BIENVENIDOS

¿Es la primera vez que visita nuestro blog? Entonces ¡Sea usted muy bienvenido! Este es un blog netamente religioso, dónde publicamos todas las actividades de Nuestra Sociedad Religiosa y algunas noticias de la Iglesia en general.

Is it this the first time visiting our blog? You are very Welcome! This is a religious blog in where we publish all our Religious Society activities and some news from the Church in general.

lunes, 27 de junio de 2016

UN CUADRO LLENO DE SÍMBOLOS ... NUESTRA SEÑORA DEL PERPETUO SOCORRO



Atemorizado por la visión de dos ángeles que le muestran los instrumentos de la Pasión, el Niño Jesús ha corrido hacia su Madre, perdiendo casi una de sus pequeñas sandalias en su precipitada huida. María lo sostiene en sus brazos de manera protectora y amorosa. Pero presta atención a sus ojos. Su mirada esta fija no en Jesús sino en nosotros. ¿No es este detalle un toque de genialidad? ¿Qué mejor manera de expresar el interés de Nuestra Señora en nuestras vidas y crecimiento espiritual?

Las pequeñas manos de Jesús también están sujetas a las de María como una forma de recordarnos a nosotros que, así como en la tierra él se puso enteramente en su manos buscando protección, así ahora en el cielo él nos confía a cada uno de nosotros en sus tiernos y amorosos cuidados.

Este es el mensaje principal del cuadro, un icono bizantino, que no obstante, esta repleto de otros símbolos. He aquí algunos de ellos:

1. Iniciales en griego para "Madre de Dios"
2. Corona. Fue añadida al cuadro original por orden de la Santa Sede en 1867. Es un tributo a los muchos milagros obrados por Nuestra Señora bajo la advocación del "Perpetuo Socorro".

3. Estrella en el velo de la Virgen. Ella es la Estrella del Mar… que trajo la luz de la luz al mundo en tinieblas… la estrella que nos conduce al puerto seguro del Cielo.
4. Inicial griega para "San Miguel, el arcángel". Sostiene la lanza y la esponja de la Pasión de Cristo.
5. Inicial griega para "San Gabriel, el arcángel". Sostiene la cruz y los clavos.
6. La boca de María. Es pequeña para significar un recogimiento silencioso. Ella habla poco.
7. Los ojos de María. Son grandes para todos nuestros problemas. Están vueltos siempre hacia nosotros.
8. Túnica roja. Los colores que llevaban la vírgenes en los tiempos de Cristo.
9. Iniciales griegas para "Jesucristo".
10. Las manos de Cristo. Con las palmas boca abajo y dentro de las de su madre, indican que las gracias de la redención están bajo su custodia.
11. Fondo amarillo. Es el símbolo del cielo, donde Jesús y María están ahora entronizados. El amarillo también brilla a través de sus ropas, mostrando así la felicidad celestial que puede traer a los cansados corazones humanos.
12. Manto azul oscuro. Es el color que usaban la madres en Palestina. María es las dos cosas a la vez: virgen y Madre.
13. Mano izquierda de María. Sostiene de manera posesiva a Cristo. Ella es su madre. Es una mano consoladora para todo el que acuda a ella.
14. Sandalia caída. ¿Ha casi perdido Jesús su sandalia corriendo hacia María en busca de consuelo ante el pensamiento de su Pasión?


viernes, 10 de junio de 2016

AMA AL SEÑOR Y SIGUE SUS CAMINOS



"El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré?". Dichoso el que así hablaba, porque sabía cómo y de dónde procedía su luz y quién era el que lo iluminaba. Él veía la luz, no ésta que muere al atardecer, sino aquella otra que no vieron ojos humanos. Las almas iluminadas por esta luz no caen en el pecado, no tropiezan en el mal. Decía el Señor: Caminad mientras tenéis luz. Con estas palabras, se refería a aquella luz que es Él mismo, ya que dice: Yo he venido al mundo como luz, para que los que ven no vean y los ciegos reciban la luz. El Señor, por tanto, es nuestra luz, Él es el sol de justicia que irradia sobre su Iglesia católica, extendida por doquier. A Él se refería proféticamente el salmista, cuando decía: El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré? El hombre interior, así iluminado, no vacila, sigue recto su camino, todo lo soporta. El que contempla de lejos su patria definitiva aguanta en las adversidades, no se entristece por las cosas temporales, sino que halla en Dios su fuerza; humilla su corazón y es constante, y su humildad lo hace paciente. Esta luz verdadera que viniendo a este mundo alumbra a todo hombre, el Hijo, revelándose a sí mismo, la da a los que lo temen, la infunde a quien quiere y cuando quiere. El que vivía en tiniebla y en sombra de muerte, en la tiniebla del mal y en la sombra del pecado, cuando nace en él la luz, se espanta de sí mismo y sale de su estado, se arrepiente, se avergüenza de sus faltas y dice: El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré? Grande es, hermanos, la salvación que se nos ofrece. Ella no teme la enfermedad, no se asusta del cansancio, no tiene en cuenta el sufrimiento. Por esto, debemos exclamar, plenamente convencidos, no sólo con la boca, sino también con el corazón: El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré? Si es Él quien ilumina y quien salva, ¿a quién temeré? Vengan las tinieblas del engaño: el Señor es mi luz. Podrán venir pero sin ningún resultado, pues, aunque ataquen nuestro corazón, no lo vencerán. Venga la ceguera de los malos deseos: el Señor es mi luz. Él es, por tanto, nuestra fuerza, el que se da a nosotros, y nosotros a Él. Acudid al médico mientras podéis, no sea que después queráis y no podáis.
(Sermón 7: PLS 4,785-786) De los sermones de Juan Mediocre de Nápoles, obispo de Nápoles, vivió en el s. VI. Hoy se le atribuyen 30 sermones que antes pasaban como si fueran de S. Juan Crisóstomo.

martes, 7 de junio de 2016

DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA...: DECÍA. EL PAPA PÍO XI EN SU ENCÍCLICA CUADRAGÉSIMO ANNO, SOBRE LA RESTAURACIÓN DEL ORDEN SOCIAL DEL 15 DE MAYO DE 1931 ... (Para que sepan que el dinero "limpio" se hace del trabajo y no de la especulación y que la Patria de uno es dónde se nace y no dónde se está mejor; estas y otras cosas más nos esclarece el Papa Pío XI en esta magistral y cristiana Carta Encíclica)


