BIENVENIDOS

¿Es la primera vez que visita nuestro blog? Entonces ¡Sea usted muy bienvenido! Este es un blog netamente religioso, dónde publicamos todas las actividades de Nuestra Sociedad Religiosa y algunas noticias de la Iglesia en general.

Is it this the first time visiting our blog? You are very Welcome! This is a religious blog in where we publish all our Religious Society activities and some news from the Church in general.

miércoles, 19 de octubre de 2011

EL STO. BAUTISMO EN EL CATECISMO MAYOR DE SAN PÍO X, DEL 15 DE JULIO DE 1905



1º.- Naturaleza y efectos del Bautismo552.- ¿Qué es el sacramento del Bautismo? - El Bautismo es un sacramento por el cual renacemos a la gracia de Dios y nos hacemos cristianos.
553.- ¿Cuáles son los efectos del sacramento del Bautismo? - El Sacramento del Bautismo confiere la primera gracia santificante, por la que se perdona el pecado original, y también los actuales, si los hay; remite toda la pena por ellos debida; imprime el carácter de cristianos; nos hace hijos de Dios, miembros de la Iglesia y herederos de la gloria y nos habilita para recibir los demás sacramentos. (CONTINIE LEYENDO ESTE ARTICULO:)
http://verdadcatolica.blogspot.com.ar/2012/12/el-sto-bautismo-en-el-catecismo-mayor.html

5 comentarios:

  1. en el catecismo de San Pio X habla de tres formas de Bautismo pero creo que se aclara en que circunstancias solo se pueden producir , si pueden ampliar un poco mas ese punto por favor , porque leo en lagunos blogs, que se llaman hasta herejes unos a otros segun lo que cada uno opine sobre este punto doctrinal gracias ,Maria del Carmen

    ResponderEliminar
  2. Bautismo de deseoTambién llamado bautismo de caridad. Según algunos teólogos y, dada la necesidad del bautismo para la salvación, los catecúmenos o aquellas personas que querían recibir el bautismo y que han muerto, alcanzarían la salvación en virtud de este bautismo de deseo.

    Un ejemplo son aquellos mártires que fueron ejecutados antes de ser bautizados. Esos mártires están bautizados "por el deseo".

    [editar] Bautismo de sangreIgualmente, el bautismo de sangre implica la aceptación de la muerte por amor a la Iglesia o para defender una virtud cristiana por parte de un no bautizado. Esta se da cuando una persona no bautizada soporta pacientemente la muerte violenta por haber confesado la fe cristiana o practica las virtudes cristianas. "A todo aquel que me confiese delante de los hombres, yo también le confesare delante e mi Padre que esta en los cielos" (Mt. 10,36); EL que perdiere su vida por mi y por el evangelio la encontrará" (Mt. 10,39.

    [editar] Bautismo "in voto"Ya San Agustín, reflexionando sobre el caso del buen ladrón, reconoce que se dan circunstancias en las que se puede recibir el efecto del bautismo sin la recepción del sacramento. Inocencio III, apelando a la autoridad de San Agustín, que en La ciudad de Dios habla del "bautismo invisible", admitió como posibilidad que se reciba el efecto del bautismo sin que haya precedido la administración del sacramento. Y propuso como norma canónica, y por lo tanto como práctica para la Iglesia, el principio establecido por San Agustín: “Dios computa por hecho aquello que queriendo hacerlo no ha sido posible hacerlo”. Con esta determinación quedó establecido a nivel teórico el principio para que llegara a ser doctrina común en la Iglesia la posibilidad del sacramento in voto.

    Pero quien introdujo este tema en la literatura teológica fue Pedro Lombardo, y lo incorporó al formular una serie de preguntas sobre cuándo se reciben conjuntamente el sacramento y el efecto del sacramento (sacramentum et res sacramenti), cuándo se recibe solamente el signo sacramental pero sin el efecto (sacramentum et non res sacramenti) y, por último, cuándo se recibe el efecto del sacramento sin que se haya recibido el signo sacramental (res et non sacramenti). En las respuestas admite la posibilidad de recibir el efecto sin la recepción previa del signo, lo cual equivale a recibir el sacramento en voto. Y lo aplica a dos circunstancias. La primera es la de quien confiesa la fe derramando la sangre en el martirio, confesión que se le computa como un acto de justificación plena de todos sus pecados. La segunda es la de quien confiesa su fe sin el martirio porque no lo ha podido recibir.

    Dando un paso adelante, Santo Tomás desarrolla la cuestión diciendo que hay tres tipos de bautismo: de agua, de sangre y de penitencia. Al argumentar sobre el bautismo de sangre, recuerda que el bautismo recibe su eficacia de la Pasión de Cristo, con la que se configura quien recibe el efecto del sacramento; y como quien sufre el martirio queda también configurado con dicha Pasión, ha recibido el mismo efecto como si se hubiera bautizado. Otro caso similar es el efecto otorgado por el acto de penitencia y de amor a Dios hecho bajo la moción del Espíritu Santo por quien no puede recibir de hecho el bautismo. A esto le llama Santo Tomás bautismo de penitencia, y le reconoce el mismo efecto santificante que el bautismo sacramental. Y el Santo vuelve sobre el tema cuando se pregunta directamente si alguien puede salvarse sin recibir el bautismo, por haberle sorprendido la muerte inopinadamente. Y contesta: “Éste puede conseguir la salvación sin el bautismo de hecho, por el deseo del bautismo, un deseo que procede de la fe que actúa por la caridad, por la que el hombre es santificado interiormente por Dios, cuyo poder no está limitado a los sacramentos”.

    ResponderEliminar
  3. Hay por ahí algunos grupos que, por aquello de que en internet escribe cualquiera, tienen una cruzada contra el bautismo de deseo, asegurando que cualquiera que crea en él es un hereje (como mínimo).

    Comentan en Santa Iglesia Militante:

    "Existe algún sector del sedevacantismo que niega el llamado “bautismo de deseo”. No lo hacen a modo de opinión ni de tesis, sino como un superdogma que acaban de redescubrir. Tienen buena presencia en internet y atraen la atención de muchos, encandilados por la presunta ultra-ortodoxia de la que se jactan. Tengo amigos, alguno de ellos no sedevacantistas, que se han visto perturbados o que han tenido el impulso de adherir –algunos lo han hecho- a este “descubrimiento de la ortodoxia”. Descubrimiento obsesivo, ansioso, monotemático, de tufillo sectario. Claro que para negar el bautismo de deseo –negación sobre la que giran sus existencias y apostolados-, han tenido que cortar gran parte de la Tradición de la Iglesia".

    Aquí hay una recopilación en apoyo de esta forma del sacramento del bautismo. No pongo la fuente original porque por lo demás es una locura (es un sitio sedevacantista donde todos los comentarios son sedevacantistas lanzándose anatemas entre ellos), pero la verdad es la verdad la diga Agamenón o su porquero.
    HISPANISMO

    ResponderEliminar
  4. El bautismo de deseo, fundamento contra desvaríos
    Da igual de dónde esté tomado. La verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero, como dice Donoso. Y a todos esos testimonios de santos, grandes teólogos y papas preconcialiares, yo añado el Buen Ladrón, al que Cristo prometió el Paraíso. ¿Cuándo diantres se bautizó el Buen Ladrón? Dios es justo. Un adulto que tiene uso de razón y más conciencia de lo que es conocer a Cristo y no tiene otra oportunidad pero desea ardientemente el bautismo merece algo más que el Limbo, ¿no?
    HISPANISMO

    ResponderEliminar
  5. gracias es extensa y fundamentada la aclaracion, deseo que muchos la lean y les habra las entendederas.Maria del Carmen

    ResponderEliminar