Reflexión

INDISPENSABLE REFLEXIÓN

Sobre el Sedevacantismo se ha dicho lo que se ha querido, muchos han opinado sobre esta posición teológica y canónica católica sin conocer en profundidad sus verdaderos orígenes y desarrollo, sus verdaderos protagonistas --eclesiásticos de la mayor relevancia jerárquica como intelectual--, sus verdaderos y graves fundamentos dogmáticos, su imperiosa razón de defender a los católicos de la grave apostasía y cisma en el que ahora viven y malviven. Paradójica y curiosamente sus máximos enemigos y detractores han sido aquellos que se dicen "defensores de la tradición católica", estos son los falsos tradicionalistas, todos ellos ex miembros de la FSSPX a la cual hoy día calumnian y difaman con un diabólico resentimiento; dirigidos por una élite infiltrada con psudosteólogos que inventaron laberínticas "tesis" rabínicas-dominicas-jesuíticas, y de una gran malicia al servicio del complot judeo-masónico, y secundados por la complicidad y servilismo de una mayoría de incautos que movidos siempre por la ingenuidad de una cómoda negligencia se alimentan de las "teologías" y de los "teólogos" del facebook o de los blog de la internet. Frente a todos estos paracaidístas devenidos en estos últimos meses al "sedevacantismo" los hay de muchos colores, entre ellos contamos a los desilucionados por el coqueteo de Jorge Bergoglio con los Protestantes, Judíos y Musulmanes, como si Ratzinger, Wojtila y Montini no lo hubiesen hecho antes, estos nuevos "sedevacantistas" creen que solo Bergoglio es hereje formal y material y por lo tanto no es papa, pero los muy incautos "ignorantes en la cuestión" aceptan la misa nueva y los sacramentos dados con el nuevo ritual inválido e ilegítimo de Paulo VI. Los Católicos fieles creemos firmemente que el último Papa de la Iglesia Católica Apostólica Romana fue S.S Pío XII y que de allí por defecto y consecuencia de la Grana Apostasía ha cesado la institución del cónclave y cualquier iniciativa al respecto, solo será una delirante intentona.

jueves, 7 de enero de 2010

LO QUE LOS MONOS PIENSAN DEL HOMBRE

Tres monos en un árbol discutían y conversaban sobre muchas cosas. Parecería dijo uno de ellos, que corre un rumor, que me pone a mí de muy mal humor. Se pretendería querer probar una tremenda injuria y es que el hombre descendería de nuestra noble raza. Pero pensándolo bien eso es imposible, ya que el mono nunca abandona a su hembra y a sus hijos, y los deja morir de hambre y en el desamparo. Tampoco nunca la última de las monas por más descocada que sea deja a sus hijos en el abandono, o lo que es peor, nunca se ha dicho que una mona mate a sus propios hijos antes de nacer.

Tampoco nunca se ha visto a mono, o mona desaparecer noches enteras y luego llegar más borracho que una cuba y empezar a golpear a los más débiles cobardemente, o que haga pasar de la vida a la muerte, con garrote, fusil o no sé qué. Que el hombre haya descendido, es un hecho innegable; pero que lo haya hecho de nuestra noble raza,


¡¡¡ pues eso nunca!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario