Reflexión

INDISPENSABLE REFLEXIÓN

Sobre el Sedevacantismo se ha dicho lo que se ha querido, muchos han opinado sobre esta posición teológica y canónica católica sin conocer en profundidad sus verdaderos orígenes y desarrollo, sus verdaderos protagonistas --eclesiásticos de la mayor relevancia jerárquica como intelectual--, sus verdaderos y graves fundamentos dogmáticos, su imperiosa razón de defender a los católicos de la grave apostasía y cisma en el que ahora viven y malviven. Paradójica y curiosamente sus máximos enemigos y detractores han sido aquellos que se dicen "defensores de la tradición católica", estos son los falsos tradicionalistas, todos ellos ex miembros de la FSSPX a la cual hoy día calumnian y difaman con un diabólico resentimiento; dirigidos por una élite infiltrada con psudosteólogos que inventaron laberínticas "tesis" rabínicas-dominicas-jesuíticas, y de una gran malicia al servicio del complot judeo-masónico, y secundados por la complicidad y servilismo de una mayoría de incautos que movidos siempre por la ingenuidad de una cómoda negligencia se alimentan de las "teologías" y de los "teólogos" del facebook o de los blog de la internet. Frente a todos estos paracaidístas devenidos en estos últimos meses al "sedevacantismo" los hay de muchos colores, entre ellos contamos a los desilucionados por el coqueteo de Jorge Bergoglio con los Protestantes, Judíos y Musulmanes, como si Ratzinger, Wojtila y Montini no lo hubiesen hecho antes, estos nuevos "sedevacantistas" creen que solo Bergoglio es hereje formal y material y por lo tanto no es papa, pero los muy incautos "ignorantes en la cuestión" aceptan la misa nueva y los sacramentos dados con el nuevo ritual inválido e ilegítimo de Paulo VI. Los Católicos fieles creemos firmemente que el último Papa de la Iglesia Católica Apostólica Romana fue S.S Pío XII y que de allí por defecto y consecuencia de la Grana Apostasía ha cesado la institución del cónclave y cualquier iniciativa al respecto, solo será una delirante intentona.

martes, 29 de mayo de 2012

A MANERA DE DECLARACIÓN Y PRINCIPIOS DOCTRINALES

Queridos Lectores y Visitantes:
En entradas anteriores de este blog hemos venido tocando el tema de la “sede vacante pontificia”, la Apostasía reinante y la vida de la Iglesia  Católica en la diáspora.
Ahora y con esta declaración que transcribimos abajo, queremos dejar plasmado nuestro pensamiento frente a la gran confusión reinante entre tantas posiciones “teológicas” que a manera dogmática creen tener la solución a la actual decadencia de la Fe.
Nosotros siguiendo los consejos de Sto. Tomás de Aquino y de Tomás de Kempis en su Imitación de Cristo, en donde nos exhortan a: “NO VER TANTO QUIÉN LO DICE, SINO MÁS BIEN LO QUE DICE”, hemos hecho nuestra una carta pastoral de un obispo que hace más de 20 años escribiera con motivo de uno más de los tantos desvaríos conclavistas. Si no ponemos el nombre del autor, es simplemente porque ya este Obispo está retirado del ejercicio episcopal y del ministerio sacerdotal. Esta Declaración tiene unas pequeñas modificaciones a manera de actualización, dado que durante 20 años mucha agua corrió debajo del puente.

12 comentarios:

  1. Valiente declaración padre, ya no quedan dudas!!!!! JUAN ROSI.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Me agrada mucho, particularmente me identifico con lo siguiente:
    "No queremos salvar a la Iglesia, al contrario, deseamos vivamente ser salvados por Ella, porque FUERA DE LA SANTA IGLESIA CATÓLICA, APOSTÓLICA Y ROMANA NO HAY SALVACIÓN PARA NADIE.
    Trabajamos y trabajaremos para restaurar en Cristo todas las cosas, pero no a cualquier precio, porque primero está el Honor de Dios y su Gloria."
    Javier

    ResponderEliminar
  4. Apoco padre, usted no viene con poco je-je, lo que escribe es doctrina dura y puede herir a mistongos católicos o a los curroscatolicos que desean un papa para seguir confundiendo. Demás esta decirles que los felicito y que vemos en ustedes unas guias en este mundo alejad de Dios.
    Mariela Gomez

    ResponderEliminar
  5. Gracias Padre Mauricio por tanta claridad doctrinal y práctica.Ambas hacen que la mentira se repliegue,y la verdad de Dios Trinitario resplandezca en el desierto. La precariedad personal no decide el contenido semántico de la FE. Es éste el que triunfa contra esa precariedad misteriosa en su frágil coyuntura humana.No hay virtud más excelsa que combatir contra el Anticristo y su reino,ninguna obra vale tanto como la que lo enfrenta y lo configura en sus nítidos trazos demoníacos. Y eso ya no es obra nuestra,es precisamente OBRA DE LA FE. Mario Venerandi.

    ResponderEliminar
  6. Pedido de ubicación:
    Yo conozco al obispo autor de esa carta y hace años que perdí sus huellas. alguien sabe algo de él? Me dijeron que se hizo ermitaño. Otro me dijo que se fue del país y vive con unos medio monjes medio soldados con juramento de martirio enunas montañas.
    agradecería referencias.
    Marcos Solano-García

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. marcos solano garcia:¿¿a que obispo se refiere?? ¿y que carta?
      El Anacoreta

      Eliminar
  7. Excelente!
    El Anacoreta

    ResponderEliminar
  8. LOS FELICITO PADRES DE LA SOCIEDAD SAN LUIS REY, COMPLETAMENTE DE ACUERDO CON LA DECLARACION DE PRINCIPIOS, YA ESTAMO RE-PODRIDOS DE PUSILÁNIMES E INFILTRADOS EN EL VERDADERO CATOLICISMO Y TERCERA O CUARTA ESCUELA LEFEBVRISTA, APARTE NI LEFEBVR FUE OBISPO VERDADERO YA QUE FUE HECHO POR EL MASON LIENART Y POR LO TANTO NUINGUNO DE SUS "ORDENADOS" SERIAN CURAS, ENTRE ELLOS EL AUTOR D ELA CARTA.
    ALEJANDRA MARÍA

    ResponderEliminar
  9. Padre muy bien por usted que se despegue de esos improvisados que busca un Papa y que serían ellos porsupuesto, mejor que no les de mucha bola y que publicamente se haya desentendido,e sa gente no sirve... tírele un poco de ruda asi no se le acercan ja-ja...
    Martin Gonzalez

    ResponderEliminar
  10. Para Fernando "el anacoreta": La carta a la que me refiero es la que publica el padre y yo la tengo íntegray sin las añadiduras y con las frases que ahí no están, y es la que escribió en su boletín el obispo del que se hace referencia... y yo estoy buscando hace años.
    Marcos

    ResponderEliminar
  11. Padre yo que usted no publicaría los comentarios con tinte de chisme; todos entendimos bien -porque usted lo aclaró- de que la carta no era suya sino de un obispo que ya no ejerce su ministerio, por lo tanto no hay deshonestidad de su parte, también entndimos los lectores que usted le quito algo y le agregó algunas actualizaciones dado que dicha cart tiene cerca de 20 años. Como le digo padre la gente se interesa por quien lo dijo y que vida lleva ahora, cosa que sabemos bien a usted no le importa, pero a muchos "cristianos tradicionalistas" si le interesa esa clase de puteríos, no conteste ni publique más es por su bienestar emocional ja-ja.
    Mariela Gomez

    ResponderEliminar