestras propias necesidades, el precepto de Cristo y sus promesas. Pero, para poder orar debidamente, hemos de hacerlo en nombre de Cristo, es decir, con recta intención, pidiendo la salud de nuestra alma, y cuánto necesitamos para conseguir la eterna felicidad. Si en nuestras oraciones nos unimos con Cristo por la fe, la esperanza, la confianza y la perseverancia podemos estar seguros de que siempre serán oídas. El mismo Cristo es quien nos ha dicho: Pedid y recibiréis.

Epístola. Sant.1, 22-27. - Queridos hermanos: Llevad a la práctica la Palabra. Yno os limitéis a escucharla. Engañándoos a vosotros mismos. Pues el que escucha la Palabra y no la pone en práctica, se parece a aquel que se miraba la cara en el espejo; y apenas se miraba, daba media vuelta, y se olvidaba de cómo era. Pero el que se concentra en el estudio de la Ley perfecta (la que hace libres) y es constante, no como oyente olvidadizo: sino para ponerla por obra, éste encontrará la felicidad en practicarla. Hay quien se cree hombre religioso y no frena su lengua: pero se engaña a sí mismo; su religión no es auténtica. La religión pura e intachable a los ojos de Dios Padre es ésta: visitar huérfanos y viudas en sus tribulaciones y no mancharse las manos con este mundo.
EVANGELIO DEL V DOMINGO DE PASCUA: Si pedís algo al Padre, en mi nombre os lo dará.

Evangelio según San Juan, 16, 23-30. -

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Yo os aseguro: Si pedís algo al Padre, en mi nombre os lo dará. Hasta ahora no habéis pedido nada en mi nombre: Pedid y recibiréis, para que vuestra alegría sea completa. Os he hablado de esto en comparaciones: viene la hora en que ya no hablaré en comparaciones, sino que os hablaré del Padre clara­mente. Aquel día pediréis en mi nombre y no os digo que yo rogaré al Padre por voso­tros, pues el Padre mismo os quiere, porque vosotros me queréis y creéis que yo salí de Dios. Salí del Padre y he venido al mundo, otra vez dejo el mundo y me voy al Padre. Dicen sus discípulos: Ahora sí que hablas claro y no usas comparaciones. Ahora vemos que lo sabes todo y no necesitas que te pregunten; por ello creemos que saliste de Dios.

Durante la Epístola


viernes, 8 de mayo de 2015

SOLEMNIDAD DE NUESTRA SEÑORA DE LUJÁN


8 DE MAYO SOLEMNIDAD DE NUESTRA SEÑORA DE LUJÁN PATRONA DE ARGENTINA Y DE NUESTRA CAPILLA EN LA CIUDAD DE VEDIA BS.AS., POR TAL MOTIVO HOY A LAS 17;30 HS. SE REZARÁ EL STO. ROSARIO Y A LAS 18:00 HS. SANTA MISA CANTADA.


jueves, 7 de mayo de 2015

CARTA DE MONS. MOISES CARMONA AL DIRECTOR DE UN DIARIO MEXICANO



S.E.R. Mons. Carmona
Acapulco Gro. 7 de marzo de 1988

Sr. Director de EL HERALDO DE CHIHUAHUA 

D. Alejandor Irigoyen.

Señor de toda mi estimación y respeto:

En su bien prestigiado diario del 25 de febrero, del año en curso, tanto en su primera plana, como en la editorial, aparecieron algunos ataques contra su servidor, de parte del padre Dizán Vázquez y del P. Díaz. A fin de esclarecer las cosas, ruégole que en su mismo diario se publiquen las siguientes aclaraciones: Ellos han afirmado:

l°.- "que soy disidente..."
Se llama disidentes a aquellos que, habiendo pertenecido antes a la IGLESIA CATOLICA, de ella se han separado, como los herejes, los cismáticos y los apóstatas. Siendo esto así, los verdaderamente disidentes son todos los miembros de la jerarquía eclesiástica que, con ocasión del conciliábulo, llamado Vaticano II, abrazaron el MODERNISMO, definido por el Papa santo Pío Décimo como CONGLOMERADO DE TODAS LAS HEREJIAS en su encíclica Pascendi; y pesa sobre ellos, además, la excomunión lanzada por el mismo Papa en su Motu Proprio "Praestantis Scripturae" de 18 de noviembre de 1907; (Denz. 2214). Siendo ellos, pues, los verdaderamente disidentes y, excomulgados como están, no tienen por qué ocupar los puestos eclesiásticos, ni impartir los sacramentos, (Can. 188). Y, si los fieles les siguen todavía, es porque Juan Bautista Montini, llamado Paulo VI, tuvo la satánica osadía de reformar radicalmente la Iglesia, pero teniendo grandísimo cuidado de que ante los fieles conservase la fisonomía de la Iglesia Verdadera.

2°. "que el matrimonio no será válido para la iglesia católica..."
No siendo nosotros ni herejes, ni cismáticos, ni apóstatas, sino fieles a la IGLESIA DIVINAMENTE INSTITUIDA, (la CATOLICA), todo cuanto hacemos en su nombre y siguiendo sus divinas enseñanzas, tiene validez. El que no acepten su validez los de la IGLESIA MONTINIANA, poco o nada nos importa.

3°.- "que fui ordenado obispo fuera de la iglesia..."
Fuera de la IGLESIA SEGUNDOVATICANISTA, sí, porque nunca fui miembro de ella; fuera de la IGLESIA UNA, SANTA, CATOLICA y APOSTOLICA, ¡no! porque de ella nunca nos hemos separado.

4° "que no soy sacerdote católico y menos obispo de su Iglesia..."
¡Cierto! no soy sacerdote católico, sino CATOLICO de la VERDADERA IGLESIA. El triste honor de pertenecer a esa iglesia, abortada por los padres conciliares en el Vaticano II, lo cedo con gusto a los muy ilustres sacerdotes Dizén y Díaz.

5°.- "que fui excomulgado por la Iglesia Católica..."
¡Miente el padre Dizán! La IGLESIA CATOLICA Jamás excomulga a sus hijos fieles. Quien contra mí lanzó su ridicula y petulante excomunión, fue la Jerarquía disidente, la Jerarquía apóstata que dentro de la IGLESIA VERDADERA no tiene ninguna potestad. He dicho "ridicula excomunión", porque no habiendo pertenecido a ella en ningún momento, ¿como podría excomulgarme? ¿quién de su casa podría sacarme sin antes estar adentro?

6°.- "que fui sacerdote y abandoné la religión..."
Que me digan esos sacerdotes qué religión abandoné, ¿se refieren a su nueva religión? Pero ¿cómo puede abandonarse lo que nunca se ha tenido? ¡Oh lógica de la IGLESIA MONTINIANA!