SS Pío XI
"Salta a la vista que en nuestro tiempo no se acumulan solamente riquezas, sino también se crean enormes poderes y una supremacía económica despótica en manos de muy pocos... Estos potentados son extraordinariamente poderosos: como dueños absolutos del dinero gobiernan el crédito y lo distribuyen a su gusto; diríase que administran la sangre de la cual vive toda la economía, y que de tal modo tienen en su mano, por decirlo así, el alma de la vida económica, que nadie podría respirar contra su voluntad. A la vez, esta concentración de riquezas y de fuerzas produce tres clases de conflictos: la lucha primero se encamina a alcanzar ese predominio económico; luego se inicia una fiera batalla a fin de obtener el predominio sobre el poder público, y consiguientemente de poder abusar de sus fuerzas o influencia en los conflictos económicos; finalmente se entabla el combate en el campo internacional... La prepotencia económica ha suplantado al mercado libre; al deseo de lucha ha sucedido la ambición desenfrenada de poder; toda la economía se ha hecho extremadamente dura, cruel, implacable. Añádase los daños gravísimos que han nacido de la contusión y mezcla lamentable de la autoridad pública y de la economía...
Por lo que toca a las naciones en sus relaciones mutuas, se ven dos corrientes que manan de la misma fuente: por un lado, fluye el nacionalismo o también el imperialismo económico; por otro, el no menos funesto y detestable internacionalismo del capital, o sea el imperialismo internacional, para el cual la patria está donde se está bien... las fáciles ganancias que la anarquía del mercado ofrece a todos, incita a muchos al cambio y a la venta de las mercaderías con el único anhelo de llegar rápidamente a la fortuna con el menor esfuerzo; su desenfrenada especulación hace aumentar y disminuir incesantemente, a la medida de su capricho y avaricia, el precio de las mercancías para echar por tierra con sus frecuentes alternativas las previsiones de los fabricantes prudentes...
Con esto creció mucho el número de los que ya no cuidaban sino de aumentar sus riquezas de cualquier manera, buscándose a sí mismos sobre todo y ante todo, sin que por nada les remordiese la conciencia, ni por los mayores delitos contra el prójimo, los primeros que entraron por este ancho camino, que lleva a la perdición, fácilmente encontraron muchos imitadores de su iniquidad, gracias al ejemplo de su aparente éxito, o con la imponderada pompa de sus riquezas, o mofándose de la conciencia de los demás como si fueran víctimas de vanos escrúpulos, o pisoteando a sus competidores más timoratos.
Todos los vicios enumerados hasta aquí no son la esencia de un sistema económico de libre empresa (que es capaz de generar bienestar cuando no anula a la ética), sino el cáncer de ese sistema. Una cosa es la sana libertad económica que permite invertir el capital de aptitudes o de ahorros para producir y prosperar; otra cosa es el disfrazado libertinaje para especular, y algo peor es concentrar riqueza ilícita para imponer un dominio total revolucionario.
Ante el dogma "liberal" de que la economía debe ser totalmente ajena a la moral, la Iglesia ha dicho que ni la economía clásica ni la lucha de clases son principios absolutos. Que la moral tiene áreas diferentes, pero que la economía no debe ser totalmente ajena a ella. Que la prepotencia económica suele desplazar al mercado libre (que el liberalismo dice defender). Que los hechos económicos no son fenómenos físicos sometidos al determinismo de las leyes naturales. Que hay contradicciones flagrantes entre las teorías económicas y las terribles miserias sociales que dejan subsistir en la realidad. Que el hecho económico no ha de considerarse únicamente en lo material y olvidar el elemento humano. Y que no puede ser bueno lo que resulte provechoso al individuo y nocivo para la comunidad".

jueves, 26 de mayo de 2016

SOLEMNIDAD DEL CORPUS CHRISTI... The Historical Origin of the Feast of CORPUS CHRISTI


Esta fiesta conmemora la institución de la Santa Eucaristía el Jueves Santo con el fin de tributarle a la Eucaristía un culto público y solemne de adoración, amor y gratitud. Por eso se celebraba en la Iglesia Latina el jueves después del domingo de la Santísima Trinidad. En los Estados Unidos y en otros países la solemnidad se celebra el domingo después del domingo de la Santísima Trinidad.
La Solemnidad de Corpus Christi se remonta al siglo XIII. Dos eventos extraordinarios contribuyeron a la institución de la fiesta: Las visiones de Santa Juliana de Mont Cornillon y El milagro Eucarístico de Bolsena/Orvieto.
Urbano IV, amante de la Eucaristía, publicó la bula “Transiturus” el 8 de septiembre de 1264, en la cual, después de haber ensalzado el amor de nuestro Salvador expresado en la Santa Eucaristía, ordenó que se celebrara la solemnidad de “Corpus Christi” en el día jueves después del domingo de la Santísima Trinidad, al mismo tiempo otorgando muchas indulgencias a todos los fieles que asistieran a la santa misa y al oficio. Este oficio, compuesto por el doctor angélico, Santo Tomás de Aquino, por petición del Papa, es uno de los más hermosos en el breviario Romano y ha sido admirado aun por Protestantes.
La muerte del Papa Urbano IV (el 2 de octubre de 1264), un poco después de la publicación del decreto, obstaculizó que se difundiera la fiesta. La fiesta fue aceptada en Cologne en 1306. El Papa Clemente V tomó el asunto en sus manos y en el concilio general de Viena (1311), ordenó una vez más la adopción de esta fiesta. Publicó un nuevo decreto incorporando el de Urbano IV. Juan XXII, sucesor de Clemente V, instó su observancia.
Procesiones. Ninguno de los decretos habla de la procesión con el Santísimo como un aspecto de la celebración. Sin embargo estas procesiones fueron dotadas de indulgencias por los Papas Martín V y Eugenio IV y se hicieron bastante comunes en a partir del siglo XIV.
El Concilio de Trento declara que muy piadosa y religiosamente fue introducida en la Iglesia de Dios la costumbre, que todos los años, determinado día festivo, se celebre este excelso y venerable sacramento con singular veneración y solemnidad, y reverente y honoríficamente sea llevado en procesión por las calles y lugares públicos. En esto los cristianos atestiguan su gratitud y recuerdo por tan inefable y verdaderamente divino beneficio, por el que se hace nuevamente presente la victoria y triunfo de la muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.


The Historical Origin of the Feast of CORPUS CHRISTI


This Feast of the Sacred Body of Our Divine Lord is celebrated in the Latin Church on the Thursday after Trinity Sunday to solemnly commemorate the Institution of the Sacrament of Holy Eucharist. This great event is also commemorated on Maundy Thursday, mentioned as Natalia Calicis (Birth of the Chalice) in the Calendar of Polemius (448) for the 24th of March, the 25th of March being recognized in some places as the day of the Death of Christ. This day, however, occurs in Holy Week, a season of sadness, during which the minds of the faithful are expected to be occupied with thoughts of Our Lord's Passion. Moreover, so many other mysteries relative to the Passion are commemorated on this day that the principal event, the Institution of the Holy Eucharist, is deserving of a particular festival. This is mentioned as the chief reason for introducing the feast of Corpus Christi in the Papal Bull Transiturus.

HERMOSO E HISTÓRICO VIDEO -en francés- DE COMO LOS PUEBLOS ORGANIZABAN ESTA GRAN FESTIVIDAD

https://www.youtube.com/watch?v=XnQqToyqEP0

MISA Y BENDICIÓN DEL DOMINGO DE LA INFRAOCTAVA DEL CORPUS CHRISTI 2016 EN LA CAPILLA DE NUESTRA CASA RELIGIOSA






martes, 24 de mayo de 2016

FESTIVIDAD DE MARÍA AUXILIADORA, HERMOSA ORACIÓN Y HERMOSO HIMNO A NTRA. SRA. LA SIEMPRE VIRGEN MARIA



ORACIÓN DE SÚPLICA Y CONSAGRACIÓN

Patrona del agro argentino
¡Oh Santísima e Inmaculada Virgen María, tiernísima Madre nuestra y poderoso Auxilio de los Cristianos! Nosotros nos consagramos enteramente a tu dulce amor y a tu santo servicio. Te consagramos la mente con sus pensamientos, el corazón con sus afectos, el cuerpo con sus sentidos y con todas sus fuerzas, y prometemos obrar siempre para la mayor gloria de Dios y la salvación de las almas.
Tú, pues, ¡oh Virgen incomparable! que fuiste siempre Auxilio del Pueblo Cristiano, continúa, por piedad, siéndolo especialmente en estos días. Humilla a los enemigos de nuestra religión y frustra sus perversas intenciones. Ilumina y fortifica a los obispos y sacerdotes y tenlos siempre unidos y obedientes al Papa, maestro infalible; preserva de la irreligión y del vicio a la incauta juventud; promueve las vocaciones y aumenta el número de los ministros, a fin de que, por medio de ellos, el reino de Jesucristo se conserve entre nosotros y se extienda hasta los últimos confines de la tierra.
Te suplicamos ¡oh dulcísima Madre! que no apartes nunca tu piadosa mirada de la incauta juventud expuesta a tantos peligros, de los pobres pecadores y moribundos y de las almas del Purgatorio: sé para todos ¡oh María! dulce Esperanza, Madre de Misericordia y Puerta del Cielo.
Te suplicamos, gran Madre de Dios, que nos enseñes a imitar tus virtudes, particularmente la angelical modestia, la humildad profunda y la ardiente caridad, a fin de que, por cuanto es posible, con tu presencia, con nuestras palabras y con nuestro ejemplo, representemos, en medio del mundo, a tu Hijo, Jesús, logremos que te conozcan y amen y podamos, llegar a salvar muchas almas.
Haz, ¡oh María Auxiliadora! que todos permanezcamos reunidos bajo tu maternal manto; haz que en las tentaciones te invoquemos con toda confianza; y en fin, el pensamiento de que eres tan buena, tan amable y tan amada, el recuerdo del amor que tienes a tus devotos, nos aliente de tal modo, que salgamos victoriosos contra el enemigo de nuestra alma, en la vida y en la muerte, para que podamos formarte una corona en el Paraíso. Así sea

domingo, 15 de mayo de 2016

DOMINGO DE PENTECOSTÉS ... MEDITACIÓN DEL STO. EVANGELIO POR: Mons. José María Caro Rodríguez, Arzobispo de Santiago de Chile. “Homilías Dominicales”, Editorial Difusión Chilena, 1943.




Evangelio (San Juan, 14). 
Dijo Jesús a sus discípu­los: Si alguno me ama, observará mi doctrina; y mi Pa­dre le amará, y vendremos a él y haremos mansión den­tro de él. El que no me ama, no practica mi doctrina. Y la doctrina que habéis oído, no es solamente mía, sino del Padre que me ha enviado. Estas cosas os he dicho es­tando aún con vosotros. Mas el Consolador, el Espíritu Santo, que mi Padre enviará en mi nombre, os lo enseña­rá todo, y os recordará cuantas cosas os tengo dichas. La paz os dejo, mi paz os doy: no os la doy yo cómo la da el mundo. No se turbe vuestro corazón, ni se atemorice. Habéis oído que os he dicho: Me voy, y vuelvo a vos­otros.
 Si me amaseis, os alegraríais sin duda de que voy al Padre; porque el Padre es mayor que yo. Y os lo digo ahora antes que suceda, para que cuando sucediere, os confirméis en la Fe. Ya no hablaré muchas cosas con vosotros, porque viene el príncipe de este mundo (el de­monio); pero en Mi nada tiene. Mas para que el mun­do sepa que amo al Padre, obro según el mandato que me ha dado el Padre (yendo a la muerte de la cruz).

Mons. José María Caro Rodríguez
1.—La fuerza de la verdadera caridad: Hace ob­servar la palabra, o sea, los mandamientos y voluntad de Nuestro Señor y nos da el ser amados del Padre Celestial en tal forma que hace que el Padre y el Hijo y, con ellos el Espíritu Santo, que es el Amor increa­do del Padre y del Hijo, vengan a nuestras almas y hagan de ellas su morada y su templo, donde el Padre nos comunique por medio del Hijo y del Espíritu Santo, su vida divina, en la medida de que somos capaces en nuestra vida mortal, y al mismo tiempo las tres divinas personas reciban de nuestras almas el culto de adoración, de gratitud y de amor que merecen. El amor a Jesús hace que, como lo decía a los Apóstoles, llevemos con alegría las tristezas de su ausencia, sabiendo que todo lo hace por nuestro bien, y todas las tribulaciones que nos sobrevengan por su causa: el que ama tiene gusto en sufrir por quien ama. Más aún, ese amor tiene la virtud de convertir en bien todo lo que nos suceda en la vida: “Todo coopera al bien para los que aman a Dios”, dice S. Pablo. Todo puede ser una ofrenda de nuestro amor filial al Padre que tenemos en el Cielo.

Mons. José María Caro Rodríguez
2.—La acción del Espíritu Santo sobre los Após­toles de Cristo: Además del amor o caridad que difunde en ellos como en todo cristiano que lo recibe, con la gracia de Dios — ya sea en los Sacramentos o en el ejercicio de la oración y buenas obras—, el Espíritu Santo desciende, según la promesa de Cristo, a enseñarles y recordarles todo lo que el mismo Jesús les había enseñado. Esa acción está simbolizada con aquellas lenguas de fuego que posaron sobre todos los que estaban orando y esperando su venida. En esas lenguas estaba representado el fuego de la caridad y la luz de la doctrina, al mismo tiempo que la fuerza comunicada a los Apóstoles por esa luz y por ese amor y que ellos, ignorantes y pobres hombres del pueblo, tanto necesitaban para cumplir su misión de hacer con su palabra conocer y adorar al Divino Redentor y llevar al mundo entero los beneficios de la Redención.

3.— La Paz dejada por Cristo a los suyos: No es la paz del mundo, que consiste en condescender con lo bueno y con lo malo y evitar toda lucha. Esta paz del mundo no tranquiliza las conciencias ni lleva el orden ni la paz, sino el desorden y la desventura a los hoga­res, a la sociedad y a las naciones: lo estamos viendo y sintiendo. En cambio, la paz de Cristo es la que ante todo y sobre todo nos reconcilia y une con Dios, fuente de todo bien. Con ella, aún en medio de las luchas y persecuciones, el alma está tranquila, reina el orden y la felicidad en los hogares y pueden ser felices las so­ciedades y naciones.
Amemos, por tanto, a Dios, porque El nos ha ama­do primero; amémoslo, porque ese amor nos hará vi­vir en la más íntima y feliz unión con las tres divinas personas, participando de su vida divina, de su luz y de su fuerza para el bien; amémoslo, porque ése es nues­tro dichoso destino en el tiempo y en la eternidad, y ese amor endulzará nuestras penas y santificará nues­tras obras y ¡nos hará ser amados del Padre de infini­ta bondad y misericordia!

miércoles, 11 de mayo de 2016

MUY EDIFICANTE Y CRISTIANA CARTA DE FRAY JERÓNIMO SAVONAROLA A FRAY STEFANO CAPODIPONTE, DEDICADA A LOS "RELIGIOSOS" TRADICIONAL"ISTAS" HIPERCRÍTICOS, O COMO DICE NTRO. SEÑOR JESUCRISTO: "PARA AQUELLOS QUE VEN LA PAJUELA EN EL OJO AJENO Y NO QUITAN LA VIGA DEL PROPIO"



¿Quién fue Jerónimo Savonarola?

Esta carta, escrita en 1492 (¡cuando las carabelas de Colón todavía estaban esperando venias para zarpar del Puerto de Palos!) a un fraile de su orden que se escandalizaba de algunos de sus compañeros de Orden.


De Fray Jerónimo a fray Stefano Capodiponte

“La paz de Cristo que sobrepasa toda comprensión domine tu corazón en Cristo” (Fil 4,7), queridísimo hermano. Habiendo estado muy presionado por muchos empeños no he podido satisfacer antes tu deseo: porque incluso olvidándome de mí, a veces no llego a cumplir aquello que pienso y deseo. Ahora sin embargo obligado por tu caridad y tu celo indiscreto, estoy obligado a recomendarte que camines en la vocación para la cual has sido llamado.
Acuérdate que en el cielo están solo los buenos, en el infierno sólo los malos; pero en este mundo los buenos y los malos se encuentran juntos; así que jamás podrás encontrar buenos sin malos. He aquí por qué muchos que desean vivir bien, pero sin someterse a personas más ancianas, buscan algo imposible en este mundo. Ellos quieren vivir con los santos, excluyendo a todos los hombres malos e imperfectos. Y como no encuentran esto, abandonan su vocación y se entregan a vagabundear. Son engañados por el demonio, caen en error y en pecado, y a continuación no vuelven más a la vía recta de la sabiduría.
Hijo mío, el bien vivir consiste en hacer el bien y en el soportar el mal, y así perseverar hasta la muerte. Y ¿quien podría vivir mal entre los santos sino un hombre perverso y privado totalmente de la gracia de Dios? No merece gran alabanza vivir bien entre los buenos. Digo esto no porque aquellos con los cuales te encuentras sean malos; por el contrario, son buenos, si bien algunos tal vez sean imperfectos; sino porque tú, de una pajuela tiendes a hacer un travesaño.
Ciertamente que hay que huir de los hombres malos y perversos, y se debe estar con los buenos; porque “con el santo serás santo y elegido con los elegidos, mientras que con los perversos te pervertirás” (Sal 17,26). Pero si tú quisieses huir de todos los malos, tendrías que salir de este mundo. Verdaderamente ya has salido de este mundo, y pensabas que entrarías inmediatamente en el paraíso. En cambio has entrado en la antecámara del paraíso, pero todavía no en el paraíso. En el mundo ha vivido entre escorpiones; pero en el convento te toca vivir entre perfectos, entre los que van adelantando en la vida espiritual, y entre imperfectos; pero no entre malvados.
Si tú, pues, encuentras algún falso hermano, no debes maravillarte; más bien deberías maravillarte de lo contrario. De hecho se encontró alguno que otro impío y perverso perseguidor de los buenos en la familia de Abraham, y en la de Isaac, y en la de Jacob, de Moisés, de David e incluso entre los de la casa del Señor nuestro Jesucristo. Por eso, ¿cómo puedes pensar que en este mundo haya una casa sin ningún malo?
Te equivocas, hermano, te equivocas: esta es una grave tentación, armada con astucia por obra del diablo. Por eso “busca la paz y persíguela”; “camina ante el Señor”; “humíllate bajo la poderosa mano de Dios”; entre las espinas busca de recoger las rosas: “estima a los otros como mejores que tú”. Si ves algo que no te gusta, piensa que ha sido con buena intención: muchos son interiormente mejores de lo que parecen.
Cálmate, pues, hermano mío, cálmate: ejercítate en la humildad, en la sumisión y en la obediencia; reza ininterrumpidamente, y ten sabido que la morada del Señor está en la paz. Ora por mí y dale mis recuerdos a tu maestro y a tus condiscípulos. Cuídate.

Desde Florencia, el 22 de mayo de 1492.
Fra Girolamo da Ferrara, OP

domingo, 8 de mayo de 2016

FESTIVIDAD DE NTRA. SRA. DE LUJÁN PATRONA DE ARGENTINA, URUGUAY Y PARAGUAY, COMO ASÍ TAMBIÉN DE LA CAPILLA DE NUESTRA CASA RELIGIOSA Y CONMEMORACIÓN DEL DOMINGO DE LA OCTAVA DE LA ASCENSIÓN (Reflexión Dominical dada por el Rev. Padre Gustavo Peña)



Queridos Fieles:

Hoy se celebramos la festividad de Ntra. Sra. de Luján, fiesta que prima sobre el Domingo de la octava de la Ascensión, que celebramos el pasado Jueves.
Primeramente voy hacer un pequeño resumen de su historia, para tener en cuenta y reflexionar sobre el mismo, sobre éste hecho providencial o mejor dicho de la Divina Providencia sobre este suelo en el que hoy habitamos.
El origen de la advocación se remonta a 1630. Antonio Farías Sáa, un hacendado portugués radicado en Sumampa (actual provincia de Santiago del Estero, Argentina), quiso erigir en su estancia una capilla en honor de la Virgen. Solicitó a un compatriota suyo, residente en Brasil, el envío de una imagen de la Inmaculada Concepción de María. Para una mejor elección, su amigo le envió dos imágenes. En el mes de mayo de 1630, las imágenes de la Virgen llegaron al puerto de Buenos Aires procedentes de San Pablo y, acondicionadas en sendos cajones, fueron colocadas en una carreta.
Luego de tres días de viaje, la caravana a la cual se incorporó la carreta hizo un alto a 5 leguas de la actual ciudad de Luján, en el paraje de Zelaya, para pernoctar en la Estancia de Rosendo de Trigueros.
Al día siguiente, ya dispuestos a continuar la marcha, los bueyes no consiguieron mover la carreta. Después de intentos fallidos, bajaron uno de los cajones y los bueyes iniciaron la marcha sin dificultad. Intrigados por el contenido del cajón, encontraron al abrirlo una imagen pequeña (38 cm de altura) de arcilla cocida que representaba la Inmaculada Concepción. Los creyentes interpretaron el hecho como providencial, y entregaron la imagen para su custodia a don Rosendo de Oramas, el dueño de la casa ubicada en la actual localidad de Zelaya, del partido del Pilar, a 50 km del actual emplazamiento del santuario. La segunda imagen, que representaba a María con el niño en sus brazos, llegó a destino, y en 1670 se le construyó un santuario donde se la veneró bajo la advocación de Nuestra Señora de la Consolación de Sumampa.
Enterados del hecho en Buenos Aires, muchos vecinos acudieron a venerar la imagen y, al crecer la concurrencia, don Rosendo le hizo construir una ermita donde permaneció desde 1630 hasta 1674.
De hecho hoy existe en aquel emplazamiento, conocido como Lugar del milagro, un convento y una pequeña capilla de adobe y piso de tierra -que puede visitarse- que recuerda a aquella ermita que se erigiera como primer santuario.
Se la llamó la Virgen Estanciera y la Patroncita Morena. Manuel era un pequeño esclavo que venía con la caravana y fue testigo de lo sucedido; viendo su patrón el amor que demostraba a la Virgen, lo destinó al exclusivo cuidado de la imagen, lo que hizo hasta su muerte. Se encargaba del orden en la ermita y de los vestidos de la Virgen, dirigiendo los rezos de los peregrinos. Al fallecer don Rosendo, su estancia quedó abandonada, pero Manuel continuó, con constancia, el servicio que se había impuesto.
Muy preocupada con la «soledad de la Virgen» en ese paraje que hoy es Zelaya, la señora Ana de Matos, viuda del capitán español Marcos de Sequeira y propietaria de una estancia muy bien defendida ubicada sobre la margen derecha del río Luján, no viendo ningún interés por parte de las autoridades civiles y eclesiásticas, le solicitó al administrador de la estancia del fallecido don Rosendo la cesión de la imagen de la Virgen de Luján. Ella le aseguró el cuidado y la construcción de una capilla «digna y cómoda», facilitando la estadía de los peregrinos. Juan de Oramas, el apoderado, aceptó la oferta y doña Ana de Matos le pagó por la cesión de la imagen.
Feliz de haber logrado su propósito, la instaló en su oratorio, pero a la mañana siguiente, cuando se dirigió ahí para rezar, descubrió con asombro y angustia que la Virgen no estaba en su altar. Al buscarla se la encontró en el «Lugar del Milagro».
Se creyó en un principio que era el propio Manuel - a quien no habían permitido en un principio acompañar a la Virgen - quien llevaba a la «Patroncita Morena» a su antigua morada. Hasta se lo llegó a estaquear en el piso para que no hurtara la imagen. Sin embargo la imagen seguía «volviendo» a su primer lugar.
Ello ocurrió varias veces hasta que enterado del hecho, considerado milagroso por los católicos, el obispo de Buenos Aires fray Cristóbal de Mancha y Velazco, y el gobernador del Río de la Plata, don José Martínez de Salazar, organizaron el traslado de la imagen, acompañada por doña Ana y Manuel.
En 1886, el padre Salvaire presentó al papa León XIII la petición del episcopado y de los fieles del Río de la Plata para la coronación de la Virgen. León XIII bendijo la corona y le otorgó Oficio y Misa propios para su festividad, que quedó establecida en el sábado anterior al IV domingo después de Pascua. La coronación se realizó en mayo de 1887.
El primer santuario dedicado a Nuestra Señora de Luján se inauguró el 8 de diciembre de 1763 y en él hicieron profesión de fe y se encomendaron buena parte de los próceres argentinos durante la época de la emancipación: Manuel Belgrano, José de San Martín, Cornelio Saavedra, Domingo French, Nicolás de la Quintana, José Rondeau, Juan Martín de Pueyrredón, Ramón Balcarce, Martín Rodríguez, Estanislao Soler, Manuel Dorrego, y otros líderes y caudillos de la independencia le tributaron el homenaje de su reconocimiento.
Al dirigirse al Paraguay al mando de una expedición, Manuel Belgrano se detuvo en Luján varios días, mandó celebrar una misa cantada el 27 de septiembre de 1810 e hizo varias visitas a Nuestra Señora en el camarín.6
Además de rendirle homenaje por su participación en la gesta de la independencia, Belgrano era recordado con especial afecto por haber residido en Luján durante 1814 y haber consagrado trofeos de guerra a la Virgen de la villa. Entre ellos se cuentan las dos banderas de división realistas arrebatadas por el Ejército del Norte al ejército del general Pío Tristán en la Batalla de Salta, y que Belgrano destinó a Nuestra Señora de Luján en acción de gracias por su protección.
En 1816 luego de liberar al pueblo chileno y antes de embarcarse para iniciar su campaña al Perú, el general José de San Martín visitó el Santuario de Luján para encomendarse a Nuestra Señora. En 1823, de regreso de la gesta libertadora volvió a visitar el Santuario de Luján y dedicó a la Virgen María una de sus espadas.
En 1930 se cumplieron 300 años de la llegada de la imagen a la Argentina. A principios de ese año, el obispo diocesano de La Plata y de Luján, monseñor Francisco Alberti, solicitó en nombre conjunto de los episcopados argentino, uruguayo y paraguayo al papa Pío XI, la declaración oficial de la Virgen de Luján como patrona de las tres Repúblicas.
Basílica de Nuestra Señora de Luján. El 5 de octubre, el mismo obispo platense (en ausencia del arzobispo de Buenos Aires, monseñor Bottaro, postrado por la enfermedad), asumió la representación de todos los arzobispos y obispos de las tres naciones y proclamó (por bula de Pío XI, del 8 de setiembre de 1930) patrona de la Argentina, Uruguay y Paraguay a la Virgen de Luján.
El 15 de octubre de 1934, el cardenal Eugenio Pacelli (futuro papa Pío XII) declaró a «Nuestra Señora de Luján» patrona oficial del XXXII Congreso Eucarístico Internacional.
En 1944 fue declarada patrona de las rutas argentinas y en 1948 de los Ferrocarriles Argentinos, en cuyas estaciones se multiplicaron las imágenes entronizadas de la Virgen. El 3 de junio de 1946 fue declarada patrona de la Policía Federal Argentina. También era patrona del ex-Consejo Nacional de Educación (Argentina).
Como decía al principio la Divina Providencia ha querido bendecir esta tierra y protegerla bajo el cuidado y la protección amorosa de la Ssma. Virgen.
Prontamente estaremos celebrando los doscientos años de nuestra independencia; los verdaderos Próceres de nuestra historia, patriotas, católicos, quisieron que nuestra Patria naciera Católica, herencia de España, de esa España católica, la de los rayes Fernando e Isabel.
El milagro de Luján es parte fundamental de la gestación de Argentina como Nación, primeramente esta gestación comenzó con los primeros misioneros que llegaron a estas tierras, San Francisco Solano en el norte, en las tierras de Misiones, Brasil y Paraguay el Beato Roque González y compañeros Mártires, esto es a modo de ejemplo de la misión que tiene todo bautizado: ser Apóstol, llevando con la palabra y la acción el Evangelio, y Soldado, defendiendo la Fe Verdadera cuando es atacada.
Nos lo dice el Evangelio de este domingo de la infraoctava de la Ascensión, Ntro. Sr. Jesucristo nos advierte sobre la persecución que tendrán los cristianos a causa de su Fe, la tuvieron los primeros cristianos mártires, y lo tendrán los últimos; y que nosotros estamos viendo como ése signo se está cumpliendo, con la muerte de los cristianos a mano de los infieles, y otra persecución, no menos maligna, que es por medio de una Nueva Religión, Mundial, Sincretista, Supersticiosa, donde no adora a Dios como es Trino y Teándrico, sino que se ha puesto y hecho al hombre como Dios, tal cual lo dijo la serpiente en el Paraíso a Adán y a Eva: “seréis como dioses”.
Cuando el hombre se aleja de Dios, su Creador, se adora asimismo, cuando se desvía de la Fe Verdadera, pierde la Esperanza Trascendente, y la Caridad termina en una fría filantropía.
Vemos entonces como nuestra Patria es un despojo de aquella que nació bajo el calor Hispano y en signo de la Cruz; vemos como ahora se ha trocado aquellas devociones, peregrinaciones y manifestaciones de Fe, en devociones populistas de fe mediocre, en visiones de superchería y amuletos de superstición.
Esta decadencia de la sociedad, es fruto del ataque sistemático que se le hace a la Familia, a la enseñanza de las virtudes y costumbres familiares, promueve más derechos y menos obligaciones.
Pero Dios ha hecho cumplir su promesa de Redención en Jesucristo, su Hijo, y en su Ssma. Madre, la Pura y Siempre Virgen María, la que derrotó a la antigua serpiente, la sin pecado original, la Inmaculada Concepción, que desde 1630 se ha querido quedar en Luján como Madre y Señora Nuestra.
Pidámosle pues, que bendiga y proteja a nuestra Patria, a nuestras familias y nos alcance de su Hijo las gracias necesarias para alcanzar la vida eterna.
AVE MARÍA PURÍSIMA!

jueves, 5 de mayo de 2016

LA IGLESIA "ECLIPSADA" ... FRENTE A LA ERRONEA OPINIÓN DE LA "IGLESIA OCUPADA" Formación para la acción (Tomado de: moimunanblog.wordpress.com)


[La situación actual en el catolicismo es única en su historia. La que aparece como Iglesia no lo es en absoluto. Hay discusiones sobre el término “Sede Vacante” y el que a algunos les parece más propio “Sede Usurpada”. Estas discusiones llegan a hacerse eternas y bien pueden calificarse de bizantinas.
A efectos prácticos puede aceptarse la impropia designación de “Sedevacantismo”. Algunos no lo usan como Louis Hubert Remy, autor del artículo que reproduzco publicado en el blog el año pasado, y les asiste toda la razón. Ėl utiliza el término “Católicos Semper ídem”. Otros hablan de “Católicos de Siempre”. En realidad son términos correctos pero que presentan insuficiencias prácticas, si no van inmediatamente seguidos de una aclaración sobre el verdadero pensamiento de quien los usa, que para ser correcto debiera hablar de una falsa iglesia, que "ocupa" el lugar de la anterior y LA ECLIPSA.
“La iglesia será eclipsada” fue la expresión de N.S. de La Salette. Está eclipsada por una falsa iglesia, con falsos papas, falsa doctrina y moral, falso sacerdocio y episcopado, falsos sacramentos y falsa misa. Es una institución que viste los ropajes de la Iglesia, pero no es la Iglesia. A esta realidad falsificada tampoco le conviene el término “Sede Usurpada”. El que lo utiliza da a entender que es la Iglesia Verdadera aunque, accidentalmente, con su Suprema Sede Usurpada u ocupada por un intruso. Como si fuera un reino, por ejemplo España, que estuviera regido por un usurpador, permaneciendo todo lo demás funcionando legítimamente. No es este el caso de la Secta Conciliar. No hay nada legítimo en ella y no cabe decir que su Suprema Sede está “Usurpada, Ocupada” etc.. No hay tal. Ni puede hablarse de Sede Vacante en esa falsa institución, ni puede hablarse de Sede Usurpada. Pero sí habría que hablar de una Iglesia remanente que permanece oculta o eclipsada, y de la que su Suprema Sede o Cátedra está vacía o vacante.
De manera que se debiera ver la realidad tal como es y si se usa un término de los dos discutidos, es obligatorio, a continuación, exponer la cosas como son. Estamos hablando de una Secta que ha hecho suya la doctrina del Concilio Vaticano II, y que por eso está correctamente definida con la expresión Secta Conciliar, sin perjuicio de que le convengan otras más descriptivas y amplias.
Hay que reprobar a aquéllos que rechazan el término “Sede Vacante” con el objetivo claro de camuflarse. Dicen ser católicos, quizás enseñen la verdadera doctrina, imparten verdaderos sacramentos, no aceptan los falsos papas, el falso Concilio, y reclaman ser verdaderos católicos, sin calificativos…pero nadie les conoce y no se dan a conocer. Para ellos el internet debe evitarse y no se manifiestan en la Red. Viven camuflados. La gente sólo les conoce porque dice la misa “en latín” y ellos no aclaran la actual situación. Muchos pensarán que se acogen al indulto de Wojtyla, o al “motu propio” de Benedicto XVI, pero que en lo “sustancial” nada les distingue de los otros “curas” que dicen la misa en castellano y frente al pueblo. Ellos no harán nada por disipar el equívoco. Simplemente dicen que son “católicos”. Nada de particular que no les guste el término “Sedevacantismo”. Pero no aclaran nada, no escriben en un medio público, están camuflados. En algún caso viven del presupuesto de la Secta Conciliar. En otros son ajenos a ella pero han montado unos medios de vida (Misas, escuelas…) en los que a sus seguidores no les han dicho a verdad de la actual situación, para que no se vayan espantados, no están adoctrinados sobre la situación actual : Hay una falsa Iglesia que ellos toman por la verdadera. Sólo que ellos tienen la suerte de tener un magnífico Pastor. Ellos disfrutan de una Misa de las de antes, ¡Eso es todo para ellos!

LA IGLESIA ECLIPSADA

Ntra. Sra. de La Salette
No hay otra palabra que mejor resuma la actual situación!
No hay otra palabra que explique mejor la crisis actual!
Ninguna otra expresión proporciona una respuesta mejor!
La Santísima Virgen María, nuestra Madre y Reina, no ha bajado del cielo en vano! En La Salette, nos da su enseñanza en tres sencillas palabras! ¿Qué teólogo mejor que la Reina del Cielo, Madre de Nuestro Señor Jesucristo y Madre de la Iglesia? ¿Quién va a ser tan tonto como para atreverse a no escucharla o a no atenderla o a contradecirla?
La Santa Virgen podría haber dicho:
– “… La Iglesia será sacudida, destruida, borrada, perdida, demolida, enterrada, dañada, cortada … ¡pero no dijo eso!
– “… La Iglesia será dispersada, aniquilada, abolida, aplastada abajo, contaminada, humillada, abandonada …. ¡pero no dijo eso!
– “… La Iglesia será cambiada, mortificada, transformada, reformada, arrancada, modificada, renovada, restaurada, renovada …. ¡pero no dijo eso!
– “… La Iglesia será oscurecida
– “… La Iglesia estará oculta, encubierta, aplastada, asfixiada, desmantelada, seducida, abandonada, engañada …. ¡pero no dijo eso !
– “… La Iglesia será infiltrada, [su Sede usurpada] invertida, asediada, cercada, sujeta, evadida, alterada, dañada …. ¡pero no dijo eso!
– “… La Iglesia desaparecerá, vacilará, titubearà, tropezará …. ¡pero no dijo eso!
– “… La Iglesia será ocupada, usurpada …. ¡pero no dijo eso!
Cada una de estas palabras, y la lista está lejos de ser exhaustiva, tiene un significado muy especial y corresponde a diferentes realidades.
Continúe leyendo aquí:
http://verdadcatolica.blogspot.com.ar/2016/05/la-iglesia-eclipsada-frente-la-erronea.html

domingo, 1 de mayo de 2016

EN LA SOLEMNIDAD DE SAN JOSÉ OBRERO



Como todos los 1º de Mayo la Santa Iglesia conmemora a San José Artesano, en nuestra Capilla Virgen de Luján de Vedia Bs.as. esta mañana lo celebramos con una Misa cantada, seguida de un almuerzo para celebrar el día del trabajador y el Cumpleaños del Padre Gustavo Peña -les compartimos algunas fotos de esta hermosa jornada parroquial-

El día 1 de Mayo del año 1955, el Papa Pío XII, instituyó la fiesta de San José Obrero. Una fiesta bien distinta que ha de celebrarse desde el punto de partida del amor a Dios y de ahí pasar a la vigilancia por la responsabilidad de todos y de cada uno al amplísimo y complejo mundo de la relación con el prójimo basada en el amor: desde el trabajador al empresario y del trabajo al capital, pasando por poner de relieve y bien manifiesta la dignidad del trabajo -don de Dios- y del trabajador -imagen de Dios-, los derechos a una vivienda digna, a formar familia, al salario justo para alimentarla y a la asistencia social para atenderla, al ocio y a practicar la religión que su conciencia le dicte; además, se recuerda la responsabilidad de los sindicatos para logro de mejoras sociales de los distintos grupos, habida cuenta de las exigencias del bien de toda la colectividad y se aviva también la responsabilidad política del gobernante. Todo esto incluye ¡y mucho más! la doctrina social de la Iglesia porque se toca al hombre al que ella debe anunciar el Evangelio y llevarle la Salvación; así mantuvo siempre su voz la Iglesia y quien tenga voluntad y ojos limpios lo puede leer sin tapujos ni retoques en Rerum novarum, Encíclica Quadragesimo Anno del Sumo Pontífice Pío XI sobre la restauración del orden social, 15 de mayo de 1931., entre otros documentos. Dar doctrina, enseñar donde está la justicia y señalar los límites de la moral; recordar la prioridad del hombre sobre el trabajo, el derecho a un puesto en el tajo común, animar a la revisión de comportamientos abusivos y atentatorios contra la dignidad humana... es su cometido para bien de toda la humanidad; y son principios aplicables al campo y a la industria, al comercio y a la universidad, a la labor manual y a la alta investigación científica, es decir, a todo el variadísimo campo donde se desarrolle la actividad humana.


Era entonces una fiesta basada en el odio de clases con el ingrediente del odio a la religión. Calumnia dicha por los que, en su injusticia, quizá tengan vergüenza de que en otro tiempo fuera la Iglesia la que se ocupó de prestar asistencia a sus antepasados en la cama del hospital en que murieron; o quizá lanzaron esas afirmaciones aquellos que un tanto frágiles de memoria olvidaron que los cuidados de la enseñanza primera los recibieron de unas monjas que no les cobraban a sus padres ni la comida que recibían por caridad; o posiblemente repetían lo que oían a otros sin enterarse de que son la Iglesia aquellas y aquellos que, sin esperar ningún tipo de aplauso humano, queman sus vidas ayudando en todos los campos que pueden a los que aún son más desafortunados en el ancho mundo.









sábado, 30 de abril de 2016

PRIMERA COMUNIÓN


El pasado Jueves 28 de Abril Festividad de San Pablo de la Cruz -Pasionista- recibió la Primera Comunión el niño Gabriel Enrique María Pastorino -ahijado del P. Mauricio-
(Aquí algunas imágenes)


Vea las fotos aquí:
http://verdadcatolica.blogspot.com.ar/2016/05/primera-comunion.html

viernes, 29 de abril de 2016

SACRAMENT OF HOLY BAPTISM


Nicholas James Konzelmann was baptized on Sunday April 17th by father Fattore. Nicholas son of John Konzelmann and Cara Sutherland members of Immaculate heart of Mary and very close friends of father Fattore, their new member of the family born on March 5th 2016, the godparents were Michael John Toth and Mary Elizabeth Toth.




Photos here:

miércoles, 20 de abril de 2016

LOS CATÓLICOS FIELES NO HEMOS DE SER TRADICIONAL"ISTAS" QUE ES IGUAL A SER AHUYENTADORES DE ALMAS...


Aspecto del amargo celo apostólico de los Tradicional"ISTAS"
Hay que desconfiar, por encima de todo, de esa categoría de “fariseos”, jóvenes o viejos, que no saben más que perorar. Cam­peones puramente verbales de la ortodoxia. Pero que, por poco que se les observe, tienen los mismos gustos, obedecen a las mismas modas, son sensibles a los mismos slogans, están devo­rados por las mismas ambiciones, están penetrados del mismo es­píritu materialista o hedonista, que el del mundo que pretenden reformar. Su ortodoxia no es más que un simple juego de ingenio, cuando no una simple ideología de clase o de ambiente.
Lejos de ser apóstoles, estas gentes no son más que “ahuyentadores”. Jamás se dirá bastante el daño que hacen. En muchos lugares, su suficiencia, su facundia, su incapacidad en presentar la verdad si no es de forma desagradable, han arruinado por largo tiempo todo espíritu de conquista.
Nuestra labor ya no es tan fácil y tan agradable. Interesa tanto más realizarla con esa “alegría de la verdad” de que habla San Agustín. Si es cierto que los santos tristes son tristes santos, se puede decir que los animadores dolientes y ceñudos no mere­cen ni siquiera el nombre de animadores. San Francisco de Sales deseaba que su “Philothea” fuera la más alegre, y hasta... la me­jor vestida del grupo. Pensamos que un deseo análogo, debe ma­nifestarse en lo que respecta a nuestra lucha.
Es ciertamente muy legítimo regocijarse mucho sabiendo reír de la absurdidad y de la estupidez. Única ventaja que se puede sacar de ello.
Tomado de: Jean Ousset, “La acción”, Ediciones del Cruzamante, Buenos Aires, 1979.

lunes, 18 de abril de 2016

MISIÓN SAN ANTONIO DE PADUA Y VIRGEN DE ITATÍ


Durante este fin de semana el P. Mauricio visitó la Misión San Antonio de Padua y Virgen de Itatí en la Provincia de Misiones Argentina, durante los tres días de apostolado administró el Sacramento de la Penitencia a los fieles, celebró el Santo Sacrificio de la Misa, visitó a los fieles y bendijo algunas casas de los vecinos del barrio Evita de la ciudad de San Ignacio.
Ayer Domingo 17 de Abril recibió el Sto. Bautismo el niño Christopher Benjamín Benitez, siendo padrino el Sr. Sergio Galeano y madrina la sra. Cecilia Gomez.



Todas las fotos de esta Crónica Aquí:

lunes, 4 de abril de 2016

HOMENAJE A LA MEMORIA DEL PADRE HERVÉ LE LAY, PALADÍN DE LA ORTODOXIA CATÓLICA EN LA REPÚBLICA ARGENTINA



Padre Hervé Le Lay
El Padre Hervé Lelay fue un insigne defensor de la TRADICIÓN CATÓLICA Y DE LA SANTA MISA DE SIEMPRE. En el Cementerio de El Tala en en el sur de la Provincia de Salta, muy vecino a Trancas, Tucumán, en un humilde mausoleo, a la entrada de esa necrópolis, se encuentran sepultados los restos del RP Hervé Le Lay, de vastísima actuación en la región, ex párroco de esa localidad entre marzo de 1957 y el 4 de julio de 1974. El Padre Le Lay (Lele, como le decían vulgarmente), fue un aguerrido defensor de la Tradición de la Iglesia Católica Apostólica Romana. Para muchos, especialmente jóvenes, su personalidad es ahora desconocida, para otros un poco menos, en tanto que los mayores que vivieron las alternativas del Vaticano II, la acción de Le Lay, fue de gran importancia. 

