BIENVENIDOS

¿Es la primera vez que visita nuestro blog? Entonces ¡Sea usted muy bienvenido! Este es un blog netamente religioso, dónde publicamos todas las actividades de Nuestra Sociedad Religiosa y algunas noticias de la Iglesia en general.

Is it this the first time visiting our blog? You are very Welcome! This is a religious blog in where we publish all our Religious Society activities and some news from the Church in general.

jueves, 27 de noviembre de 2014

CUARTO JUEVES DE NOVIEMBRE SE CELEBRA EN USA EL DÍA DE ACCIÓN DE GRACIAS -Thanksgiving Day-



El día de Acción de Gracias en América del Norte tiene sus orígenes en una mezcla de tradiciones europeas y aborígenes. En Europa, los festivales se llevaban a cabo antes y después de los ciclos de cosecha para agradecer por una buena cosecha, y para celebrar después del duro trabajo junto con el resto de la comunidad. Los nativos americanos también celebraban el final de la cosecha. Cuando los europeos llegaron a lo que sería América por primera vez, llevaron sus propias tradiciones (fiestas de la cosecha) desde su continente, celebrando el final de su viaje, la paz y la buena cosecha. Aunque los orígenes del día de Acción de Gracias son similares en Canadá y en los Estados Unidos, los estadounidenses no suelen celebrar las contribuciones hechas en Plymouth, Massachusetts, mientras que los canadienses no celebran las contribuciones en la isla de Terranova.

En los Estados Unidos, la tradición moderna del día de Acción de Gracias tiene sus orígenes en el año 1621, en una celebración en Plymouth, en el actual estado de Massachusetts. También existen evidencias de que los exploradores españoles en Texas realizaron celebraciones en el continente con anterioridad en 1598, y fiestas de agradecimiento en la colonia de Virginia. La fiesta en 1621 se celebró en agradecimiento por una buena cosecha. En los años posteriores, la tradición continuó con los líderes civiles tales como el gobernador William Bradford, quien planeó celebrar el día y ayudar en 1623. Dado que al principio la colonia de Plymouth no tenía suficiente comida para alimentar a la mitad de los 102 colonos, los nativos de la tribu Wampanoag ayudaron a los peregrinos dándoles semillas y enseñándoles a pescar. La práctica de llevar a cabo un festival de la cosecha como éste no se volvió una tradición regular en Nueva Inglaterra hasta finales de la década de 1660.

Las imágenes corresponden a la Sta. Misa celebrada por el Padre Emilio Fattore Capellán de la Iglesia Inmaculado Corazón de María en Tampa Fl, y posteriormente el tradicional almuerzo en casa de unos fieles y amigos de Nuestra Sociedad Religiosa.






miércoles, 26 de noviembre de 2014

DON ORIONE, UN HOMBRE DE DIOS Y SACERDOTE EJEMPLAR

Don Orione celebrando la Misa

Don Luis Orione fue un sacerdote todo de Dios y todo de los hombres. Dedicó su vida entera a amar y servir al Señor en los más humildes, en los más pobres y desposeídos. "Sólo la caridad salvará al mundo" fue la convicción que marcó su vida; una caridad necesaria y urgente para "llenar los surcos que el odio y el egoísmo han abierto en la tierra". Esta convicción lo llevó a fundar la Pequeña Obra de la Divina Providencia (1903), congregación que se extendió en su Italia natal y en tierras de misión, entre ellas Argentina. Don Orione visitó por primera vez nuestro país entre 1921 y 1922, oportunidad en la que funda la comunidad orionita de Victoria (Buenos Aires).
En 1934 regresa a la Argentina y durante tres años desarrolla una incansable tarea apostólica, pastoral y social. En 1935 funda el Pequeño Cottolengo Argentino en Claypole y la sociedad ya reconoce en él al "Apóstol de la caridad".

Algunos datos biográficos

1872 - 23 de junio: nace en Pontecurone (Italia) y al día siguiente es bautizado.

1885 - 4 de septiembre: ingresa al convento franciscano de Voghera, de donde saldrá al año siguiente a causa de una grave enfermedad.

1886 - 4 de octubre: entra al Oratorio de Valdocco, allí conoce a Don Bosco.

1889 - 16 de octubre: ingresa en el Seminario de Tortona.

1892 - 3 de julio: inaugura el Oratorio "San Luis", como fruto de su actividad entre los niños y jóvenes.

1893 - 15 de octubre: abre un pequeño colegio en el barrio San Bernardino.

1895 - 13 de abril: es ordenado Sacerdote.

1899 - 30 de julio: impone los hábitos a los primeros Ermitaños de la Divina Providencia.

1903 - 21 de marzo: su obispo, Monseñor Bandi, le concede la aprobación diocesana a su obra.

1909 - 4 de enero: viaja a Sicilia para ayudar a las víctimas del terremoto de Messina; más tarde es nombrado por el Papa Pío X como Vicario General de esa diócesis.

1912 - 19 de abril: emite los votos perpetuos en manos del Papa San Pio X.

1913 - diciembre: parten los primeros misioneros para Brasil.

1915 - 29 de junio: funda la congregación de las Pequeñas Hermanas de la Caridad, y abre el primer Pequeño Cottolengo en Ameno (Italia).

1921 - 13 de noviembre: llega por primera vez a Argentina, procedente de Brasil, y acepta una iglesia en Victoria en la que encuentra una imagen de la Virgen de la Guardia.

1922 - 12 de febrero: inaugura oficialmente en Victoria la primer casa en Argentina.

1922 - 4 de julio: regresa a Italia.

1924 - 19 de marzo: funda el Pequeño Cottolengo genovés.

1931 - 29 de agosto: inaugura el Santuario de la Virgen de la Guardia en Tortona.

1934 - 24 de septiembre: llega por segunda vez a Argentina, en ocasión del Congreso Eucarístico Internacional, en compañía del Legado Papal, Eugenio Pacelli, luego Pío XII.

1935 - 28 de abril: coloca la piedra fundamental del Pequeño Cottolengo Argentino en Claypole.

1937 - 24 de agosto: regresa a Italia.

1940 - 8 de marzo: pronuncia sus ultimas "Buenas Noches" en la Casa Madre.

1940 - 9 de marzo: sale para San Remo.

1940 - 12 de marzo: última Santa Misa y último telegrama al Papa. A las 22:45 muere.

1965 - 10 de marzo: el cuerpo de Don Orione es descubierto y hallado incorrupto.

martes, 25 de noviembre de 2014

LA NUEVA ORACIÓN DEL FARISEO



Publicación de una revista
literaria de Cartagena, Es­paña
- Septiembre de 1968.
Tomado de Revista JAUJA
N° 25-26-27, Marzo 1969.



SEÑOR: Aquí nos tienes, de pie y a la vanguardia de tu Iglesia. Somos los practicantes del catolicismo auténtico, el impoluto, el primi­tivo, renacido con el post-Concilio Vaticano II.
SEÑOR: Gracias te damos porque nosotros no somos como esos católicos miopes, cerrados, inquisitoriales y supersticiosos que todavía nos rodean postrados y sumidos a la tradición caduca, y a las Jerar­quías perimidas. Nosotros somos los que ahora sabemos solo del "Cristo Cósmico”, el que junta y mezcla a todos los hombres, sea cual fuere su fe y su ideología.

lunes, 10 de noviembre de 2014

EL FALSO PAPA REINANTE (por el Dr. Carlos A. Disandro)

Un Sexteto de Apóstatas

Queridos Lectores y visitantes, deseamos compartir con ustedes esta interesantísima y actualísima editorial de la Revista “HOSTERÍA VOLANTE” dirigida por el Dr. Carlos Disandro y que fuera publicado en dicha revista Nº 27 del Julio de 1971.

Hemos de notar la claridad doctrinaria de este filósofo y el sentido profético de sus escritos, ya que a más de cuarenta años sus escritos conservan plena vigencia en el mar de apostasía y herejía judeocristiana reinante. Por último queremos aclararles y aclarar especialmente a nuestros lectores, fieles y amigos hipercríticos que no somos “DISANDRISTAS” 1º porque el Dr. Disandro –desgraciadamente- no ha dejado ninguna escuela, 2º porque tenemos entendido que él no pretendía semejante cosa, por el contrario siempre exhortaba a que se estudiara y que se regresara a las fuentes, esto es los Evangelio y a los Santos Padres.
Continuar leyendo:
http://verdadcatolica.blogspot.com.ar/2015/03/el-falso-papa-reinante-por-el-dr-carlos.html

lunes, 3 de noviembre de 2014

CONMEMORACIÓN DE LOS FIELES DIFUNTOS. (La conmemoración del 2 de noviembre si cae en domingo se traslada al lunes 3)