7°.- "que por no ser de su "Santa Madre Iglesia", no se me admitiría celebrar en ninguno de sus templos..."
Nunca se me ha ocurrido ofrecer el SANTO SACRIFICIO DE LA MISA EN NINGUNO DE ESOS TEMPLOS TAN SATANICAMENTE PROFANADOS. Ellos se quedaron con los templos, pero nosotros nos quedamos con la FE que vale más que los templos.

8°.- "que lo único que les interesa es defender la verdad..."
Si fuese cierto lo que esos sacerdotes dicen, no se hubieran separado nunca de la IGLESIA CATOLICA, de la IGLESIA DE SIEMPRE y que Cristo instituyó como "COLUMNA Y FUNDAMENTO DE LA VERDAD" (1 Tim. 3.15); y la verdad es Una e indivisible y es eterna en su duración y no está sujeta a la mudanza de los tiempos" (Pío X: "JUCUNDA SANE").
Una iglesia que pretende la unidad con todas las religiones existentes en el mundo, sacrificando la VERDAD, no es ni puede ser la IGLESIA QUE CRISTO INSTITUYO. Esa iglesia de los padres Dizán y Díaz , no es la IGLESIA CATOLICA, sino la IGLESIA DE LAS COMPONENDAS, la iglesia que "creyendo marchar constantemente bajo la dirección de las llaves apostólicas, marcha en realidad bajo la bandera de la masonería" (La Revolución por Mons. Segur, p.26, edición mejicana 1947)

Muchas Gracias
Firma de Mons. Julio Moises Carmona

domingo, 3 de mayo de 2015

3 DE MAYO FIESTA DEL DESCUBRIMIENTO DE LA SANTA CRUZ POR ORDEN DE LA EMPERATRIZ SANTA ELENA



¿Cuál es el origen del Día de la Cruz? Los libros litúrgicos contienen dos fiestas dedicadas al culto de la Cruz: La Invención de la Santa Cruz, el 3 de mayo, y la Exaltación, el 14 de septiembre. La Exaltación, que conmemora la dedicación de las basílicas de Jerusalén, es de origen oriental y no pasó a occidente hasta fines del siglo VII, a través del rito romano.
La Invención de la Santa Cruz, en cambio, es conmemorada desde antiguo. En España aparece en todos los calendarios y fuentes litúrgicas mozárabes, poniéndola en relación con el relato del hallazgo por Santa Elena de la auténtica Cruz de Cristo. Este relato figura en los pasionarios del siglo X y puede resumirse así: En el sexto año de su reinado, el emperador Constantino se enfrenta contra los bárbaros a orillas del Danubio. Se considera imposible la victoria a causa de la magnitud del ejército enemigo. Una noche Constantino tiene una visión: en el cielo se apareció brillante la Cruz de Cristo y encima de ella unas palabras, In hoc signo vincis ("Con esta señal vencerás"). El emperador hizo construir una Cruz y la puso al frente de su ejército, que entonces venció sin dificultad a la multitud enemiga. De vuelta a la ciudad, averiguado el significado de la Cruz, Constantino se hizo bautizar en la religión cristiana y mandó edificar iglesias. Enseguida envió a su madre, santa Elena, a Jerusalén en busca de la verdadera Cruz de Cristo. Una vez en la ciudad sagrada, Elena mandó llamar a los más sabios sacerdotes y con torturas consiguió la confesión del lugar donde se encontraba la Cruz a Judas (luego San Judas, obispo de Jerusalén). En el monte donde la tradición situaba la muerte de Cristo, encontraron tres cruces ocultas. Para descubrir cuál de ellas era la verdadera las colocaron una a una sobre un joven muerto, el cual resucitó al serle impuesta la tercera, la de Cristo. Santa Elena murió rogando a todos los que creen en Cristo que celebraran la conmemoración del día en que fue encontrada la Cruz, el tres de mayo.
La esta historia cuenta que el emperador Constantino fue considerado en el medievo occidental como prototipo del príncipe cristiano y se le rodeó de multitud de relatos fabulosos. Además, la celebración de este día es anterior al Pasionario. En la Lex Romana Visigothorum, promulgada por Recesvinto en el año 654, y renovada por Ervigio en el 681, se menciona esta festividad comparándola, por lo que se refiere a su solemnidad, con las mayores del año eclesiástico; y en el Leccionario de Silos, compuesto hacia el año 650, aparece con el nombre de dies Sanctae Crucis, siendo éste el más antiguo testimonio de su conmemoración en España. Desde la primera mitad del siglo VII se tiene conocimiento de la existencia en España de reliquias de la Cruz, concretamente en sendas iglesias de Mérida y Guadix. Finalmente, hay que añadir que el culto a la Cruz en general es aún más antiguo, pues sabemos que en el año 599 se celebró en la Catedral de la Santa Cruz el II Concilio de Barcelona, lo que implica a su vez una advocación anterior.

miércoles, 29 de abril de 2015

NOTICIAS QUE NOS DAN PENA



El pasado fin de semana en la localidad de Poissy Francia algunos vándalos destruyeron una histórica imagen de nuestro Santo Patrón Luis IX Rey de Francia. Muy simbólico y provocativo el ataque justamente ahora que Francia está siendo invadida por los musulmanes.
Luis IX fue el último monarca europeo que emprendiera el camino de las Cruzadas contra los musulmanes. La primera vez, entre 1248 y 1254, en lo que luego se llamó la Séptima Cruzada, Luis desembarcó en Egipto y llegó a tomar la ciudad de Damieta, pero poco después sus tropas fueron sorprendidas por la crecida del Nilo y la peste. Combatiendo en terreno desconocido para ellos, los franceses, junto con su rey, cayeron prisioneros de sus enemigos y sólo se salvaron pagando un fuerte rescate. Irónicamente, la séptima cruzada de Luis IX corrió una suerte similar a la quinta cruzada de Andrés II de Hungría, quien un par de décadas antes también arribó a Egipto y al poco tiempo se vio forzado a regresar a su hogar.
La octava Cruzada, en 1270, llevó a Luis frente a Túnez, ciudad a la que puso sitio. Al santo rey siempre lo impulsaban móviles religiosos y no mundanales.

Luis nace el 25 de Abril de 1214, en Poissy, cerca de Paris. Era el culmen de la época medieval. Entre sus contemporáneos están Santo Tomásy San Buenaventura.
Sus padres son el rey Luis VIII y Blanca de Castilla. El pequeño Luis, con solo 12 años, fue proclamado como Luis IX en 1227 al morir su padre. En 1235 se casó Margarita de Provenza y con ella tuvo 11 hijos. Fue un esposo y padre ejemplar.

San Luis se distinguió por espíritu de penitencia y oración. No se dejó engreír por su poder. Se preocupó por la paz entre las naciones, fue un rey energético que supo defender a la Iglesia y buscar la justicia. Era considerado, especialmente con los pobres. Perteneció a la Orden Tercera Franciscana. Fundó muchos monasterios y construyó la famosa Saint-Chapelle en Paris, cerca de la catedral, para albergar una gran colección de reliquias.
Supo guiar a sus ejércitos para defender a Francia. Venció al Rey Enrique III de Inglaterra en Tailebourg en 1242. Dirigió dos cruzadas con el propósito de arrestar la invasión de los musulmanes y liberar el sepulcro de Cristo. En la primera cayó prisionero en Egipto y durante la segunda murió de disentería cerca de Cartagena (norte de Africa) en 1270. Tenía 55 años, de estos reinó por 44.
Fue canonizado en 1297.

domingo, 26 de abril de 2015

TERCER DOMINGO DESPUÉS DE PASCUA


Continuación del Sto. Evangelio según San Juan (XVI.16-22)
En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Dentro de poco, ya no me veréis; y de nuevo un poco, y me volveréis a ver; porque yo voy al Padre. Entonces se dijeron algunos de sus discípulos unos a otros: ¿Qué es esto que nos dice: Todavía un poco y no me veréis; y de nuevo un poco, y me veréis; y, porque yo voy al Padre? Decían, pues: ¿Qué quiere decir con: Todavía un poco? No entendemos lo que habla. Jesús conoció que querían preguntarle, y les dijo: ¿Preguntáis entre vosotros acerca de esto que dije: Todavía un poco y no me veréis, y de nuevo un poco y me veréis? De cierto, de cierto os digo, que vosotros lloraréis y lamentaréis, y el mundo se alegrará; pero aunque vosotros estéis tristes, vuestra tristeza se convertirá en gozo. La mujer cuando da a luz, tiene dolor, porque ha llegado su hora; pero después que ha dado a luz un niño, ya no se acuerda de la angustia, por el gozo de que haya nacido un hombre en el mundo. También vosotros ahora tenéis tristeza; pero os volveré a ver, y se gozará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestro gozo.

Breve Comentario
La Iglesia nada en la la alegría, porque Jesús ha resucitado y nos ha devuelto la libertad de los hijos de Dios; lanza gritos de júbilo y canta las alabanzas de Cristo que vive.
Todavía un poquito y no me veréis, había dicho Jesús en el Cenáculo y lloraréis y gemiréis; un poquito después me volveréis a ver y vuestro corazón se gozará.
Los Apóstoles al volver a ver a Cristo sintieron este gozo de que rebosa todavía la liturgia pascual, y como pascua es figura de la Pascua eterna, este mismo gozo es también el que sentirá la Iglesia cuando, después de haber en el dolor las almas a Dios, torne a ver a Jesús, su Esposo triunfante en los cielos. Él mudará entonces nuestra aflicción en júbilo, júbilo que nadie nos podrá arrebatar, porque la Iglesia somos todos y cada uno de nosotros que hemos sido regenerados con las aguas bautismales.
Por eso, el Príncipe de los Apóstoles y cabeza visible de ese gigantesco organismo declara en la epístola de este Domingo que no somos en este mundo, sino forasteros y peregrinos, nos da normas que es preciso observar, si los que hacemos profesión de cristianismo queremos deshechar todo lo que deshonra a ese nombre y obrar conforme a lo que él significa, siendo por lo mismo como otros Cristos, e imitando en lo posible las costumbres divinas.

Comamos la Pascua del Señor, a fin de que ese alimento de nuestras almas proteja también a nuestros cuerpos y que apagando en nosotros el ardor de los deseos rastreros, nos haga amar los bienes celestiales. Día vendrá, y no muy lejano, en que se acabarán nuestras tristezas. Entonces se nos pagará con creces lo poquito que por Dios hubiéremos hecho y padecido en esta vida terrenal.

jueves, 23 de abril de 2015

LA FE CATÓLICA O LA FE BARROCA



Queridos lectores y visitantes: hemos querido compartir con ustedes este inteligente e interesante -post- dónde en pocas palabras confirma aquello que siempre comentamos sobre la causa de nuestro combate. 
Hasta el cansancio repetimos y les recordamos a nuestros lectores, fieles y amigos que nuestro combate es  por la Fe Católica y no es por el pasado, ni por lo viejo o antiguo, ni por las sotana, el latín, la mantilla o por un simple apego a la iglesia decadente del pre-concilio Vaticano segundo, o bien por un absurdo apego a los trapos por los trapos en sí como podemos apreciar en las fotos que ilustran esta entrada. 
Muchas veces les hemos tratado de explicar que no tenemos nada contra la FSSPX  ya que nunca hemos sido miembro de ella y por lo tanto no estamos -sangrando por ninguna herida- como lo hacen diariamente los expulsados de la misma que han devenido a "sedevacantistas", y apuntan sus flechas y todas sus energías a esa comunidad religiosa.
El problema de la FSSPX, como la de sus expulsados miembros, es un problema de mentalidad, de mentalidad "ISTAS" en este caso de tradicionalISTAS y de añoranza a la década de los años cincuenta del pasado siglo y que hoy lo viene a resucitar la religión establecida del Vaticano Segundo con estos Modernistas de las "misas" en latín que no dejan de ser un camino a ninguna parte; como así también el afán de estar quitándose los fieles unos a otros, en particular los de más dinero y esa costumbre de pescar siempre dentro de la pecera.
Les aconsejamos encarecidamente que lean atentamente el post este, que les aclarará mejor la causa de nuestro Combate por la Fe Católica fundada en el Misterio de la Santísima Trinidad.


"Cardenal" Modernista
Muchas personas con buena voluntad, gustan llamarse a sí mismos "tradicionalistas". En el aspecto socio-religioso dentro del "catolicismo" podemos distinguir, cuando menos a tres grupos:

• Aquellas personas que se oponen a las innovaciones y cambios recientes y que prefieren conciliar de alguna manera las doctrinas modernas que son predicadas y llevadas a la práctica por la Iglesia nacida del Concilio Vaticano II (a la que llamamos "Iglesia Conciliar").
• Aquellos que rechazan al Concilio en todo o en parte y han erigido un apostolado independiente de esas autoridades, aún cuando las reconocen formalmente.
• Aquellas personas que rechazan el Concilio Vaticano II, y reconocen que la Iglesia que emanó de dicha reunión conciliar no es la Iglesia de Cristo porque enseñó una doctrina y una fe nueva, y por lo tanto, desconocen a las autoridades de dicha Iglesia (en todos sus niveles).

Estos tres grupos tienen muchas cosas en común: apego a una retórica moral hacia las costumbres de la década de 1950, un rechazo general hacia las políticas estatales liberales (separación entre la Iglesia y el Estado), un fuerte nacionalismo y un apego a usos litúrgicos antiguos. Existe, entre estos tres grupos una disputa, no obstante, sobre quienes son los verdaderos tradicionalistas y que es la tradición, aún cuando todos comparten que la tradición es aquello que se transmitió desde antiguo.
Resulta interesante leer, verbigracia, a algunos de los exponentes de estas posturas y nos topamos que confunden el término traditio, del cual procede el vocablo tradición, con el griego ἀρχαϊκός. Debemos insistir en que se trata de ἀρχαϊκός y no de ἀρχαῖος. Mientras que traditio significa "transmitir", "entregar", el término ἀρχαϊκός sirve para designar aquello que es anticuado o que se encuentra en des-uso, que ya no se utiliza, que fue remplazado. Aquello que es ἀρχαϊκός es preferible por cuestiones estéticas, por un apego subjetivo y no es el producto de la aplicación de las potencias intelectivas del hombre. Dicho de otra manera, el ἀρχαϊκός vendría a significar una desconfianza de todo lo que es nuevo por el hecho de serlo en sí mismo. Hay una seguridad con lo antiguo, con lo que, se cree, existió desde siempre y por ese hecho debe ser preservado, y aquí está la clave, aún cuando no se conozca el porqué.
El término ἀρχαϊκός proviene del vocablo ἀρχαῖος, el cual vale para designar aquello que existe desde el origen, no aquello que ha sido transmitido, sino aquello que existía en un pasado remoto y que ha venido a ser, desde entonces, exactamente como es ahora.
Conviene entonces observar como estos términos se aplican o no a los "tradicionalistas".

Travestis litúrgicos
Por empezar tenemos a aquellos que, diciéndose católicos, reconocen al Concilio Vaticano II como fruto del Espíritu Santo y admiten todas sus reformas, aunque intentan amalgamarlas con lo que ellos llaman ἀρχαῖος: la Misa Tridentina, la moral y las prácticas pías anteriores a la década de 1960. Uno de los más claros exponentes de esta noción de traditio fue el Papa de la Iglesia Conciliar del Vaticano II, Joseph Ratzinger/Benedicto XVI. Sus actuales exponentes son las congregaciones reconocidas por la misma Iglesia emanada del Concilio que tolera el bi-ritualismo: la Misa de Paulo VI con la Misa de San Pío V, o Misa Tridentina. El segundo grupo, en cambio, rechazan el Concilio o buena parte del mismo, pero reconocen a dichas autoridades como legítimas. Es el caso de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X y del grupo que ahora encabeza Monseñor Richard Williamson. El tercero está compuesto por los sedevacantistas, que rechazan tanto al Concilio como a quienes lo han llevado adelante.
No obstante, cuando nos adentramos en la mentalidad "tradicionalista" descubrimos que ellos en realidad no se apegan a aquello que fue transmitido desde antiguo, aquello que hemos recibido desde la época de los Apóstoles, sino, lamentablemente, a lo que ellos imaginan es ἀρχαῖος. Si ellos siguieran realmente lo ἀρχαῖος, no podrían admitir ni tolerar la Misa Tridentina, ya que:

a) La misma fue codificada y reformada primero por el Concilio de Trento.
b) A los pocos años de ser promulgada comenzó a sufrir una serie de reformas que llegó hasta la época de Pío XII.
c) La moral de mitad del Siglo XX es relajada comparada con la de los primeros cristianos.
d) El bautismo de los primeros cristianos era por inmersión, algo que los católicos de rito latino ya no conservan.
e) Las Misas primitivas se hacían en latín en Roma, porque era la lengua franca y vernácula. De hecho hay códices que muestran que el latín usado era muy diferente al que emplearon Virgilio o el mismo San Agustín.
f) En las Misas primitivas, los fieles comulgaban bajo las dos especies, se celebraba de cara al pueblo en muchas ocasiones y no había un ritual uniforme, salvo la fórmula de consagración, que aún presentó variantes en Roma hasta la Reforma Gregoriana.

Disfrazados de liturgia barroca
El tradicionalismo, por lo tanto, ha levantado su  su programa y su lucha, no por la fe católica practicada por los cristianos desde lo ἀρχαῖος, sino en los usos y prácticas barrocas que fueron sucesivamente modificadas hasta poco antes del Siglo XX. Estos tradicionalistas, por lo tanto, han puesto el acento, no en la tradición en sí misma sino en lo que para ellos la tradición representa: la Misa Latina, las mantillas, las puntillas, las colas de las capas. Se trata, la más de las veces, de un culto meramente esotérico, es decir, externo, superficial, no profundizado, sin conocimiento de lo que el rito significa, de lo que el rito mismo representa. Han confundido la expresión de la fe, con la fe misma. Se abandonaron a la estética barroca. Barroco proviene del portugués barroco, que designa a aquellas perlas deformadas y feas. Una fe barroca es una fe deformada, una fe que ha perdido la forma, que se ha des-centrado de Cristo. Y como es una fe descentrada, como es una fe basada en el rito, es una fe débil, maleable. Convincente para las mentes débiles, buena para los hambrientos, pero en realidad, se trata de una dieta carcinógena, de una dieta falsa que debilita al alma al punto que los fieles no pueden reconocerla, y por lo tanto, se apegan a los líderes "tradicionalistas".
¿Ignoran estos tradicionalistas que durante todo el Concilio Vaticano II se celebró la Misa Tridentina? ¿Ignoran estos tradicionalistas que aquellos obispos y cardenales que tanto citan en sus sermones y ponen como ejemplo, se formaron en seminarios que seguían las normas tridentinas? ¿Ignoran estos tradicionalistas que los mismos obispos y sacerdotes que con tanta devoción predicaban los domingos la Fe de Cristo y que tan puntillosamente vigilaban la separación de los sexos en las Misas, fueron los mismos que condujeron a los fieles a la apostasía en masa con Paulo VI a la cabeza?
La tradición en realidad no es el uso externo, sino algo interno, algo que va por dentro del hombre. Es aquello que efectivamente se transmitió de generación en generación y por lo cual, los cristianos preferían morir en el Circo Romano. Era aquella fe que profesaban en el bautismo, muchas veces poco antes del martirio.

Recordemos aquella regla “lex credendi, lex orandi”, la ley de la fe, es la ley de la oración. No al revés. Nuestro Señor Jesucristo no desaprobó las tradiciones de los fariseos, sino su tradicionalismo. No dijo a las multitudes que lo seguían que desoyeran lo que los escribas y fariseos decían, sino que no se guiaran de sus actos. Por eso los llamó hipócritas, por eso Juan el Bautista los llamó "raza de víboras". Ese tradicionalismo farisaico era ignorante de la Verdad, de aquella Verdad que vino al Mundo, de aquella Luz que los hombres no quisieron ver. Cristo mismo puso a Nicodemo en evidencia de la ignorancia de éste.

Trapos sin ningún significado
La tradición es aquello que se nos ha transmitido, es la Fe Católica, integra, completa, sin mancha ni obscurecimiento alguno. Pueden haber algunas diferencias de opinión acerca de cuestiones derivadas de ella, ora litúrgicas (los distintos ritos como el Latino, el Bizantino, el Maronita), ora intelectuales (las diferencias entre los molinistas y los tomistas acerca de los auxilios de la Gracia), mas todos decimos “Amen” a las palabras de Nuestro Señor “Yo soy la Verdad”, y la verdad es perenne, no cambia, no puede cambiar.
¿La Tradición Católica es para nosotros sinónimo de Misa en Latín? Si es así, el mote tradicionalistas cae como anillo al dedo y el que así se siente puede asistir sin ningún problema a una misa “celebrada” por un “sacerdote” de la FSSP. Pero si para nosotros la Tradición Católica es la fidelidad a la Fe que Cristo nos transmitió, y que sus Apóstoles guardaron, y que la Iglesia (Una, Santa, Católica y Apostólica) ha mantenido por dos milenios, entonces comprendemos el verdadero significado de la Tradición.
No somos “tradicionalistas”. Debemos rechazar esa denominación. Ser tradicionalista es ser conservador, es gustar de lo arcaico por el hecho de que es viejo. Es el fetiche del anticuario, el celo del guarda del museo.
Nosotros no somos, ni siquiera “católicos tradicionales”.
Somos católicos.

Nuestra fe es la fe del Credo, no creemos en una Iglesia Tradicionalista, sino en Una Iglesia, la cual es Santa, Católica y Apostólica, fuera de la cual no hay salvación ni perdón de los pecados.


lunes, 20 de abril de 2015

¡¡¡ LA GRAN MENTIRA, ESTAFA ESPIRITUAL Y MATERIAL DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ !!! ... COMPLETO, IMPORTANTE E INTERESANTE DOCUMENTAL SOBRE LA SECTA MÁS DAÑINA, JUDAIZANTE Y ESOTÉRICA QUE ESTÁ REALIZANDO UNA CAMPAÑA DE DIABÓLICO PROSELITISMO EN HISPANOAMÉRICA, SIN SENTIR NINGUNA RESISTENCIA ORGANIZADA DE PARTE DE LA IGLESIA APÓSTATA DEL VATICANO SEGUNDO, COMO ASÍ TAMPOCO DE SU CLERO GANGRENADO DE LAS IDEAS MARXISTAS Y LIBERALES ..... ( La Historia del inicio y caída de un falso profeta moderno Neoyorkino. "Los Testigos de Jehová"...)



¿Quiere usted entregar su vida a una organización que se basa en la mentira?

La Sociedad Watchtower es una corporación comercial que usa a los Testigos de Jehová como una mano de obra barata para enriquecerse. Todas las profecías de la Watchtower sobre el fin del mundo son falsas y el Cuerpo Gobernante lo sabe y las repite premeditadamente, ellos han estado engañando a los Testigos de Jehová por mas de un siglo, desde que eran "Los Estudiantes Internacionales de la Biblia".
Russell primer presidente de la Sociedad, era un engañador empedernido y ninguna de sus profecías se cumplió, Rutherford el segundo presidente fue un manipulador y un mentiroso sin escrupulos que lo único que hizo fue vivir como un millonario a costa del sacrificio de los Testigos de Jehová.
Hoy en día la organización Watchtower y su cuerpo gobernante solo piensan en enriquecerse mas a costa de engañar a los Testigos de Jehová ¿ha visto usted las lujosas instalaciones de la Sociedad Watchtower alrededor del mundo? Todo eso se compra con su dinero Testigo de Jehová y usted dona pensando que esta comprando la vida eterna, lo queremos ayudar a que comprenda que lo están estafando y que esa estafa lleva mas de un siglo y continua.


jueves, 16 de abril de 2015

HERMOSA, TRISTE Y CONSOLADORA CARTA SOBRE LA PERSECUCIÓN COMO UNA PURIFICACIÓN DE LA VIDA CRISTIANA – Por San Cipriano de Cartago.



El Señor ha querido poner a prueba a sus hijos.
Una larga paz había corrompido en nosotros las enseñanzas que el mismo Dios nos había dado, y tuvo que venir la reprensión del cielo para levantar la fe que se encontraba decaída y casi diría aletargada; y aunque nuestros pecados merecían mayor severidad, el Dios piadosísimo ha ordenado de tal manera todas las cosas, que todo lo que ha acontecido parece ser más una prueba que una persecución.
Cada uno se preocupaba de aumentar su hacienda, y olvidándose de su fe y de lo que antes se solía practicar en tiempo de los apóstoles y que siempre deberían seguir practicando, se entregaban con codicia insaciable y abrasadora a aumentar sus posesiones.
En los sacerdotes ya no había religiosa piedad, no había aquella fe íntegra en el desempeño de su ministerio, aquellas obras de misericordia, aquella disciplina en las costumbres.
Los hombres se corrompían cuidando de su barba, las mujeres preocupadas por su belleza y sus maquillajes: se adulteraba la forma de los ojos, obra de las manos de Dios; los cabellos se teñía con colores falsos.
Con astutos fraudes se engañaba a los sencillos, y con intenciones torcidas se abusaba de los hermanos.
Se concertaban matrimonios con los infieles, y se prostituían a los gentiles los miembros de Cristo.
No sólo se juraba temerariamente, sino que se perjuraba; se despreciaba a los superiores con hinchada soberbia, se blasfemaba con lengua venenosa, se desgarraban unos a otros con odios pertinaces.
Muchos obispos, que debían ser ejemplo y exhortación para los demás, se olvidaban de su divino ministerio, y se hacían ministros de los poderosos del siglo: abandonaban su sede. Dejaban destituido a su pueblo, recorriendo las provincias extranjeras siguiendo los mercados en busca de negocios lucrativos, con ansia de poseer abundancia de dinero mientras los hermanos de sus iglesias padecían hambre; se apoderaban de haciendas con fraudes y ardides, y aumentaban sus intereses con crecida usura...
Nosotros, al olvidarnos de la ley que se nos había dado, hemos dado con nuestros pecados motivo para lo que ocurre: ya que hemos despreciado los mandamientos de Dios, somos llamados con remedios severos a que nos enmendemos de nuestros delitos y demos muestra de nuestra fe.
Por lo menos, aunque sea tarde, nos hemos convertido al temor de Dios, dispuestos a sufrir con paciencia y fortaleza esta amonestación y prueba que de Dios nos viene...

Tomado de: sanmiguelarcangel-ar.blogspot.com.a

martes, 14 de abril de 2015

SOBRE EL LLAMADO LINAJE THUC EN EL CONTINENTE AMERICANO Y QUE PERMANECEN FIELES A LA POSICIÓN TEOLÓGICA DEL PRELADO VIETNAMITA PLASMADA EN LA DECLARACIÓN DE MUNICH DEL AÑO 1982



Muchos de nuestros lectores y visitantes han oído hablar o han leído alguna vez sobre el arzobispo vietnamita Pierre Martin Ngo Dinh Thuc, a veces a favor y muchas otras en contra. Ya en otro post de este blog hemos hablado algo de este arzobispo, pero hemos querido hoy compartir con ustedes una lista de obispos consagrados bajo la sucesión apostólica del antiguo arzobispo de Hue en Vietnam. 
Sólo vamos a poner a los obispos que trabajan pastoralmente en el continente Americano y por nada vamos a escribir aquí sobre los oportunistas que desgraciadamente han usado al anciano prelado para ver realizadas sus ambiciones personales, nos referimos a los expulsados de la FSSPX que se han hecho consagrar por algún obispo de este linaje sin ser ellos “sedevacantistas” o bien abrazaron esta posición teológica –única explicación a la actual apostasía de la Fe- por necesidad o conveniencia y que con el tiempo terminaron abrazando la herética novedad teológica y cismática del Papa Materialiter-formaliter inventada por un “teólogo” dominico allá por la década de los 60` o 70`del pasado siglo.


(1897-1984). 


Ordenado sacerdote el 20/10/1925 en Viet-Nam. 

Consagrado Obispo el 04/mayo/1938 en Hué, Viet Nam, por el delegado Apostólico en Indochina, Msgr. Antonin Drapier, O.P., Titular Arzobispo de Neocaesarea en Ponto, asistido por Mons. Isidoro Dumortier, M.E.P., Obispo Titular de Lipara, y por Mons. Dominique Ngo Ngoc Can, Obispo Titular de Zenobias. 

Escudo episcopal de Mons. Thuc



I. Consagraciones hechas directamente por Mons. Thuc 

07/mayo/1981 Michel Louis Guérard des Lauriers (1898 - 1988). De aquí viene la linea que profesa el error Materialiter 
Orden Predicadores. Consagrado obispo en Toulon, Francia. 
17/octubre/1981 Moisés Carmona-Rivera (1912-1991). 
Ordenado Noviembre 1939 por Mons. Leopoldo Diaz Escudero. 
Consagrado en Toulon, France, por Mons. Ngo Dinh Thuc. 
17/octubre/1981 Adolfo Zamora Hernández (1910-1987). (No consagró obispos) 
Ordenado el 23/diciembre/1939 por Mons. Pedro Vera y Zuris. 
Consagrado en Toulon, France, por Mons. Ngo Dinh Thuc 
25/septiembre/1982 Christian Marie Datessen (1934). 
Consagrado en Castelsarrasin, Francia, Mons. Ngo Dinh Thuc. 

II. Moisés Carmona-Rivera (1912-1991). 
Consagró a: 
George J. Musey (1928-1992). (R.I.P.) 01/abril/1982 
Mons. Musey, consagró a: Louis Vezelis (Nació 1930). (R.I.P.) 24/agosto/1982 
Mons. Vezelis, consagró a: Mons. Giles Butler OFM 
Luis A. Madrigal Madrigal 12/diciembre/2007 
Mons. Moisés Carmona consagró a: Benigno Bravo Valadez (R.I.P.) 18/junio/1982 
Mons. Brarvo, consagró a: Santiago de la Cruz Corona R.I.P. 18/febrero/1990 (Quien no consagró obispos)
Mons. Moises Carmona consagró a: José de Jesús Martínez y Gutiérrez (R.I.P.). 18/junio/1982 
(Quien no consagró obispos) 
Mons. Moisés Carmona consagró a: Mark Anthony Pivarunas (1958). 24/septiembre/1991 
Mons. Pivarunas, consagró a: Martin Dávila Gándara (1965). 11/mayo/1999 

III. Christian Marie Datessen (1934). 

Consagró a: Pierre Sallé (R.I.P.) 27/junio/1983 
Mons. Salle, consagró a: Guy Jean T. Johannes de Mamistra (R.I.P.) 28/marzo/1987 
Mons. Mamistra, consagró a: José Ramón Lopez-Gaston (R.I.P.).06/29/1992
Mons. José Ramon Lopez Gastón consagró a: Mons. Guido y Gonzalo Alarcón Zegada, el 1/8/1993 en Cotoca Sta. Cruz Bolivia 
Mons. Lopez Gastón, consagró a: Hector Ripoll-Puga.08/15/1992 (R.I.P.) -(No consagró obispos)-
Mons. José Ramon Lopez Gastón consagró a: José Franklin Urbina Aznar 06/26/1994 
Mons. Urbina, consagró a: Mons. Juan José Squetino S. 11/febrero/1999 en Guadalajara Jalisco México 
Mons. José F. Urbina consagró a: Mons. Luis Armando Argueta Rosal en Mérida Yucatán México en el 10/ 4/ 2007 

domingo, 12 de abril de 2015

OCTAVA DE PASCUA Y DOMINGO DE QUASIMODO EN SANTIAGO DE CHILE



La Fiesta de Quasimodo es una celebración religiosa católica enorme y muy famosa, realizada principalmente en distintas localidades del valle central de Chile, la cual se realiza el primer domingo siguiente a la Pascua de Resurrección. 
La fiesta consiste tradicionalmente en una procesión a caballo que escolta las formas eucarísticas, portadas por el sacerdote que es transportado en una carreta engalanada para la ocasión, el propósito es llevar la comunión a los enfermos y ancianos que no pudieron comulgar durante el triduo pascual. Los escoltas, llamados quasimodistas, se organizan en cofradías y se atavían de manera especial destacando un pañuelo generalmente blanco (para cubrir sus cabellos en señal de respeto a Cristo sacramentado dado que en su presencia no se debe usar sombrero), además cubren sus ropajes de Huaso con una capa corta. Es una fiesta de raíz campesina, aunque se ha adaptado a la ciudad donde se realizan procesiones en bicicleta o incluso en vehículos motorizados.
Las cofradías quasimodistas se preparan durante el año, normalmente asociadas a clubes de huasos, confeccionanado sus atuendos y engalanando la o las carretas, además a la procesión lo acompaña un coro de cantores litúrgicos en carreta o camión. En su forma tradicional los quasimodistas acompañan o "corren a Cristo" en parejas montadas o "colleras" que son fijas.
La palabra "Cuasimodo" proviene de las primeras palabras del introito del segundo domingo de Pascua, "Quasi modo geniti infantes...", (del latín, "Así como niños recién nacidos..."), fecha en la que se realiza el Cuasimodo. Los griegos la llamaban Dominica nova, en razón a la vida nueva que debían empezar los bautizados de Pascua.

Estos bautizados recibían, de verificarse el bautismo, un vestido blanco: símbolo de pureza, el dominical, y que hoy en día se sustituye con un paño blanco de lino el cual debe ser puesto sobre la cabeza del menor recién bautizado. Estas vestiduras las usaban durante los ocho días que median desde el Sábado Santo hasta el Domingo de Cuasimodo, en cuyo día las dejaban en la sacristía de la iglesia, por cuya razón se llama también Dominica in albis.
Todas las imágenes de esta crónica véalas en:
http://verdadcatolica.blogspot.com.ar/2015/04/octava-de-pascua-y-domingo-de-quasimodo.html

miércoles, 8 de abril de 2015

BAUTISMO Y MISA DE RAMOS EN LA MISIÓN SAN ANTONIO DE PADUA EN LA PROVINCIA DE MISIONES




 Breve Reseña San Antonio de Padua:

Nace en la ciudad de Lisboa, es el primer hijo de una familia noble, poderosa y rica. Fue bautizado con el nombre de Fernando. Desde muy niño se entregó a la oración con amor y devoción.
Cumplido los 15 años Antonio abandona su vida familiar fastuosa e ingresa a la orden de los Canónigos Regulares de San Agustín, es con ellos donde se desarrolla su vida intelectual, convirtiéndole en uno de los canónigos más destacados de Europa.
Es ordenado Sacerdote a la edad de 25 años. Sin embargo, lo que más le conmovió al santo fue el encuentro personal con los Franciscanos venidos de África y le impacta su pobreza y sencillez. Ingresa a la orden Franciscana y se va a misionar a África, pero una enfermedad de Malaria no le permite realizar el sueño que ardientemente deseaba, es así como una vez, por pura casualidad, es elegido para predicar en una Iglesia. Todos quedaron impactados por su talento y su capacidad de convencimiento y conocimiento de la teología.
San Antonio es enviado a predicar a las regiones más difíciles, donde existen graves problemas morales, de división de familias. Se dedica a confesar y predicar la Palabra de Dios, puede ser considerado un apóstol de la paz y la bondad.
También destacan en su vida su cercanía a los más pobres y su crítica a las injusticias de su tiempo. Pero sobre todo se caracteriza su vida de santidad y de cercanía a la oración que le permitía un contacto muy íntimo con el Señor. Hasta tal punto llegó su amor a Dios que una vez se le vio abrazando al niño Jesús
San Antonio de Padua no gozó de una larga vida. Su incansable labor misionera termina a muy temprana edad, entrega su vida al el Señor el día 13 de junio del 1231, a la edad de 36 años.




martes, 7 de abril de 2015

EL FALSO PAPA Y LA FALSA IMAGEN, Por el Dr. Carlos A. Disandro



Compartimos con nuestros lectores este interesantísimo artículo aparecido en el Nº 25 de la revista 
“La Hosteria Volante” en el año 1970, por considerarlo de gran  actualidad


Cuando la Hostería Volante, hace ya más de diez años, comenzó a subrayar, con lenguaje incisivo, la circunstancia sorprendente de que la máxima "revolución cultural" de occidente, se gestaba en los trasfondos de la sacristía, en los seminarios, intelectualmente corrompidos y espiritualmente obsoletos; en las novísimas tendencias de las "universidades católicas", imaginadas para pervertir la Fe; en fin en los más altos niveles de la jerarquía, muchos, azorados, sólo atendieron al rigor de unas duras palabras, sin procurar su dilucidación; muchos otros, compungidos y desazonados, con gesto de fariseo pudibundo, rompieron sus decorosos vestidos doctorales y aconsejaron a los jóvenes NO OIR, NO VER, NO ENTENDER.
Ahora, en estos sombríos comienzos de 1970 y de su década "promisoria", el panorama es más siniestro y más claro, si se quiere. Pero no faltan, desde luego, los pusilánimes, los desinformados, los falsos teó1ogos, los políticos de cartón o de hojalata, los supuestos "nacionalistas", aliados con los más nefastos enemigos del país y de la cultura. Por nuestra parte, sólo debemos prolongar aquellas líneas interpretativas, completarlas y corregirlas: sustancialmente pudimos advertir la radicalidad del cambio revolucionario, religioso-político, y pudimos así plantear las connotaciones de la superlogia sinárquica, de la que Juan Bautista Montini sería al mismo tiempo el máximo "solvente" y el máximo "coagulante" (según la interpretación esotérica del "solve et coagula" alquímico).
El horizonte destructivo abarca todas las instancias posibles dentro de la Iglesia, el Pontificado, la jerarquía; o bien se refiere por igual al culto, la doctrina, la ética, la teología.. TODO está subvertido, porque está subvertido DESDE ARRIBA, DESDE LA CABEZA. La Iglesia empero perdura incólume en medio de esta satánica Babel, conducida por un PSEUDOPONTIFICE CRÍSTICO, alimentada, sí, por un auténtico pontífice de los poderes esotéricos y cabalísticos, que corrompen el mundo entero, para su extrema fase de dominio.
Esta Babel Romana se advierte con suma nitidez en los últimos discursos del ex-papa reinante (reinante sólo por imperio del miedo, la ignorancia, la obsolencia espiritual, la alianza con el mundo, el demonio y la carne, para hablar el lenguaje de la antigua mística). De esos discursos destacamos principalmente los que precedieron a la abolición del culto católico romano (abolición que entró. en vigencia ilícita el 30-XI-69), uno del 19 de noviembre/69, y otro del 26 noviembre/69, este último una verdadera burla a la venerable herencia del gregoriano y del latín. Luego el nefastísimo discurso de Navidad, verdadera letanía antropocéntrica, antropolátrica, y las sucesivas alocuciones de esta Semana Santa, tan extrañamente punzante para nosotros y para miles de verdaderos fieles en el mundo.
Fue precisamente en su alocución del Jueves Santo, donde Juan Bautista Montini deslizó un siniestro fulgor judaizante. que define el carácter anticrístico de su reinado, la tendencia sentimentaloide de su religiosidad sin fundamento, su compromiso inalterable con un humanismo intramundano y satánico. El falso Papa pondera la posibilidad (o la anhela que es lo mismo) de tener una "imagen" de Cristo que corresponda a su carnalidad histórica y que pudiera ser motivo transmisible por los medios masivos de comunicación audiovisual, la tele, por ejemplo. En una era en que la televisión y las radiofotos llevan los rostros de los hombres en un momento a todo el mundo, Montini expresó que es extraño y desilusionante que los seres humanos no sepan cómo era Jesucristo. "Quisiéramos verlo - dijo en el Sermón de Jueves Santo - en nuestra Fantasía como Él era. Su figura, Su cara, el metal de su voz, los gestos de sus manos". "Ninguna Imagen visible de Él ha llegado hasta nosotros. ..".
Precisamente, en Jueves Santo, dedicado a ADORAR LA ÚNICA IMAGEN VÁLIDA TEÁNDRICA, es decir, LA EUCARISTÍA, este sirviente de los judíos, judío tal vez ... él mismo, consagra su autoridad a ponderar con un lenguaje imperdonable para la sólida doctrina recibida de los Padres y de la Tradición, una eventual imagen proyectada en la pantalla más corruptora, por los medios más desacralizados, por las instancias más mercenarias y pornócratas, de que tengamos memoria e idea. ¿No es esto una burla judía al inviolable secreto de la simplicidad eucarística, que preanuncia, preludia y REALIZA el encuentro cara a cara de la transfiguración? ¿No es esto el más claro testimonio de una pseudomística del sentimiento que pretende la alianza entre una técnica, objetivamente comprometida en la destrucción de la espiritualidad, y la imagen eterna del Dios Invisible (eikón tou theou aoratos)?
Por nuestra parte, sólo queremos reflexionar sobre un aspecto misterioso de esta relación: falso Papa - falsa imagen de Cristo, y proyectar sus inevitables consecuencias a nivel de todas las instancias históricas, que en este dramático año se aprestan a consolidar aún más su férrea conducción luciferina. Nuestra reflexión pretende recuperar el sentido de este tiempo funesto, que NIEGA LA PRESENCIA SUSTANCIAL INTRAMUNDANA EUCARÍSTICA y EXALTA UNA POSIBLE IMAGEN TELEVISIVA, CINEMATOGRÁFICA, REVlSTERIL, MÍSTICAMENTE NO DESEABLE, confundida con las incontables imágenes de la pornografía más refinada y sodomita. La IMAGEN del Hijo de Dios-Hijo del hombre rebajada al nivel del más tremendo satanismo de la carne. No es ésta acaso la máxima parodia judía del MISTERIO DE LA ENCARNACIÓN, y del misterio Eucarístico?
Los verdaderos pontífices viven la mística de la presencia Trinitaria en el alma, en la Iglesia, en los sacramentos, en la historia, etc. Esa mística se resume en el vínculo con Cristo, como icono del Dios Invisible, y en el vínculo con la Eucaristía que nos torna por la simplicidad de una imagen no carnal (aunque física, sustancial) a la sustancia misma del Dios-Hombre. Por esto la EUCARISTÍA SE COME, porque la extrema materialidad del COMER y EL BEBER está vencida YA EN LA POSESIÓN MÍSTICA DEL PAN CONSAGRADO. Este vínculo entrañable es característico en SAN GREGORIO MAGNO y en SAN Pío X. El reclamo a una imagen carnal del Dios-Hombre reproduce el reclamo judaico: Que baje de la Cruz; es la PERENCIÓN DE LA FE.
Al mismo tiempo aquella entrañable relación entre el VICARIO y la CABEZA que representa, produce en el mundo una multiplicación de la gracia y la santidad, en cuanto una y otra derivan de la inhabitación del Pontífice en el misterio de la humillación en el pan y en el vino, en la víctima, en la hostia. supremo signo de todas las realidades existentes, SUPREMA REALIDAD de la que penden todos los signos posibles (presentes y futuros). ¿Cómo pues desearíamos UNA IMAGEN A LA MEDIDA DE LAS IMÁGENES DE LAS VEDETTES, de las prostitutas de alto nivel, de los homosexuales y drogadictos, etc., etc., difundidas con exquisitos matices carnales por la PORNOCRACIA JUDÍA? ¿No es ello al mismo tiempo NEGAR A CRISTO, ICONO DEL DIOS VIVO, y AL CRISTIANO, ICONO DEL MISTERIO TRINITARIO?
Pero Paulo VI, pseudo-pontífice, contra la secular y venerable mística teándrica y eucarística de la Iglesia; contra una tradición que arranca nada menos que de San Juan Evangelista, prosigue por grandes papas y doctores como San Gregorio Magno y culmina en San Pío X, pretende aquí también innovar con un lenguaje contradictorio con la tradición; difundir un sentimentalismo de la imagen que es, de suyo, pornocracia pseudoteológica, y promover un motivo de corrupción mayor en el horizonte debilitado de la Iglesia. Esta tendencia de Paulo VI define muy bien una teología y una mística contrarias a la naturaleza de la Iglesia, a la relación entre esa naturaleza y el universo de los sionos, y en particular destruye la armonía entre esa naturaleza teándrica y los signos sacramentales.
Genera por otro lado una falsa piedad, que puede confundirse con el sentimiento masivo de admiración, o de sobrecogimiento, o de gozo mundano, y que cesa de ser en consecuencia un estado de recogimiento, compunción y meditación esclarecedora. Esa piedad pasa a ser una pasión psicofísica, carnal, sin atingencia alguna con lo que se ha entendido hasta ahora por "piedad cristiana" (en sus diversos y profundos sentidos teológicos).
Inscribimos esta temática de la falsa imagen y su vínculo con el falso Papa, dentro de los tópicos del así llamado "humanismo de Montini" -Paulo VI: humanismo consagrado a procurar precisamente una falsa imagen del hombre, construida sobre la premisa de una total radicación evolutiva en el mundo. En nuestra interpretación pues "falso Papa", "falsa imagen" y "falso humanismo de radicación intramundana", se ubican en el extremo contrario de las consecuencias que podemos deducir de la secular mística eucarística: el Pontífice sostenido no sólo por su función, jurisdicción o autoridad de tal, sino por un vínculo entrañable con el signo-realidad, que denota y realiza el sacerdocio pontifical de Cristo (en el misterio Trinitario). Por lo mismo, la fructificación de la gracia y de la Fe, y por ende el hambre de SANTIDAD EN LOS FIELES, alentados y, sublimados justamente por la IMAGEN EUCARÍSTICA.
Proponernos pues el anhelo de una imagen tipográfica, televisiva, o de telón cinematográfico, implica renverser(subvertir) la relación, implica destruir la armonía entitativa de la Iglesia y TRABAJAR PARA EXTINGUIR LA FE.
Desde este punto de vista, una conclusión se impone: ¿NO SERÁ QUE MONTINI - EX PAPA HA PERDIDO LA FE? ¿Acaso es esto posible en la economía del Misterio de la Iglesia? Creo que por ese camino nos acercamos a la tremenda instancia que vive este hombre enigmático, al tremendo abismo de este tiempo tenebroso. Ni Shakespeare imaginó un tema tan hondo, tan trágico, tan desgarrador: el caso de un pontífice que perdiera la Fe. Pero Montni-Paulo VI es, de cualquier modo, un personaje y un asunto digno del genio shakespiriano, del Shakespeare del período tenebroso; un MACBETH DEL PODER SACRO, que ha avanzado tanto en la ruta judaica que ya no puede retroceder. ¿quién podrá prever entonces lo que se prepara en las logias, y quién puede describir cómo madura, sin embargo, el MISTERIO TEÁNDRICO, traicionado por un pseudo-pontífice, PERO VIVIDO HONDAMENTE EN LA VIDA MÍSTICA DE LA IGLESIA? Nosotros, simplemente, confiamos en San Miguel Arcángel.

http://es.metapedia.org/wiki/Carlos_Alberto_Disandro