BIENVENIDOS

¿Es la primera vez que visita nuestro blog? Entonces ¡Sea usted muy bienvenido! Este es un blog netamente religioso, dónde publicamos todas las actividades de Nuestra Sociedad Religiosa y algunas noticias de la Iglesia en general.

Is it this the first time visiting our blog? You are very Welcome! This is a religious blog in where we publish all our Religious Society activities and some news from the Church in general.

lunes, 1 de diciembre de 2014

DOMINGO 1º DE ADVIENTO - BREVE REFLEXIÓN -



Por el Rev. Padre: Gustavo Peña

Queridos lectores, amigos y fieles:

En este 1º Domingo de Adviento el Evangelio de San Lucas nos propone para meditar sobre: la “Incertidumbre del Tiempo y la Brevedad de la Vida”.
El relato de este evangelio es muy parecido, casi idéntico, al de San Mateo que escuchábamos el domingo pasado.
Estos evangelios nos advierten, lo que dijo Nuestro Señor, sobre el Fin de los Tiempos.
No por casualidad, la Iglesia, ha querido poner estos evangelios; uno al final, y el otro al comienzo, del Ciclo Litúrgico; justamente para hacernos comprender la incertidumbre del tiempo y la brevedad de la vida.

INCERTIDUMBRE DEL TIEMPO

“El cielo y la tierra pasarán”, dice Nuestro Señor.
Qué desgraciada será la persona que al final de su vida se da cuenta que puso su corazón y su tesoro aquí en la tierra.
No seamos necios en poner y fijar nuestras esperanzas en este mundo, como si este mundo fuera a durar eternamente.
Este mundo no es nuestra morada perpetua; es el Cielo, es allí donde debemos poner todo nuestro corazón y tesoro.

BREVEDAD DE LA VIDA

Nuestra vida es como una barca, que navega por las aguas de este mundo, y a veces parece hundirse.
Nuestro Señor Jesucristo viene en nuestro auxilio, y para salvarnos nos da la soga de su Redención; pero para ello debemos sacar de la barca de nuestro corazón, todo aquello que nos es innecesario; todo lo que hace peso en nuestra vida: las preocupaciones, los negocios, los defectos y vicios, los placeres, etc.; para poder llegar al puerto seguro que es el Cielo.
Y este tiempo de Adviento, que la Iglesia ha dispuesto en cuatro semanas, en preparación para la Navidad, es para esto; es para preparar nuestro corazón a la venida de Nuestro Señor Jesucristo. Sacar todo aquello que nos impide llegar a Dios, para que Dios nazca en nuestro corazón y renueve nuestra vida.
Este es el tiempo propicio para la conversión, para el arrepentimiento, para hacer obras buenas y así obtener un tesoro en el Cielo.
Pidamos a Dios, por medio de la Santísima Virgen, que nos conceda la Gracia de la Conversión, de nuestra vida, y de la Perseverancia Final en este tiempo de incertidumbre.

+ AVE MARÍA PURÍSIMA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada