BIENVENIDOS


INDISPENSABLE REFLEXIÓN

Sobre el Sedevacantismo se ha dicho lo que se ha querido, muchos han opinado sobre esta posición teológica y canónica católica sin conocer en profundidad sus verdaderos orígenes y desarrollo, sus verdaderos protagonistas --eclesiásticos de la mayor relevancia jerárquica como intelectual--, sus verdaderos y graves fundamentos dogmáticos, su imperiosa razón de defender a los católicos de la grave apostasía y cisma en el que ahora viven y malviven. Paradójica y curiosamente sus máximos enemigos y detractores han sido aquellos que se dicen "defensores de la tradición católica", estos son los falsos tradicionalistas, todos ellos ex miembros de la FSSPX a la cual hoy día calumnian y difaman con un diabólico resentimiento; dirigidos por una élite infiltrada con psudosteólogos que inventaron laberínticas "tesis" rabínicas-dominicas-jesuíticas, y de una gran malicia al servicio del complot judeo-masónico, y secundados por la complicidad y servilismo de una mayoría de incautos que movidos siempre por la ingenuidad de una cómoda negligencia se alimentan de las "teologías" y de los "teólogos" del facebook o de los blog de la internet. Frente a todos estos paracaidístas devenidos en estos últimos meses al "sedevacantismo" los hay de muchos colores, entre ellos contamos a los desilucionados por el coqueteo de Jorge Bergoglio con los Protestantes, Judíos y Musulmanes, como si Ratzinger, Wojtila y Montini no lo hubiesen hecho antes, estos nuevos "sedevacantistas" creen que solo Bergoglio es hereje formal y material y por lo tanto no es papa, pero los muy incautos "ignorantes en la cuestión" aceptan la misa nueva y los sacramentos dados con el nuevo ritual inválido e ilegítimo de Paulo VI. Los Católicos fieles creemos firmemente que el último Papa de la Iglesia Católica Apostólica Romana fue S.S Pío XII y que de allí por defecto y consecuencia de la Grana Apostasía ha cesado la institución del cónclave y cualquier iniciativa al respecto, solo será una delirante intentona.



viernes, 8 de julio de 2016

DOCTRINA CATÓLICA SOBRE EL MAGISTERIO DE LOS PAPAS Y SU INFALIBILIDAD EN MATERIA DE FE Y COSTUMBRES



Por: Simón Del Temple
Como enseña la Doctrina Católica, cualquier Encíclica Papal, forma parte del Magisterio Infalible, pues el Papa al enseñar como Doctor de la Fe, no puede errar, pues está protegido por la Promesa de Jesucristo. Ahora bien, si se puede corregir una "encíclica" "papal"...una de dos: o no se cree que goza del privilegio de la infalibilidad, o directamente no proviene del Magisterio de la Iglesia, pero como sabemos que en materia de Fe y Costumbres la enseñanza de un Papa está libre del error -aún en su Magisterio Ordinario, es decir sin necesidad que esté definiendo un Dogma- tenemos que concluir que si la "encíclica" en cuestión es pasible de ser corregida -considerándola "papal"- implica dos cosas: que el "papa" que necesita ser corregido en materia de Fe y Costumbres, NO ES PAPA, y que el que corrige al que cree "Papa" provoca un acto cismático, pues "la Primera Sede no puede ser juzgada por nadie". 
Entonces, como sabemos que "Amoris leticiae" proviene del "magisterio" de un hereje publico y pertinaz -como es Bergoglio- hay que decidirse, o se cree que la Sede está vacante, o se es cismático, corrigiendo (resistiendo) al que se reconoce por Sumo Pontífice.
Por otro lado, la Doctrina Católica enseña que un hereje no puede ser Papa porque el Papa es quien CONFIRMA EN LA FE, entonces no hay escapatoria: o se deja guiar por un ciego cerrando los ojos a la luz de la Doctrina, o abre los ojos y se aparta del hereje, pues existe el mandato de EVITAR cualquier trato con él.
Aunque siempre existieron las Dos Ciudades ( de San Agustín), en los "ultimos tiempos" son manifiestas con tensión máxima, pues "dos ciudades" han gestado Dos Mujeres que en "los ültimos tiempos" son opuestas diametralmente: La Ramera y la Mujer Parturienta, de las que habla la Profecía de San Juan.
De la Ramera proviene el "magisterio" del hereje Bergoglio, mientras que la Otra, "la sin mancha ni arruga" "La Esposa del Cordero" permanece sin Cabeza Visible, o sea con Sede vacante provisoria. Hay que decidirse: o "reconocer y resistir" permaneciendo en la Ramera, o declarar la Sede vacante y combatir la Apostasía. La tensión es máxima y ya no hay alternativa.

5 comentarios:

  1. Los que reconocen a Jorge Bergoglio como legítimo papa y que lo están continuamente difamando son, aparte de la FSSP con su blog Adelante la Fe, tambien estan los lefebvristas de la FSSPX, la falsa Resistencia del agente de Inglaterra Williamson -Faure, Meramo, Altamira, Ceriani y compañía.

    ResponderEliminar
  2. También deberían agregar a aquellos que "abandonaron" el lefebvrismo y que hoy sostienen la ya refutada Tesis del papa Materialiter : http://capillavedia.blogspot.com.ar/2014/03/refutacion-una-novedosa-tesis.html

    Y que son los seguidores del obispo Donald Sanborn y de los italianos seguidores del cura Riccosa

    ResponderEliminar
  3. El comentario del post de Simon del Temple debe ser corregido en cuanto a los alcances de la infalibilidad.

    Porque si se consideran los decretos del C. Vaticano I --largamente discutido en su época-- el dogma del magisterio infalible del Romano Pontífice se aplica sólo en determinados supuestos.
    Se dijo en ese concilio "enseñamos y definimos como dogma divinamente revelado que:
    El Romano Pontífice, cuando habla ex cathedra, esto es, cuando en el ejercicio de su oficio de pastor y maestro de todos los cristianos, en virtud de su suprema autoridad apostólica, define una doctrina de fe o costumbres como que debe ser sostenida por toda la Iglesia, posee, por la asistencia divina que le fue prometida en el bienaventurado Pedro, aquella infalibilidad de la que el divino Redentor quiso que gozara su Iglesia en la definición de la doctrina de fe y costumbres. Por esto, dichas definiciones del Romano Pontífice son en sí mismas, y no por el consentimiento de la Iglesia, irreformables".

    O sea, de acuerdo a eso no cualquier enseñanza o documento papal tiene el carácter de infalible.
    Saludos

    Marcelo P.


    ResponderEliminar
  4. LOS LEFEBVRISTAS Y LOS MODERNISTAS QUIEREN HACERNOS CREER QUE EL PAPA SOLO ES INFALIBLE CUANDO DECLARA DE MANERA SOLEMNE UN DOGMA, COMO EL DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN. LA REALIDAD ES QUE ES INFALIBLE TANTO EN SU MAGISTERIO EXTRAORDINARIO COMO EN EL ORDINARIO PORQUE AMBOS SE RELACIONAN ENTRE SÍ Y PORQUE LA PRIMERA SEDE PERMANECE SIN ERROR POR LAS PROMESAS DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.
    “Hay en la Iglesia, un doble modo de infalibilidad : EL PRIMERO ES EJERCIDO POR EL MAGISTERIO ORDINARIO (...). Porque así como el Espíritu Santo, Espíritu de la Verdad, permanece todos los días en la Iglesia, la Iglesia también enseña verdades de fe cotidianamente, con la asistencia del Espíritu Santo. Ella enseña verdades bien sea las definidas, bien sean las explícitamente contenidas en el depósito de la revelación, pero aún no definidas, o, finalmente, las que son objeto de una fe implícita. Estas verdades la Iglesia las enseña todos los días, tanto por el Papa principalmente, como por los obispos en comunión con él. Todos, el Papa y los obispos, son infalibles en este magisterio ordinario, por la misma infalibilidad de la Iglesia. Sólo difieren en esto: los obispos no son infalibles por sí mismos, sino necesitan la comunión con el Papa, que los confirma, pero el Papa, él sólo, no necesita de nadie salvo de la asistencia del Espíritu Santo que le fue prometida. Por ello, él enseña pero no es enseñado" (Monseñor Bartolomeo D’Avanzo, sacerdote defensor de la Infalibilidad Papal durante el Concilio Vaticano I convocado por Su Santidad el Papa Pío IX).
    Por lo tanto, se deduce que los Antipapas Modernistas, de Juan XXIII a Francisco, son impostores porque su antimagisterio está plagado de herejías.

    ResponderEliminar
  5. En el caso concreto actual.
    Si se acepta a FRancisco (Jorge Mario Bergoglio) como Papa verdadero, se tienen dos obligaciones:
    1ª Obedecerlo en virtud del dogma de Primacía de Jurisdicción, lo cual convierte en cismáticos, herejes y excomulgados latae sententia -ipso facto- a quienes niegan el dogma y en en sujetos a excomunión farandae sententia a quienes lo desobedecen, así como Lefebvre fue canónicamente excomulgado por Juan Pablo II.
    2ª Aceptar sus enseñanzas papales (ex cathedra) como ciertas, infalibles, conforme a la sagrada tradición y obligatorias de creer y venerar para todo cristiano.
    Es en estos dos elementos que más clara aparece la herejía lefebvriana:
    Es un hecho que oponen a la Primacía de Jurisdicción del Papa; en abierta rebeldía y desobediencia; primero contra Pablo VI, luego contra Juan Pablo I, más tarde contra Juan Pablo II y por último contra Benedicto XVI.
    No importa que los anteriores hayan sido antipapas, lo consecuente es que los lefebvrianos, sus ad láteres y derivados los consideran Papas, pero a conciencia los abominan públicamente. Es un claro atentado contra la institución del Papado.
    También es un hecho que señalan como claramente heréticas las enseñanzas de los “pontífices”, pero aunque es verdad en cuanto a las enseñanzas; es una herejía afirmar que el Papa es un hereje, y más bien un súper-hereje; por la cantidad, la pertinacia y la duración del estado en la herejía de los “pontífices” postconciliares.
    En conclusión, la doble herejía lefebvriana es uno de los frutos de la contradictoria posición de Marcel Lefebvre, la cual no ha variado, hasta hoy en día.
    Todo apunta a Tourcoing, en la diócesis de Lillé, un 21 de septiembre de 1929…
    Ave Maria, gratia plena, Dominus tecum

    ResponderEliminar