"DIOS ME AYUDA ESCANDALOSAMENTE", solía decir el Padre Hervé Le Lay, destacando la Divina Providencia.
Su recuerdo perdura en sus antiguos fieles de El Tala, quienes recuerdan sus enseñanzas y recomendaciones, Su Santa Misa de las 7 de la mañana, el armonio y el coro para las Misas cantadas, su rectitud y carácter fuerte cuando era necesario.
Padre Le Lay con los monaguillos en el Tala
Algunos aún rezan EL SANTO ROSARIO EN LATIN, en su memoria y recuerdan anécdotas, expresiones y su sotana con los bolsillos llenos de caramelos y estampitas. Una calle lleva su nombre..
Tras las huellas del Padre HERVE LE LAY, gran apóstol y misionero defensor a ultranza de la sana doctrina CATÓLICA y la SANTA MISA de siempre, única que celebró durante toda su vida y defendió a costa de presiones, persecuciones e injustas sanciones, que motivaron la pérdida de su parroquia y su traslado a Córdoba, donde apoyado por un grupo de fieles, fundo una Capilla, desde donde continuó su apostolado, hasta su muerte, ocurrida el 19 de Abril de 1982.
Sus restos fueron llevados al El Tala, donde descansan en el Cementerio local.
Frente a la antigua parroquia del  P. Le Lay en el Tala
Gracias a la generosidad del Señor Juan Suarez fiel católico y amigo de la Ciudad de Tucumán y acompañado por el nuestro gran amigo Domingo Padilla, el pasado Sábado Santo viajamos a la localidad de El Tala -Salta- a visitar la antigua Parroquia del Padre Le Lay, como así también poder realizar un responso en el cementerio del pueblo dónde descansan los resto de este venerado sacerdote. Toda la gente del pueblo con la que hablamos y que lo conocieron nos confirman que era un sacerdote de ley, era el cura de los pobres y de los ricos, de los niños, jóvenes, adultos y ancianos,era el típico cura de pueblo, un cura que amaba a Dios por sobre todas las cosas y a sus fieles por amor a Dios, cientos de testimonio nos dieron de su santidad y hasta el día de hoy el pueblo habla de este gran pastor.
Pudimos tomarnos algunas fotos en el templo parroquial y en el altar donde el Padre Le Lay celebraba la Santa Misa, también estuvimos con la señora Rufina una bautizada por el Padre y también el Padre le enseño el Catecismo y hoy es la mujer que limpia la parroquia y funge como secretaria parroquial, nos habló del armonio que el padre hacía tocar para todas las Misas y que ahora está abandonado en un rincón, nos contó muchas anécdotas y nos decía que siempre les recordaba que la Casa de Dios era un lugar de aprendizaje y de oración. Muchas historias edificante, tanto Rufina como el señor del cementerio que también fue bautizado por el padre Le Lay, creen que el Padre fue un santo y nos dijeron también que mucha gente le pide al padre por sus necesidades y el Padre desde el Cielo les concede gracias. Por último, deseamos agradecer a la familia Castellanos que tienen cerca de El Tala una estancia y que nos recibieron con gran alegría y que también nos contaron hermosas anécdotas de este hombre de Dios que fue el Padre Le Lay.

SACERDOTE HUMILDE, SENCILLO, FIDELÍSIMO Y APÓSTOL (Por Roberto Caballero)

P. Le Lay en el día de su ordenación
Quienes lo hayan conocido saben que fue así. Pequeño su físico, frágil su salud, incansable, sin embargo para el trabajo, puso todos sus empeños al servicio de su vocación. Vio, como muchos otros sacerdotes como se instalaban en el poder eclesiástico, los herejes Modernistas, como lo había denunciado a principio de siglo el Papa San Pío X, pero como muy pocos en el mundo y poquísimos en Argentina, se opuso a la infiltración con toda su alma, pese a sus escasas fuerzas y medios.
A su lado se rendían incondicionalmente, clérigos más jóvenes, sanos, vigorosos, entrampados en la confusión, vencidos por los medios, los cálculos mezquinos o la beatería mogigata. Su lucha fue la de David frente a Goliat.
P. Mauricio con la señora Rufina
Nació el 25 de Octubre de 1913, en un pueblito de Bretaña (Francia). Hizo sus estudios eclesiásticos en las casas de formación de la Congregación del Espíritu Santo. Debió suspender sus estudios a raíz de la última Guerra Mundial (1939-1945), pues fue convocado y cayó prisionero de los alemanes. El 8 de Mayo de 1945 recuperó su libertad. Fue ordenado sacerdote el 7 de Julio de 1946.
En 1947, advirtió en su congregación la influencia Modernista. Lo que le ocasionó serias dificultades que lo determinaron a abandonarla, pidiendo su regularización para proseguir su ministerio en alguna parroquia. Encontró en Argentina la protección de Monseñor Roberto Tavella (que en su momento ayudó, en parecidas circunstancias al Padre Leonardo Castellani). Este obispo de Salta, confió al Padre Le Lay la parroquia San Antonio de Padua dela localidad del Tala, dónde ejerció desde el 3 de Marzo de 1957 al 4 de Julio de 1976. De esta parroquia fue expulsado al usurpar el arzobispado de Salta los jerarcas modernistas de la Nueva Iglesia los cargos de gobierno y administración de la Iglesia Católica, así como sus bienes, muebles e inmuebles.

Altar dónde celebraba el P. Le Lay
Suspendido “a divinis” en la arquidiócesis de Salta, un grupo de fieles católicos de la Ciudad de Córdoba (víctimas de idéntica persecución de parte del Modernista “cardenal” Primatesta) le pidieron al Padre Le Lay su asistencia espiritual permanente. Vino a Córdoba, radicándose en la ciudad de Alta Gracia, en una casa cedida generosamente y sin ninguna condición por el señor Carlos Grunwaldt, fiel de católico de la Ciudad de San Nicolás Bs. As. El 7 de Abril de 1978 comenzó su ministerio en Córdoba. El “arzobispo” de la Iglesia Conciliar dictó el el 9 de Agosto de 1978 una disposición suspendiendo al Padre Le Lay “a divinis”, carente de toda eficacia desde luego, por venir de una autoridad ajena a la Santa Iglesia Católica.
Comenzó su ministerio en la ciudad de Córdoba, rezando la santa Misa y administrando los sacramentos en casa de familias –como los primeros cristianos-, después en un local alquilado en la calle Montevideo esquina Belgrano, y finalmente en la actual capilla San Pio V de la calle Guido 227.
Desde el punto de vista doctrinario, jamás cedió un ápice y señaló sin vacilar, pese a la veneración que le tenía, la incoherente posición del Arzobispo Marcel Lefebvre quién, pese al extremo rigor de sus objeciones a la autoridades de la Nueva Iglesia (como él le llama) se obstina en la pretensión de conseguir un “lugarcito” en ella. Lefebvre también llama a sus jerarcas usurpadores, pero negocia con ellos reconociéndoles legitimidad. El Padre Le Lay se opuso rotundamente a estas incongruencias.
Lucho hasta que se lo permitió su quebrantada salud. Murió el 19 de Abril de 1982. Nos dejó su lección y su ejemplo.

Comentando una carta que le enviara el Padre Antonio Mathet y que publicara en su revista la Tradición nro. 135 del mes de Febrero de 1979, escribía: “Somos pocos, poquísimos, -pusillos grex- que nos hemos quedado fieles a la Tradición Católica, obedeciendo a doscientos sesenta y pico de Papas, a veinte Concilios ecuménicos. No aceptamos la Revolución litúrgica y sus consecuencias, no aceptamos la revolución doctrina, ni la revolución disciplinar”.

Todas las fotos, aquí:
http://verdadcatolica.blogspot.com.ar/2016/05/homenaje-la-memoria-del-padre-herve-le.html