Después la Iglesia de regocijarse con aquellos de sus hijos que han llegado a la gloria del cielo, ora hoy la Iglesia por aquellos otros que esperan, en los sufrimientos purificadores del purgatorio, el día en que podrán reunirse en la asamblea de los santos. Nunca como ahora se afirma en la Liturgia de una manera tan impresionante la unidad misteriosa que existe entre la Iglesia Triunfante, la Iglesia Militante y la Iglesia Purgante; y nunca tampoco se cumple de una manera tan palpable el doble deber de caridad y de justicia, que se deduce para cada uno de los cristianos de su incorporación al cuerpo místico de Cristo. En virtud del dogma tan consolador de la Comunión de los Santos, pueden aplicarse a los unos los méritos y sufrimientos que los otros por la oración de la Iglesia, quien, mediante la Santa Misa, las Indulgencias, las limosnas y los sacrificios de sus hijos, ofrece a Dios los méritos sobreabundantes de Cristo y de sus miembros.


La celebración de la Santa Misa, sacrificio del Calvario renovado en nuestros altares, ha sido siempre para la Iglesia el medio principal de cumplir con respecto a los difuntos la gran ley de la caridad cristiana. Desde el siglo V encontramos ya misas de difuntos. Pero es a San Odilón, cuarto abad de Cluny, a quien se debe la conmemoración general de todos los fieles difuntos. Él la instituyo en el año 998 y la hizo celebrar el día siguiente a la fiesta de Todos los Santos. Muy pronto se extendió la costumbre a toda la Iglesia.

Todos los días, en el corazón mismo del Canon de la Misa, en un memento especial en que se evoca el recuerdo de los que se han dormido en el Señor, suplica a Dios el sacerdote conceda a los difuntos la mansión de la felicidad, de la luz y de la paz. No hay, pues, misa alguna que no ore por ellos la Iglesia. Más hoy su pensamiento lo recuerda de una manera especial, con la preocupación maternal que no deja alma alguna en el Purgatorio sin socorros espirituales y de agruparlos a todos en una misma plegaria. Por un privilegio que el Papa Benedicto XV, antiguamente concedido por Benedicto XIV a España, Portugal y posesiones españolas y portuguesas de la América del Sur, que todos los sacerdotes puedan celebrar cada uno 3 misas en este día, privilegio que fue extendido a la Iglesia Universal, por motivo de la primera guerra mundial. La Iglesia aplica, para liberar a las almas del purgatorio, la ofrenda del Sacrificio de Cristo, del cual se saca continuamente, para todos los suyos, frutos infinitos de redención.

sábado, 1 de noviembre de 2014

SOLEMNIDAD DE TODOS LOS SANTOS




La Iglesia, que en el transcurso del año va celebrando una por una las fiestas de sus santos, los reúne hoy a todos en una fiesta común. Además de los que puede llamar con su nombre, evoca en una grandiosa visión a toda una muchedumbre incontable de Santos “de todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas, de pie ante el trono y ante el Cordero, revestidos de blancas vestiduras y con palmas en la mano”, que aclaman al que con su sangre los ha rescatado.
La fiesta de Todos los Santos ha de colmarnos de una gran esperanza. Entre los santos del cielo hay algunos a quienes hemos conocido. Todos han vivido en la tierra una vida semejante a la nuestra. Bautizados, marcados con el sello de la fe, fieles a las enseñanzas de Cristo, nos han precedido en la patria celestial y nos invitan a reunirnos con ellos. El Evangelio de las bienaventuranzas, al mismo tiempo que proclama su felicidad, nos muestra el camino que han seguido; no hay, ciertamente, ningún otro que nos lleve a donde ellos están.
La “conmemoración de todos los Santos” se comenzó a celebrar en Oriente. En el siglo VIII se la encuentra ya en Occidente en diversas fechas. El martirologio roma elogia al Papa Gregorio IV por haberla extendido a toda la cristiandad; parece, sin embargo, que el Papa Gregorio III le había precedido en esta decisión. Por otra parte, en Roma, se celebraba ya el 13 de mayo la dedicación de la basílica de Santa María la Mayor y de todos los mártires; es decir, del Panteón, templo de Agripa, dedicado a todos los dioses del paganismo, al cual había hecho trasladar el papa Bonifacio IV numerosas osamentas de las catacumbas. El papa Gregorio VII trasladó el aniversario de esta dedicación a l 1 de noviembre.

•ORACIÓN•
Omnipotente y sempiterno Dios, que nos has dado celebrar en una misma solemnidad los méritos de todos tus santos; te rogamos, por la intercesión multiplicada de los mismos, nos concedas la anhelada abundancia de tu perdón. Por Cristo Nuestro Señor.
Amen.
Sta. Misa celebrada  por el P. Gustavo Peña en la Solemnidad de Todos Los Santos