BIENVENIDOS

¿Es la primera vez que visita nuestro blog? Entonces ¡Sea usted muy bienvenido! Este es un blog netamente religioso, dónde publicamos todas las actividades de Nuestra Sociedad Religiosa y algunas noticias de la Iglesia en general.

Is it this the first time visiting our blog? You are very Welcome! This is a religious blog in where we publish all our Religious Society activities and some news from the Church in general.

jueves, 23 de octubre de 2014

DIOS DE LOS CORAZONES SUBLIME REDENTOR, DOMINA LAS NACIONES Y MUÉSTRALES TU AMOR! ... HIMNO OFICIAL DEL CONGRESO EUCARÍSTICO INTERNACIONAL DE BS.AS. EN EL AÑO 1934 De él participaron entre otros Don Luis Orione y el Legado Pontificio del Papa Pío XI, el entonces Cardenal Pacelli, luego Pío XII. Buenos Aires tiene en su historia un día divino, como no lo tiene ninguna otra ciudad. La cuidadosa preparación espiritual del XXXII Congreso Eucarístico Internacional que durante dos años trabajó el corazón de este pueblo, fructificó en la esplendorosa primavera de 1934. ¡Dios de los corazones sublime Redentor, domina las naciones y enséñales tu amor! Señor Jesucristo que en la última Pascua, tu Sangre divina diste antes de darla: tu Cuerpo y tu Sangre deseamos con ansias... ¡En donde está el cuerpo se juntan las águilas! Es tuyo este pueblo de muchas estirpes, pues Tú renovaste sus fuerzas viriles: Es de Ella y es tuyo, lo guarda la Virgen, llegada en carreta por campos humildes. Conocen tu nombre, la urbe y el río, la línea que es Pampa y el germen que es trigo... y cálidas notas de timbre argentino saludan tu hechura de Dios escondido. Pasearon el Corpus por nuestros solares los hombres que luego fundaron ciudades. Y abrieron los surcos para los trigales... (Espigas dan hostias y leños altares). Antes que el arado rompiera la costra de la tierra virgen se elevó la Forma... ¡Bandera tu Cuerpo fue en la azul atmósfera! ¡Y el cáliz dorado fue el sol de la gloria! Manso Rey que sellas la tierra argentina con el sello blanco de la Eucaristía: La Patria se aroma de incienso de Misa, tú rozas los labios y alientas las vidas. En torno a tu mesa cien pueblos y razas, nutrió de infinitos tu oculta sustancia... Pequeñez inmensa que multiplicada es pan para el hambre de todas las almas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario