EN EL 800 ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DE NUESTRO SANTO PATRÓN

Caballero y religioso, patriarca y rey, su mayor título de gloria era el de haber vivido siempre bajo la mirada de Dios y al servicio de Su Divina Majestad

San Luis IX, rey y patrón de Francia, como así también de Ntra. Soc. Religiosa, es una de esas almas fecundas en santidad bajo aspectos variados. La amplitud de sus empresas y la diversidad de las facetas de su vida inspiraron a un famoso escritor francés a afirmar que en él “no sabemos qué admirar más si el caballero, el religioso, el patriarca, el rey o el hombre".

Puede ser considerado, ante todo, un hombre que quería vivir bajo la mirada de Dios. Raramente se vio persona tan compenetrada de pertenecer más al Cielo que a la Tierra. Al punto de que Joinville, su fiel amigo y biógrafo, resumía así su vida: “Este santo hombre amó a Dios con todo su corazón y lo imitó en sus obras".

viernes, 21 de noviembre de 2014

SIN PENAS NI GLORIA AYER 20 DE NOVIEMBRE SE CUMPLIÓ UN NUEVO ANIVERSARIO DE LA BATALLA DE LA "VUELTA DE OBLIGADO" Y QUE LLEVÓ A LA EX PRESIDENTE MARÍA ESTELA MARTINEZ DE PERÓN A DECLARARLO COMO EL DÍA DE LA SOBERANÍA NACIONAL; SIRVA ESTE SENCILLO POST PARA RENDIR HOMENAJE A ESOS BRAVOS PATRIOTAS LIDERADOS POR EL RESTAURADOR DE LAS LEYES BRIGADIER GRAL. DON JUAN MANUEL DE ROSAS



El Brigadier Gral Juan Manuel de Rosas, ordena organizarla sobre el río Paraná en el lugar denominado Vuelta de Obligado (San Pedro), donde las fuerzas al mando del Gral Lucio Norberto Mansilla habían fortificado la costa y colocado una fila de chalupas y pontones sosteniendo gruesas cadenas de costa a costa, para impedir el paso de los buques. 
De buques de guerra se habían desmontado los cañones para la defensa, eran 5 baterías con un total de 30 cañones antiguos, lisos y de avancarga, con balas de calibres de 8 a 20 libras servidas por 100 artilleros al mando del Capitán de marina Thorne y lo protegían tropas de Infantería y de caballería para repeler posibles desembarcos. 
El Regimiento Patricios al mando del Coronel Rodríguez, la caballería a cargo del Coronel Santa Coloma, los cuerpos de milicias rurales al mando del Tte Facundo Quiroga (el hijo del Tigre de los Llanos), fueron los más destacados.
El 20 de noviembre el combate comenzó a las 8 de la mañana con intenso fuego de artillería desde los buques, los cañonazos se confundían con los gritos del paisanaje a órdenes de Mansilla, con vivas y cantos a la Patria. 
Barcazas con cadenas cortando el Paraná La Banda militar de Patricios toca los compases del Himno Nacional que es coreado a grito pelado, mientras las muerte los rodeaba. A la tarde comenzó el desembarco de los invasores. Fueron quedando sin municiones y destruídas las baterías. La pelea se prolongó hasta caer la tarde y con lucha cuerpo a cuerpo, con contraataques de la caballería. Derrocharon heroísmo, dejando a sus jefes heridos, con 250 muertos (incluído el Héroe de la recuperación de Malvinas y Soldado de Patricios, el "gaucho" Antonio Rivero), y 400 heridos de un total de 2.160 combatientes criollos. 
El parte de Batalla del Jefe Francés Trehouart a su gobierno, es el mejor homenaje e los héroes argentinos, que dice: "Siento vivamente que esta gallarda proeza, se halla logrado a costa de tal pérdidas de vidas, pero considerando la fuerte oposición del enemigo y la obstinación con que fue defendida la plaza, debemos agradecer a la Divina Providencia que no haya sido mayor". 
Mientras el Almirante inglés Inglefield, en su informe de guerra lo califica, "Bizarro hecho de armas, desgraciadamente acompañado por mucha pérdida de vidas de nuestros marinos y desperfectos irreparables en los navíos. Tantas pérdidas han sido debidas a la obstinación del enemigo", informa a la Corona Inglesa el bravo marino. 

lunes, 10 de noviembre de 2014

EL FALSO PAPA REINANTE (por el Dr. Carlos A. Disandro)

Un Sexteto de Apóstatas

Queridos Lectores y visitantes, deseamos compartir con ustedes esta interesantísima y actualísima editorial de la Revista “HOSTERÍA VOLANTE” dirigida por el Dr. Carlos Disandro y que fuera publicado en dicha revista Nº 27 del Julio de 1971.

Hemos de notar la claridad doctrinaria de este filósofo y el sentido profético de sus escritos, ya que a más de cuarenta años sus escritos conservan plena vigencia en el mar de apostasía y herejía judeocristiana reinante. Por último queremos aclararles y aclarar especialmente a nuestros lectores, fieles y amigos hipercríticos que no somos “DISANDRISTAS” 1º porque el Dr. Disandro –desgraciadamente- no ha dejado ninguna escuela, 2º porque tenemos entendido que él no pretendía semejante cosa, por el contrario siempre exhortaba a que se estudiara y que se regresara a las fuentes, esto es los Evangelio y a los Santos Padres.

Por el Dr. Carlos A. Disandro

Será ésta tal vez la última nota de la Hostería Volante sobre tan delicado y dramático tema. Por eso conviene recapitular, en sucinto resumen, el horizonte entenebrecido en los difíciles días que transcurren, obsesionados por una falsa paz que es una siniestra guerra, estimulados por una falsa guerra que impide el fundamento de la concordia verdadera y lleva por tanto a una siniestra paz.

Hemos explicado en múltiples notas, artículos, ensayos conferencias, el carácter de una autoridad írrita, la vacancia de un poder religioso otrora consentido con odio por las potencias intramundanas, hoy erosionado y apoyado con delectación por esas mismas tendencias apocalípticas, esotéricas, judeocabalistas, judeocristianas, criptojudías, etc. Ese carácter y esa vacancia se resumen en el vínculo entre Iglesia y Pontificado (trascendente y celeste), y la referencia de Pontificado y pontífice (entitativa e histórica). De esta manera hemos transitado con intrepidez un territorio conceptual, abrumado por oscuridades inevitables; y con modestia, una lumbre, coronada de resplandores inalcanzables. No tenemos ya más que decir, pues todo será efecto de este siniestro pseudo-pontífice, que todo lo esgrime para derrumbarlo todo: sólo le falta el último acto, a saber, la pretensión de anular la sacramentalidad trinitario-teándrica de la Iglesia, para convertirla en una empresa sociomórfica e intramundana, que participe y aglutine el gobierno mundial en ejecución. Ya se ve ese rumbo en su increíble alocución de Pascua de 1971. La falsa misa preludia esta tenebrosa requisitoria de las potencias esotéricas, que hoy esclavizan a la Iglesia.

Hemos dicho en los últimos cinco o seis años, lo fundamental de una temática siniestramente callada por los sedicente teólogos tradicionalistas, que empuñan la vara del tambor para ulular a la obediencia, mientras la arquitectura de la Fe cae bajo la piqueta de Lenín-Montini: o que dicen en reserva, secreto y recato las más tremendas acusaciones contra el falso papa, pero que en público aconsejan a los jóvenes el siniestro designio de aceptarlo todo, incluso la destrucción de la patria.

No hay más que analizar ya: falso papa, falsa misa, falso ecumenismo, falsas música, falso evangelio, falsos clérigos, falsa renovación, falsa lectio, falsa teología, falsa mística, falsa misericordia y falsa justicia. Lo que viene es pues o derrumbe de la falsedad, o imperio de sus terribles consecuencias esclavistas. Si es el derrumbe, estamos preparados para prolongar la Fe en la caótica anarquía que lo arrollará todo; si es el imperio de las tinieblas, estamos preparados para afirmar y subrayar, unidos a la más entrañable tradición, lo que consideramos sustancia de la Fe. Eso sí: no sabemos si se nos otorgará la corona de los fuertes. Pero esto es un don que se recibe; aquí hablamos de lo que entrevén nuestras débiles fuerzas.

Entretanto, confirmamos desde estas páginas peregrinas, como las de una “hostería” que afinca su blasón en cualquier rumbo de la patria y del mundo, la conclusión que surge de este decenio sombrío y que culmina en este ridículo y siniestro espectáculo de un pseudo pontífice que converge con las más crueles e inhumanas potencias de esclavitud ( en nombre de la resurrección de Cristo) y que transformado en profeta de una esperanza que no tiene nada que ver con el Espíritu, proclama con increíble y satánico orgullo la mutación intramundana de la humanidad. Se ha esfumado para este judío carbonario la mística del anacoreta, del monje y del contemplativo: sólo piensa que el hombre es “príncipe de los cielos”, porque vuela en ridículas cápsulas interplanetarias, de las que se ríen incluso sinarcas como Toynbee. Se ha esfumado la meditación y la posesión de la vida intratrinitaria: solo piensa en la vida del progreso, las máquinas y el socialismo. Se ha esfumado la posesión y meditación de la humanidad de Cristo: solo piensa en convertir las piedras en pan, para que se erija en las masas hambrientas (creadas por las mismas potestades que protegen a Montini) como un nuevo dios, un dios intramundano, o por lo menos como su electo profeta ecuménico, sin Dios y sin Tierra. En fin se ha esfumado todo acto de elevación en la vida de la Iglesia: sólo piensa en que puede rodar, monte Vaticano abajo, sin sufrir detrimento alguno, cobijado como está en las instancias de los poderes sinárquicos. Hemos entrado pues en el último acto, la satanolatría, que conduce al derrumbe o a la esclavitud.

No es fácil escribir estas líneas: pero debemos escribirlas, para coronar un ciclo del que somos conscientes y que reafirmamos sin ambages. Sus errores serán paliados por los años densos que vienen; sus verdades, aunque fuesen pocas o débiles, resplandecerán en la fuliginosa densidad que nos agobia. Y desde este pasaje tenebroso –en la esclavitud o en el derrumbe- unos y otras advertirán en su modestia y en su nitidez que en América hemos sabido soportar el cruel y duro peso de la claridad penunmbrosa.

Tales reflexiones deben aplicarse en primer lugar a nuestra sufrida tierra, por cuya continuidad, perduración y exaltación comprometemos y hemos comprometido nuestras horas más lúcidas y más fervientes. Pues aquí, quizá como en ningún otro rumbo del mundo, las confrontaciones parecen más desoladas y terribles. No oímos una sola voz de entre las sacras testas corrompidas que anhele –no digo que reclame- la autenticidad de la iglesia, en este vómito sofístico de las altas cátedras, estos “obispos” siguen siendo obispos, porque han dejado de ser epíscopos.

Las consecuencias de su inserción político-temporal seguirán siendo terribles; contra ellas debemos fortalecernos para instaurar un estado argentino libre de la tutela de una iglesia ecuménica, subversiva, judeocristiana, tercermundista, pseudotradicionalista, empresaria, que exalta el pobrerío, porque ha corrompido a los pobres. Nuestro programa político en este caso a reconocerlo y a hacerla a un lado, para instaurar un “estado bárbaro”. Según esta premisa, se ordenan fundamentales y sucesivas instancias político-temporales, que pueden ser realidades en la hora del derrumbe, o que podrán meditarse tal vez en las sombras de la esclavitud. Aquí se nos escapan ya las coyunturas definitivas.

Finalmente hemos subrayado en incontables ocasiones, desde la Hostería Volante, el rumbo previsibles, la maniobra oscura y farisaica, el desapego de las jerarquías vaticanistas a la lumbre doctrinal y mística, el falseamiento de un lenguaje que se ha tornado, satánicamente, campo de concentración lingüística, donde los esclavos judeocristianos sirven a los amos mundialistas contra la Iglesia de Cristo. Hemos adoptado una tesitura de diáfano corte conceptual, y hemos derivado allí numerosas conclusiones de un orden empírico. Ya nadie acusa a la Hostería Volante de exageraciones (como en los años 1958-1964), o de otras muchas cosas concurrentes (como en los años del 1964-1970): simplemente se la odia o se la ama y se la protege; se la quema o se la pide, se la exalta o se la hunde en el lodo. No nos extrañamos de ello ni, nos incomoda. Pagamos el tributo de contradicción de toda obra humana.

A los que nos odian, particularmente a los clérigos, o los que bajo su conducción se rigen por la banderola del infierno, les puntualizamos, que en el ancho mundo también hay sitio para nosotros, y que siendo como somos “arcaicos, obsoletos, obsesionados y tercos”, no les dañamos en absoluto sus planes socialistas, ecumenistas, o los que fueren. Que nos odien pues y dejen ruta libre a nuestras requisitoria dramática. O que nos odien, pero cumplan su deber de verdad, proclamando eso mismo que nos odian.

A los que nos aman, particularmente a los que viviendo en esclavitud desean nuestra libertad espiritual, les aseguramos que es ese el fundamento de nuestra existencia, y que en el ancho mundo siendo tan limitados como somos, la dimensión de ese amor cubre todas las precariedades, contradicciones, incongruencias y debilidades, y nos fuerza a ser lo que somos: HOSTERÍA VOLANTE, NUNC ET SEMPER. QUE EN CUALQUIER CASO EXISTIMOS POR ESO, PARA AMAR EN LA VERDAD.

El Bodeguero..

lunes, 3 de noviembre de 2014

CONMEMORACIÓN DE LOS FIELES DIFUNTOS. (La conmemoración del 2 de noviembre si cae en domingo se traslada al lunes 3)



Después la Iglesia de regocijarse con aquellos de sus hijos que han llegado a la gloria del cielo, ora hoy la Iglesia por aquellos otros que esperan, en los sufrimientos purificadores del purgatorio, el día en que podrán reunirse en la asamblea de los santos. Nunca como ahora se afirma en la Liturgia de una manera tan impresionante la unidad misteriosa que existe entre la Iglesia Triunfante, la Iglesia Militante y la Iglesia Purgante; y nunca tampoco se cumple de una manera tan palpable el doble deber de caridad y de justicia, que se deduce para cada uno de los cristianos de su incorporación al cuerpo místico de Cristo. En virtud del dogma tan consolador de la Comunión de los Santos, pueden aplicarse a los unos los méritos y sufrimientos que los otros por la oración de la Iglesia, quien, mediante la Santa Misa, las Indulgencias, las limosnas y los sacrificios de sus hijos, ofrece a Dios los méritos sobreabundantes de Cristo y de sus miembros.


La celebración de la Santa Misa, sacrificio del Calvario renovado en nuestros altares, ha sido siempre para la Iglesia el medio principal de cumplir con respecto a los difuntos la gran ley de la caridad cristiana. Desde el siglo V encontramos ya misas de difuntos. Pero es a San Odilón, cuarto abad de Cluny, a quien se debe la conmemoración general de todos los fieles difuntos. Él la instituyo en el año 998 y la hizo celebrar el día siguiente a la fiesta de Todos los Santos. Muy pronto se extendió la costumbre a toda la Iglesia.

Todos los días, en el corazón mismo del Canon de la Misa, en un memento especial en que se evoca el recuerdo de los que se han dormido en el Señor, suplica a Dios el sacerdote conceda a los difuntos la mansión de la felicidad, de la luz y de la paz. No hay, pues, misa alguna que no ore por ellos la Iglesia. Más hoy su pensamiento lo recuerda de una manera especial, con la preocupación maternal que no deja alma alguna en el Purgatorio sin socorros espirituales y de agruparlos a todos en una misma plegaria. Por un privilegio que el Papa Benedicto XV, antiguamente concedido por Benedicto XIV a España, Portugal y posesiones españolas y portuguesas de la América del Sur, que todos los sacerdotes puedan celebrar cada uno 3 misas en este día, privilegio que fue extendido a la Iglesia Universal, por motivo de la primera guerra mundial. La Iglesia aplica, para liberar a las almas del purgatorio, la ofrenda del Sacrificio de Cristo, del cual se saca continuamente, para todos los suyos, frutos infinitos de redención.

sábado, 1 de noviembre de 2014

SOLEMNIDAD DE TODOS LOS SANTOS




La Iglesia, que en el transcurso del año va celebrando una por una las fiestas de sus santos, los reúne hoy a todos en una fiesta común. Además de los que puede llamar con su nombre, evoca en una grandiosa visión a toda una muchedumbre incontable de Santos “de todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas, de pie ante el trono y ante el Cordero, revestidos de blancas vestiduras y con palmas en la mano”, que aclaman al que con su sangre los ha rescatado.
La fiesta de Todos los Santos ha de colmarnos de una gran esperanza. Entre los santos del cielo hay algunos a quienes hemos conocido. Todos han vivido en la tierra una vida semejante a la nuestra. Bautizados, marcados con el sello de la fe, fieles a las enseñanzas de Cristo, nos han precedido en la patria celestial y nos invitan a reunirnos con ellos. El Evangelio de las bienaventuranzas, al mismo tiempo que proclama su felicidad, nos muestra el camino que han seguido; no hay, ciertamente, ningún otro que nos lleve a donde ellos están.
La “conmemoración de todos los Santos” se comenzó a celebrar en Oriente. En el siglo VIII se la encuentra ya en Occidente en diversas fechas. El martirologio roma elogia al Papa Gregorio IV por haberla extendido a toda la cristiandad; parece, sin embargo, que el Papa Gregorio III le había precedido en esta decisión. Por otra parte, en Roma, se celebraba ya el 13 de mayo la dedicación de la basílica de Santa María la Mayor y de todos los mártires; es decir, del Panteón, templo de Agripa, dedicado a todos los dioses del paganismo, al cual había hecho trasladar el papa Bonifacio IV numerosas osamentas de las catacumbas. El papa Gregorio VII trasladó el aniversario de esta dedicación a l 1 de noviembre.

•ORACIÓN•
Omnipotente y sempiterno Dios, que nos has dado celebrar en una misma solemnidad los méritos de todos tus santos; te rogamos, por la intercesión multiplicada de los mismos, nos concedas la anhelada abundancia de tu perdón. Por Cristo Nuestro Señor.
Amen.
Sta. Misa celebrada  por el P. Gustavo Peña en la Solemnidad de Todos Los Santos





miércoles, 29 de octubre de 2014

RAZONES PARA NO CELEBRAR HALLOWEEN (Infórmate, léelo, y compártelo)



1. NO es una actividad cristiana. Nunca celebraremos una noche dedicada a la exaltación de la brujería en ninguna de sus formas.

2. Va contra las enseñanzas de Jesucristo Señor Nuestro. Dios está en contra de la brujería en todas sus formas: espiritismo, hechicería, adivinación, lectura de cartas, horóscopos, astrología y tantas máscaras con que se encubre la maldad. Estas han sido declaradas enemigas de la Palabra de Dios desde tiempos muy remotos y van contra todas las enseñanzas de nuestro Señor, quien dice claramente que "el que no está conmigo está contra mí". Hay innumerables referencias bíblicas donde se condena el uso de toda estas clases de mal.

3. NO es una tradición cultural. Como ocurre siempre que se importan actos culturales diferentes a los nuestros, el verdadero significado queda relegado a una simple imitación. Jamás se ha celebrado como parte de nuestra cultura e idiosincracia una noche dedicada a las brujas.

4. Sirve para rendir culto a satanás. Aunque en apariencia es una actividad recreativa y muy llamativa, sobre todo para los niños, su verdadero significado sigue oculto a nuestros ojos. En muchos países, incluyendo el nuestro, los grupos satánicos usan esa noche para un "culto" especial dedicado a satanás y en muchos países alrededor del mundo, se hacen sacrificios humanos, sobre todo de niños que han sido secuestrados de sus hogares y que son ofrecidos como víctimas inocentes en una noche de lujuria, drogas, alcohol y toda clase de desenfrenos, en las llamadas "misas negras".

5. Se opone al primer mandamiento. Este tipo de actividades, ni exalta el nombre de Jesús, ni tiene nada que ver con su Padre Celestial y mucho menos con el Santo Espíritu del Dios Altísimo. Por lo tanto, va en contraposición al primer mandamiento de amar a Dios con toda nuestra alma, nuestra mente, nuestro corazón, con todas nuestras fuerzas, en fin con todo nuestro ser.

6. Participar es olvidarse de Dios. Participar quiere decir "ser parte de": si usted participa está siendo parte de esta tremenda responsabilidad espiritual: No sólo se está alejando u olvidando de la adoración al Dios Eterno e Inmortal, sino que está siendo parte de una actividad que glorifica a las brujas y a su padre satanás.

7. Contamina y esclaviza a nuestros niños. No hay magia blanca y magia negra, no hay brujas buenas y brujas malas. Toda la actividad demoníaca se disfraza y se oculta para ganar adeptos y así muchas veces "vestimos" a nuestros niñitos como "brujitas" y "diablitos". Jesús dijo: "Dejad que los niños vengan a mí y NO SE LO IMPIDÁIS, porque de los tales es el Reino de los Cielos". ¿Llevaría usted a sus niños disfrazados ante Jesús y los podría presentar libremente y con su conciencia tranquila? Jesús necesita a sus niños libres de toda clase de máscaras y limpios de toda contaminación.

CONCLUSIONES

Halloween es una celebración satánica que data aproximadamente 4.000 años atrás. De nosotros depende el ser luz para aquellos que están en tinieblas, cambiando esta costumbre por la verdad de Cristo Jesús.
Hay una alternativa bíblica para sustituir Halloween: un servicio en la iglesia que eduque a los cristianos al respecto de éste y otros peligros y luego, tener alabanza, adoración y oración. Esta es una idea que ha tardado en ponerse en práctica.
Pueden llevarse a cabo servicios para niños en los que la iglesia puede ayudar a los padres al educar a los niños de su responsabilidad de evitar aquello que parece malo. Es el momento ideal para comparar nuestra fe con las creencias del mundo y ganar.
Entonces, estaremos mostrándole a Dios nuestro compromiso en lo que a fidelidad se refiere, deseando pararnos en su justicia para que Él reine en los corazones de todos los que nos rodean, porque seremos luz. Este no es un asunto sin importancia. Satanás está vivo, y muchísimas almas se pierden diariamente. Pero Dios también está vivo. Y Él está trabajando en su plan de redención. Si queremos ser parte del plan e, igualmente importante, si los padres de familia cristianos quieren que sus hijos sean parte de ese plan, debemos una vez y por todas, dejar que Dios haga su voluntad a cualquier costo. El 31 de octubre tú puedes hacer la diferencia en la vida de otra persona. Para que esto suceda, tú tienes la última palabra. "No participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendidas" (Efesios 5,11)

lunes, 27 de octubre de 2014

MISA EN HONOR A CRISTO REY EN LA IGLESIA INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA DE TAMPA FL,



Esta Fiesta de Cristo Rey debe combatir el laicismo, peste de nuestro tiempo

Y si ahora mandamos que Cristo Rey sea honrado por todos los católicos del mundo, con ello proveeremos también a las necesidades de los tiempos presentes, y pondremos un remedio eficacísimo a la peste que hoy infecciona a la humana sociedad. Juzgamos peste de nuestros tiempos al llamado laicismo con sus errores y abominables intentos; y vosotros sabéis, Venerables Hermanos, que tal impiedad no maduró en un solo día, sino que se incubaba desde mucho antes en las entrañas de la sociedad. Se comenzó por negar el imperio de Cristo sobre todas las gentes; se negó a la Iglesia el derecho, fundado en el derecho del mismo Cristo, de enseñar al género humano, esto es, de dar leyes y de dirigir los pueblos para conducirlos a la eterna felicidad. Después, poco a poco, la Religión Cristiana fue igualada con las demás religiones falsas, y rebajada indecorosamente al nivel de éstas. Se la sometió luego al poder civil y a la arbitraria permisión de los gobernantes y magistrados. Y se avanzó más: Hubo algunos de éstos que imaginaron sustituir la Religión de Cristo con cierta religión natural, con ciertos sentimientos puramente humanos. No faltaron Estados que creyeron poder pasarse sin Dios, y pusieron su religión en la impiedad y en el desprecio de Dios.
(QUAS PRIMAS del Papa Pío XI)














viernes, 24 de octubre de 2014

PENSAMIENTOS DE LEÓN BLOY, ANTES DE RECIBIR LA SAGRADA COMUNIÓN



"He aquí lo que he recibido en la comunión:

Voy a comulgar. El sacerdote ha pronunciado las palabras terribles que la piedad carnal llama consoladoras: “Domine non sum dignus…”, Jesús va a llegar y debo prepararme para recibirlo y no tengo más que un minuto… dentro de un minuto Él estará “en mi morada”.
No recuerdo haber barrido esta morada donde Él va a entrar como un rey o como un ladrón, pues no sé qué pensar de esa visita ¿He limpiado siquiera una vez mi morada de impudicia y de carne?
Echo en ella una mirada, una pobre mirada de espanto, y la veo llena de polvo y de basuras. En toda ella hay como un hedor de putrefacción y de inmundicia.
No me atrevo a escudriñar en sus rincones. En los sitios menos oscuros, advierto horribles manchas, antiguas o recientes, que me recuerdan que he masacrado inocentes, ¡a cuántos inocentes y con qué crueldad!
Los muros están cubiertos de podredumbre y su fría humedad me hace pensar en las lágrimas de tantos desdichados que me han implorado en vano, ayer, anteayer, hace diez, veinte, cuarenta años…
Pero ¡cómo! Allá, delante de esa puerta descolorida ¿qué monstruo es ese que no viera antes y que se asemeja al que a veces he entrevisto en mi espejo? Parece dormir sobre esa trampa de bronce cerrada y encadenada por mí con tantas precauciones, para no oír el clamor de los muertos y sus lamentables Miserere.
¡Ah verdaderamente es menester ser Dios para entrar sin temor en semejante morada!
¡Y Él está aquí ya! ¿Cuál será mi actitud y qué he de decir o hacer?
Absolutamente nada.
Aún antes de que Él haya traspasado mi umbral, no estaré ya allí, habré desaparecido, no sé cómo, pero estaré infinitamente lejos, entre las imágenes de las criaturas.
Él estará solo, y limpiará Él mismo la casa, ayudado por Su Madre, cuyo esclavo pretendo ser y que, en realidad, es mi humilde sierva.
Cuando Ellos hayan partido, el Uno y la Otra, para visitar otras cavernas, retornaré y traeré otras inmundicias."

jueves, 23 de octubre de 2014

DIOS DE LOS CORAZONES SUBLIME REDENTOR, DOMINA LAS NACIONES Y MUÉSTRALES TU AMOR! ... HIMNO OFICIAL DEL CONGRESO EUCARÍSTICO INTERNACIONAL DE BS.AS. EN EL AÑO 1934 De él participaron entre otros Don Luis Orione y el Legado Pontificio del Papa Pío XI, el entonces Cardenal Pacelli, luego Pío XII. Buenos Aires tiene en su historia un día divino, como no lo tiene ninguna otra ciudad. La cuidadosa preparación espiritual del XXXII Congreso Eucarístico Internacional que durante dos años trabajó el corazón de este pueblo, fructificó en la esplendorosa primavera de 1934. ¡Dios de los corazones sublime Redentor, domina las naciones y enséñales tu amor! Señor Jesucristo que en la última Pascua, tu Sangre divina diste antes de darla: tu Cuerpo y tu Sangre deseamos con ansias... ¡En donde está el cuerpo se juntan las águilas! Es tuyo este pueblo de muchas estirpes, pues Tú renovaste sus fuerzas viriles: Es de Ella y es tuyo, lo guarda la Virgen, llegada en carreta por campos humildes. Conocen tu nombre, la urbe y el río, la línea que es Pampa y el germen que es trigo... y cálidas notas de timbre argentino saludan tu hechura de Dios escondido. Pasearon el Corpus por nuestros solares los hombres que luego fundaron ciudades. Y abrieron los surcos para los trigales... (Espigas dan hostias y leños altares). Antes que el arado rompiera la costra de la tierra virgen se elevó la Forma... ¡Bandera tu Cuerpo fue en la azul atmósfera! ¡Y el cáliz dorado fue el sol de la gloria! Manso Rey que sellas la tierra argentina con el sello blanco de la Eucaristía: La Patria se aroma de incienso de Misa, tú rozas los labios y alientas las vidas. En torno a tu mesa cien pueblos y razas, nutrió de infinitos tu oculta sustancia... Pequeñez inmensa que multiplicada es pan para el hambre de todas las almas.



martes, 21 de octubre de 2014

UN TEXTO DE BILLOT SOBRE LOS SACRAMENTOS QUE IMPRIMEN CARÁCTER


Visto en:
 http://engloriaymajestad.blogspot.com.ar/

Cardenal Louis Billot, De Sacramentis, vol. 1, Thesis XIII (1931, 7 edición).


Artículo Sexto: “No todos los sacramentos imprimen carácter sino sólo tres déllos, por medio de los cuales el hombre adquiere un nuevo status con respecto a aquellas cosas que pertenecen al culto público en la Iglesia de Dios”.

“… la razón teológica concuerda con esto (a saber, que los tres sacramentos que imprimen carácter en el alma son el Bautismo, la Confirmación y el Orden) ya que el carácter se imprime sólo en aquellos sacramentos por los cuales el hombre es comisionado a aquellas cosas que en la Iglesia deben ser hechas públicamente. De aquí se sigue que la Penitencia y la Extremaunción no pueden imprimir carácter ya que estos sacramentos están sólo para curar algunos defectos accidentales, como son los pecados después del Bautismo, y por medio déllos el hombre es restituido simpliciter al status primitivo.

De la misma manera el Matrimonio tampoco imprime carácter ya que, si bien por medio deste sacramento marido y mujer están comisionados para engendrar hijos y educarlos para rendir culto a Dios de forma tal que provea a la perpetuidad de la Iglesia, sin embargo este oficio no es público sino doméstico, relacionado solamente dispositive a las acciones jerárquicas, y esta es la razón por la cual no se adquiere, por medio del Matrimonio, un nuevo status relacionado a aquellas cosas que pertenecen al culto público en la Iglesia de Cristo.

Con respecto a la Eucaristía se deben considerar dos cosas: la acción sacramental misma que consiste en la consagración de la materia y el uso del sacramento. No hay dudas que en la consagración no se imprime carácter ya que esa acción no pone nada en el alma, sino que por el contrario, su acción termina en la materia externa y desta forma no consagra al que rinde culto a Dios, sino que es más bien el culto supremo, el sacrificio de la Iglesia. Con respecto a su uso debemos decir que no imprime carácter en razón de la gran perfección del sacramento, que no ordena al hombre a hacer o recibir algo más con respecto a las cosas santas, sino que, como dice el Dionisio, es la consumación y fin de todas ellas.
En conclusión debemos decir que los otros tres sacramentos imprimen carácter ya que comisionan ex officio a las cosas divinas, sea para darlas a otros (Orden), para recibirlas (Bautismo) o para defenderlas de los que la atacan (Confirmación)”.

1º MISA DEL PADRE MATTHIAS HEPPEL EN LA IGLESIA INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA DE TAMPA Y OTRAS FOTOS ....










Padre Gustavo desde el coro entona la Misa de Angelis

P. Emilio acompaña al neo-cura durante el tradicional besamanos
Mons. Montelongo durante la Misa y es acolitado por el P. Emilio y el Hno. Albert

P. Gustavo ejecutando el órgano durante la Misa


lunes, 20 de octubre de 2014

DEL FRUTO QUE SE SACA DE LA ORACIÓN Y MEDITACIÓN ... POR SAN PEDRO DE ALCÁNTARA -Franciscano-

San Pedro de Alcántara y Sta. Teresa de Jesús

Porque este tratado breve habla de oración y meditación, será bien decir en pocas palabras el fruto que de este santo ejercicio se puede sacar, porque con más alegre corazón se ofrezcan los hombres a él.
Notoria cosa es que uno de los mayores impedimentos que el hombre tiene para alcanzar su última felicidad y bienaventuranza, es la mala inclinación de su corazón, y la dificultad y pesadumbre que tiene para bien obrar; porque a no estar ésta de por medio, facilísima cosa le sería correr por el camino de las virtudes y alcanzar el fin para que fue criado. Por lo cual dijo el Apóstol (Rom.7,23): Huélgome con la ley de Dios, según el hombre interior; pero siento otra ley e inclinación en mis miembros, que contradice a la ley de mi espíritu. Y me lleva tras sí cautivo a la ley del pecado. Ésta es, pues, la causa más universal que hay de todo nuestro mal. Pues para quitar esta pesadumbre y dificultad y facilitar este negocio, una de las cosas que más aprovechan es la devoción. Porque (como dice Santo Tomás) no es otra cosa devoción sinos una prontitud y ligereza para bien obrar, la cual despide de nuestra ánima toda esa dificultad y pesadum y nos hace prontos y ligeros para todo bien. Porque es una refección espiritual, un refresco y rocío del cielo, un soplo y aliento del Espíritu Santo y un afecto sobrenatural; el cual, de tal manera regla, esfuerza y transforma el corazón del hombre, que le pone nuevo gusto y aliento para las cosas espirituales, y nuevo disgusto y aborrecimiento de las sensuales. Lo cual nos muestra la experiencia de cada día, porque al tiempo que una persona espiritual sale de alguna profunda y devota oración, allí se le renuevan todos los buenos propósitos; allí son los favores y determinaciones de bien obrar; allí el deseo de agradar y amar a un Señor tan bueno y dulce como allí se le ha mostrado, y de padecer nuevos trabajos y asperezas, y aun derramar sangre por Él; y, finalmente, reverdece y se renueva toda la frescura de nuestra alma.
Y si me preguntas por qué medios se alcanza ese poderoso y tan notable afecto de devoción, a esto responde el mismo santo doctor diciendo: que por la meditación y contemplación de las cosas divinas; porque de la profunda meditación y consideración de ellas redunda este afecto y sentimiento acá en la voluntad, que llamamos devoción, el cual nos incita y mueve a todo bien. Y por eso es tan alabado y encomendado este santo y religioso ejercicio de todos los santos; porque es medio para alcanzar la devoción, la cual, aunque no es más que una sola virtud, nos habilita y mueve a todas las otras virtudes, y es como un estímulo general para todas ellas. Y si quieres ver cómo esto es verdad, mira cuán abiertamente lo dice San Buenaventura (en De vita Christi) por estas palabras:
Si quieres sufrir con paciencia las adversidades y miserias de esta vida, seas hombre de oración. Si quieres alcanzar virtud y fortaleza para vencer las tentaciones del enemigo, seas hombre de oración. Si quieres mortificar tu propia voluntad con todas sus aficiones y apetitos, seas hombre de oración. Si quieres conocer las astucias de Satanás, y defenderte de sus engaños, seas hombres de oración. Si quieres vivir alegremente y caminar con suavidad por el camino de la penitencia y del trabajo, seas hombre de oración. Si quieres ojear de tu ánima las moscas importunas de los vanos pensamientos y cuidados, seas hombre de oración. Si la quieres sustentar con la grosura de la devoción y traerla siempre llena de buenos pensamientos y deseos, seas hombre de oración. Si quieres fortalecer y confirmar tu corazón en el camino de Dios, seas hombre de oración. Finalmente, si quieres desarraigar de tu ánima todos los vicios y plantar en su lugar las virtudes, seas hombre de oración; porque en ella se recibe la unción y gracia del Espíritu Santo, la cual enseña todas las cosas. Y demás de esto, si quieres subir a la alteza de la contemplación y gozar de los dulces abrazos del Esposo, ejercítate en la oración, porque éste es el camino por donde sube el ánima a la contemplación y gusto de las cosas celestiales. Ves, pues, de cuánta virtud y poder sea la oración? Y para prueba de todo lo dicho (dejado aparte el testimonio de las Escrituras Divinas), esto basta agora por suficiente probanza que habemos oído y visto, y vemos cada día muchas personas simples, las cuales han alcanzado todas estas cosas susodichas y otras mayores mediante el ejercicio de la oración. Hasta aquí son palabras de San Buenaventura. Pues ¿qué tesoro, qué tienda se puede hallar más rica, ni más llena que ésta? Oye también lo que dice a este propósito otro muy religioso y santo Doctor', hablando de esta misma virtud: En la oración (dice él), se alimpia el ánima de los pecados, apaciéntase la caridad, certifícase la fe, fortalécese la esperanza, alégrase el espíritu, derrítense las entrañas, purifícase el corazón, descúbrese la verdad, véncese la tentación, huye la tristeza, renuévanse los sentidos, repárase la virtud enflaquecida, despídese la tibieza, consúmese el orín de los vicios, y en ella no faltan centellas vivas de deseos del cielo, entre los cuales arde la llama del divino amor. ¡Grandes son las excelencias de la oración! ¡Grandes son sus privilegios! A ella están abiertos los Cielos. A ella se descubren los secretos, y a ella están siempre atentos los oídos de Dios. Esto basta ahora para que en alguna manera se vea el fruto de este santo ejercicio.

jueves, 16 de octubre de 2014

NUEVO SACERDOTE PARA LA IGLESIA EN EE.UU.


El pasado Sábado 11 de Octubre día de la Maternidad Divina de María Virgen, recibió la ordenación sacerdotal el diácono Matthias Heppel, la ceremonia se realizó en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús de la ciudad de Orlando Fl. Acompañaron al nuevo sacerdote durante la Sta. Misa el Padre Gustavo y el Padre Emilio de Nuestra Sociedad Religiosas; Dios bendiga al nuevo cura.